Revestimientos en piedra – ¡Renueva tu fachada!

Irene M.Tutor Irene M.Tutor
Google+
Loading admin actions …

La fachada exterior juega un papel muy importante en la imagen que nuestra casa da de nosotros, ya no solo por su mejor o peor mantenimiento, sino también por el diseño más o menos cuidado que refleje. En la mayoría de los casos, no nos percatamos de esa importancia hasta que tenemos que hacer frente a una reforma obligada causada por distintos desperfectos en la misma, pero lo cierto es que una renovación sencilla basada en la incorporación de algunos detalles decorativos pueden dar un completo lavado de imagen a nuestra casa. 

Es cierto que existen multitud de distintos materiales para el revestimiento de fachada entre los que elegir, pero desde homify queremos acercarte un clásico con tintes muy actuales; la piedra. 

Aporta un toque de distinción empleando piedra natural o renueva la imagen de tu fachada a un precio asequible gracias a la piedra artificial, te damos todas las claves.

¿Puedo personalizar mi fachada con un revestimiento de piedra?

Proyectos de Arquitectura, Decoración Y Construcción de Villas de lujo: Casas de estilo moderno de Architect Hugo Castro  - HC Estudio  Arquitectura y Decoración
Architect Hugo Castro  – HC Estudio  Arquitectura y Decoración

Proyectos de Arquitectura, Decoración Y Construcción de Villas de lujo

Architect Hugo Castro - HC Estudio Arquitectura y Decoración

Actualmente, los revestimientos en piedra han dejado de ser un elemento decorativo de interior para pasar a emplearse en los exteriores de viviendas y edificios, hasta el punto de utilizarse como recurso para aportar un carácter más actual y moderno a la imagen del edificio.

La variedad de piedras que se pueden usar para revestir fachadas es muy amplia. En general, deben ser materiales que resistan muy bien a las variaciones meteorológicas, así como garantizar una gran perdurabilidad en el tiempo, ya que al estar situados en la fachada exterior estos no pueden ser cambiados cada poco tiempo, por el esfuerzo y dinero que ello conlleva.

Por otro lado, el revestimiento en piedra cuenta con una ventaja añadida y es que se trata de un material que no se deteriora fácilmente ni pierde color o calidad con el paso del tiempo. Además podemos aplicarlo solo ha zonas concretas e de la superficie con el fin de crear diseños más personales. Este precioso diseño de Hugo Castro Arquitecto utiliza el revestimiento de piedra en solo uno de los módulos para romper así la uniformidad de la fachada. 

¿Cuál es el estilo que más me conviene?

Casas de estilo moderno de ARQUIHOUSE
ARQUIHOUSE

Modelo ELEGANCE

ARQUIHOUSE

Antes de lanzarnos a la reforma de nuestra fachada, conviene saber que existen distintos procedimientos para instalar los revestimientos de piedra en nuestra fachada, en concreto dos métodos distintos basados en la incorporación de aire. 

La primera de ellas consiste en adherir las placas de piedra directamente sobre el muro de la fachada por medio de una mezcla de cemento, para después añadir unas grapas de sujeción que le dan firmeza al revestimiento.

La segunda opción de colocación es mediante el sistema de fachada ventilada, en el que la capa soporte -que es el muro de la fachada en sí- y la capa de material de revestimiento, va despegada del muro dejando entre medio una cámara de aire. Dentro de la cámara de aire se coloca un aislante que mejora las condiciones interiores de nuestro hogar, llegando a aumentar hasta en un 20% la eficiencia energética de nuestra vivienda, lo que nos ayudará a reducir nuestro consumo global.

¿Qué tipo de piedra escojo?

El uso de la piedra en la construcción viene desde muchos años atrás y parece haber estado siempre ligado de una u otra manera a nuestros hogares, ya sea como revestimiento, en la propia edificación o en la decoración de interiores. Si bien es cierto que en los últimos años han sufrido un retroceso en pos de las innovaciones en el uso de materiales, es verdad que las empresas dedicadas a su instalación han adoptado en los últimos años soluciones tecnológicas para dotar a este material de propiedades avanzadas en cuanto a manipulación de las cargas, ajustes y rapidez de instalación.

Por un lado podemos encontrar revestimientos de piedra artificial, más ligeros y con un acabado muy similar a los diseños convencionales, tanto en forma color como textura. Una ventaja de este tipo de revestimiento con piedra artificial es que puede instalarse en alturas debido a su peso ligero y no requieren de limpieza o mantenimiento.

En cuanto al aplique de piedras naturales, entre los tipos más empleados en fachadas se encuentran la cuarcita, distintos tipos de mármoles, granitos, pizarra, arenisca, y piedra caliza.

¿Qué dificultades puedo encontrar?

A la hora de revestir nuestra fachada en piedra, son tres los principales enemigos a los que nos tendremos que enfrentar; los problemas de humedad, las inclemencias del clima y las posibles manchas que puedan surgir en la piedra, desluciendo nuestra fachada. 

En el primero de los casos, el crecimiento de algas y musgo es uno de los efectos más llevaderos que puede originar la humedad constante, ya que este tipo de suciedad puede eliminarse fácilmente con limpiadores alcalinos basados en componentes con cloro activo. Sin embargo la eliminación del óxido causado por la humedad puede suponer un verdadero quebradero de cabeza. Tendremos que diferenciar entre baldosas de piedra que están colocadas libremente sobre gravilla o arena y baldosas que están fijadas de forma permanente con mortero o adhesivos.

En cuanto a la acción de la meteorología en nuestra fachada, la radiación ultravioleta, el mal tiempo y la lluvia ácida pueden causar daños en la superficie de la piedra, especialmente en materiales blandos como el mármol o la caliza, ya que perderán su brillo y algunos matices de color.

¿A cuánto puede ascender el coste?

Cuando nos enfrascamos en una reforma de la fachada sabemos de antemano que vamos a tener que hacer frente a un gasto extra que puede ser mayor o menor en función de las exigencias técnicas de nuestra fachada.

A grandes rasgos podemos limitar un presupuesto generalmente superará los 3.000 euros en la mayor parte de los casos, tratándose de un revestimiento de piedra, pero el gasto final dependerá casi en exclusiva de factores como la calidad de los materiales o la duración de la obra. 

En el caso de la piedra natural, una de sus desventajas es que el precio es mucho más elevado, dada la calidad y resistencia de los materiales, de ahí que la piedra artificial cada vez tome más terreno y se emplee con mas frecuencia como revestimiento de fachadas ya que resulta muy asequible, además de conseguir un resultado muy realista.

¿Qué técnica de sujeción de revestimiento puedo emplear?

Gracias a la evolución que han experimentado las técnicas de sujeción de los revestimientos de piedra natural, su uso está cada vez más extendido, de hecho, dependiendo de las particularidades de la zona en la que se instalen las placas se aconseja el utilizar distintas calidades y acabados, con más o menos aguante a la humedad, al sol o a las heladas.

Respecto a la colocación de la piedra natural en fachadas, y tal cómo adelantábamos, concurren dos modalidades fundamentales, sin cámara de aire, recomendada para paredes de poco altura, o la conocida como fachada ventilada.

El primero de los casos, aparte de la capa de mortero, el sistema precisa de unas grapas que sirven para asegurar mejor la estructura, mientras que los revestimientos con cámara de aire conllevan un proceso algo más complejo. Este sistema constituye una buena respuesta a las exigencias tanto técnicas como estéticas de nuestra casa ya que la estructura metálica a la que se fija la piedra va anclada al forjado del edificio, sobre los que se fija posteriormente la piedra mediante grapas metálicas. De ahí que su montaje sea rápido y sencillo.

¿Con cuál de estos diseños te quedas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!