Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

8 bancos para nuestro comedor

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Cada vez más, los bancos se están convirtiendo en un elemento clave de los comedores más trasgresores. Su origen fue la funcionalidad y el ahorro de espacio, puesto que permiten que se siente cómodamente más gente que en sillas. Sin embargo, los bancos son hoy una opción estética y moderna a la hora de amueblar nuestro comedor.

La horizontalidad de los bancos permite que las habitaciones se vean más alargadas y amplias. Además, dependiendo del modelo, pueden apilarse o guardarse bajo la mesa. 

Por otro lado, hoy en día existen una variedad de estilos que hará que, si lo deseamos, podamos poner un banco independientemente del diseño que tenga la habitación:  moderno, clásico o ecléctico.

Si queremos traer un pedacito de aire libre a nuestro comedor y sentirnos en casa como si estuviéramos haciendo un picnic en el parque (pero sin el engorro de los bichos), entonces deberíamos echarle un vistazo a estos ocho bancos de comedores

Un picnic muy chic

Comedores de estilo  de reditum  //  Möbel mit Vorleben
reditum  //  Möbel mit Vorleben

lignaro. // Ein geläufiger Tisch

reditum // Möbel mit Vorleben

Los bancos nacieron en los parques y aunque ahora hayan salido de ellos ¿por qué no honrar su uso original y destacar la funcionalidad, cuyo propósito llevó al banco a existir desde un principio? Los bancos tienen la licencia de albergar a tantas personas alrededor como sea necesario (dentro de sus límites, claro). 

En este modelo, el diseñador ha añadido respaldo a uno de los bancos; lo que acaba con una de las críticas más extendidas con respecto al banco.

Más que un banco

Seguimos hablando de funcionalidad en relación con los bancos, como demuestra este modelo en el que, además de sentarte, se puede utilizar para almacenar manteles, cubiertos, servilletas e incluso vajilla. Un modelo sencillo que no trata de llamar la atención, pero que si no estuviera ahí echaríamos de menos. 

Desapercibido

Comedores de estilo  de Marcante-Testa
Marcante-Testa

​THE TRUE WOLF WEARS HIS FUR INSIDE

Marcante-Testa

Si en el primer vistazo hemos sido incapaces de descubrir el banco en la fotografía, no nos asustemos ni pensemos que necesitamos una revisión oftalmológica. El diseñador ha sabido jugar con los blancos, en pared y mesa, para crear ese efecto óptico en el que el banco prácticamente desaparece. 

Sin embargo, ahí está. Dispuesto a acoger a aquel que quiera sentarse encima.

Aire retro

¿Una vuelta al pasado? ¿Una cena de estilo americano? Este banco acolchado gris carbón con cabecero a juego nos hace olvidar el origen campestre de este mueble. Tanto el diseño del banco como el de la propia habitación, con las rayas blancas y negras y el punto rojo de las sillas, nos recuerda a las clásicas películas de Hollywood donde los fotogramas coloreados estaban repletos de glamour y estilo.  

Una revisión del clásico

Una casa elegante y clásica también puede ser un lugar ideal para nuestros bancos de comedor. En esta foto, las sillas acolchadas y la lámpara plateada son un contrapunto perfecto a la mesa de madera y al banco, al que se le ha dado un punto acogedor y cálido con los cojines bordados. 

Minimalista

Comedores de estilo  de IQ Glass UK
IQ Glass UK

Dovercourt Road Extension

IQ Glass UK

El banco también puede ser extremadamente moderno. Es el caso de este diseño, donde la bancada se reduce a la línea recta, sin adornos ni detalles de ningún tipo. En combinación con el taburete y la mesa, el aspecto de este comedor es funcional y minimalista. Además los bancos pueden guardarse bajo la mesa, reduciendo los problemas de espacio si, por ejemplo, en una fiesta, nos decidiéramos a dar un cóctel de pie, en vez de sentarnos en torno a la mesa. 

Rústico

Si Blancanieves algún día se sentó a comer con los enanitos, seguro que lo hizo en un banco parecido a este. Salvaje y rústico, este conjunto entusiasmará a aquellos que sepan apreciar la belleza de un material noble como la madera. Sus irregularidades y sus vetas convierten esta pieza en algo único, un trabajo artesano que no tiene por qué ubicarse en el comedor de una casa rural, también puede ser el contraste necesario en una cocina moderna. 

Industrial

En este comedor de estilo industrial, nada mejor que un banco de origen industrial. No importan sus imperfecciones, ya que son marcas del tiempo. Este banco con patas de metal y plegables, es un clásico de los Biergarten alemanes que puede darle un toque muy internacional a tu comedor. 

Más ideas sobre cómo decorar nuestro comedor en el artículo: Claves para diseñar un comedor moderno en casa.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!