De ruina a SENSACIONAL casita de pueblo

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Las ruinas de una vieja casa de pueblo se van a convertir en una moderna y espectacular vivienda. Sin perder el aire rústico de las construcciones de piedra, este proyecto, que nos lleva hasta el país vecino, ha conseguido darle una vuelta al concepto rural y crear interiores donde lo viejo se mezcla con lo original dando como resultado una casa llena de encanto con un aire vacacional y tranquilo que nos hará sentirnos en el paraíso. 

¿Exageramos? A tenor de las fotografías que os adjuntamos de la casa antes de la reforma y de las imágenes que tenemos después, yo diría que no. Pero lo mejor es que lo juzgues tú mismo… ¡Empezamos!

Antes: una casa en ruinas

Este proyecto nos lleva muy cerca del bonito municipio de Sintra, muy cerca de Lisboa. A pocos kilómetros de sus casas de colores y sus edificios históricos, que le valieron el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1995, nos encontramos también algunas construcciones como esta. Totalmente derruida, parece imposible que pueda salir algo de este edificio.

Ahora: una bonita fachada

¿Qué queda de la vieja construcción de piedra? Pues mucho más de lo que a simple vista parece. Y es que las piedras con las que se ha construido la valla provienen precisamente de la antigua vivienda. Por lo demás, el diseño se ha renovado totalmente, creando una encantadora casa de dos plantas con un aire agradable y muy acogedor. 

Antes: un viejo ábside

La parte delantera de la casa es la que se encontraba más deteriorada. Sin embargo, al dar la vuelta a la casa nos encontramos algunas piezas que pueden ser aprovechadas a pesar de la situación precaria en la que se encuentran. La característica forma circular de este ábside va a ser transformado, dándole mucha personalidad a la vivienda renovada.

Ahora: un ábside aprovechado

Tras los trabajos de rehabilitación esta parte tan peculiar del edificio ha sido recuperada y luce así de bonita. La mampostería del muro ha sido totalmente reformada, aprovechando el material antiguo, pero reconstruyéndolo casi en su totalidad. 

¿Y dentro del ábside?

Si por fuera ese pequeño ábside era llamativo, por dentro sus formas redondeadas se integran totalmente al espacio que se ha habilitado tras sus muros. Se trata de una cocina muy especial que nos da una idea de lo que vamos a encontrarnos en esta casa. Un ambiente casi mediterráneo, con los muros encalados y el uso de madera que aportan un carácter marítimo y alegre a la vivienda.

Formas redondeadas

La curva de la pared se impone también en otros elementos de la vivienda. De forma orgánica la cocina da paso al comedor y de ahí al salón, con la única separación visual del pavimento, que pasa del cemento pulido a la madera. 

Por otro lado, nos encontramos una encimera de puntas redondeadas que va recorriendo el espacio, pasando de superficie de trabajo a mueble de la entrada o estantería. Las esquinas redondeadas también están presente en la mesa de comedor, cuyas patas también reproducen esa forma. De esta manera se consigue un interior más amable y cálido.

Un dormitorio lleno de encanto

Subimos a la planta superior para colarnos en la zona más íntima de la casa, los dormitorios. La imagen corresponde a la habitación principal y es innegable el aire romántico de la misma. Aquí, la línea curva ha dado paso a la recta, pero el resto de características siguen siendo las mismas que en la planta de abajo: techos de madera, esta vez abuhardillados, uso del blanco en las paredes y una decoración austera pero con mucha clase. 

Comunicación entre espacios

Seguimos recorriendo un espacio que se intercomunica en más de un punto. Así, la encimera nos guiaba de la cocina al salón, aunque lo cierto es que ambas están ya comunicadas, compartiendo tabiques encalados. La presencia de la chimenea no podía faltar en esta casa rural. 

Un baño rústico y moderno a la vez

Entramos ahora a uno de los cuartos de baño de la vivienda y lo que vemos no puede sino dejarnos con la boca abierta. Esta habitación es una buena muestra de cómo la decoración rústica puede convivir a la perfección con detalles más modernos y trasgresores, como la espectacular ducha revestida con un gresite con mucho glamour.

Los espacios exteriores

El dormitorio daba paso a un pequeño y acogedor balcón donde volvemos a encontrarnos los rasgos típicos de la construcción, todo ello acompañado de unas vistas de impresión. Pero este balcón no es el único rincón exterior que guarda la casa…

En lo más alto

En lo más alto de la vivienda encontramos esta espectacular terraza donde sobran las palabras. Un espacio mágico con el que poner punto final a este interesante recorrido por una vivienda rural en Portugal. 

Si quieres leer más sobre reformas en el pueblo no te pierdas el artículo La rehabilitación de una casa rural de piedra.

¿Qué te parece esta espectacular casa rural?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!