Una vieja cocina se transformó en un espacio moderno con poco dinero | homify

Una vieja cocina se transformó en un espacio moderno con poco dinero

Imanol Fernández Imanol Fernández
sistemarredi di anna cavezzali
Loading admin actions …

Es muy fácil reformar cualquier espacio de nuestro hogar si no tenemos limitaciones presupuestarias. Pero, ¿qué pasa si tenemos adaptar nuestros gustos y necesidades a un presupuesto muy ajustado? Probablemente tendremos que rompernos la cabeza para ver de qué prescindimos o de donde ahorrar algo de dinero.

Esto precisamente lo que le pasó a la pareja joven propietarios del apartamento que hoy visitamos. Tras la compra de la vivienda, querían reforma la cocina, pero el presupuesto con el que contaban era bastante ajustado. Aun así, consiguieron cambiar el aspecto de su cocina y convertirla en un espacio moderno, elegante y muy acogedor. ¿Quieres saber cómo lo hicieron?

Antes: un diseño rústico

Este era el aspecto inicial que presentaba la cocina: azulejos con un diseño y colores que estaban pasados de moda, con un cierto aire rústico, pero sin carácter y que no aportaba nada al conjunto de la cocina. Los armarios y los electrodomésticos tampoco ayudaban a mejorar la apariencia del lugar. En definitiva, se trataba de una cocina sin ningún encanto, poca funcionalidad y no apta para una pareja joven. El reto sería pues combinar funcionalidad con estilo para crear un espacio moderno sin gastarse mucho dinero.

Una combinación dificil

Aunque la vieja cocina contaba con bastante espacio para almacenar y guardar comida y utensilios, la verdad es que la encimera ser veía desordenada. Por eso no podemos imaginarnos a nadie entrando aquí y ponerse a cocinar, y menos aún mientras socializan con amigos y familiares. Seguramente los propietarios pensaron lo mismo y por eso vieron la necesidad de cambiar el aspecto de la cocina. Dejaron el trabajo en manos de expertos y esta es la propuesta que diseñaron.

Los expertos encargados de darle un nuevo aspecto a la cocina pensaron en crear un ambiente moderno, un espacio de líneas lisas y elegante, superficies limpias y un montón de armarios. Por supuesto, también tuvieron en cuenta la funcionalidad, razón por la cual planearon instalar una península en el centro de la cocina. Un lugar donde poder desayunar o comer algo rápidamente o utilizarlo como una superficie extra donde trabajar.

El diseño definitivo

Los clientes tenían muy claro lo que querían y, en cierto modo, ayudaron a los profesionales a diseñar el proyecto. Sin embargo, en vista de las limitaciones del presupuesto, había ciertas dificultades para llevar a cabo las expectativas de los propietarios. A pesar de esto, el nuevo diseño presenta un espacio más amplio, funcional y un aspecto más limpio. Los diseñadores propusieron también reorganizar algunos electrodomésticos, colocando el microondas encima del horno, dejando el fregadero lo más despejado posible.

Después: una cocina nueva

Hay que dar la enhorabuena al equipo de expertos que han transformado la antigua cocina rústica en una moderna y minimalista.  Azulejos grises en las paredes, armarios de madera laminada blancos, suelo con efecto piedra y una península de color gris conforman este nuevo ambiente. Un espacio tranquilo y elegante del que poder disfrutar mientras cocinan y socializan con las visitas.

¿Qué te parece el nuevo diseño de esta cocina?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain) HUGA ARQUITECTOS Casas de estilo rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!