Una selva en casa: romanticismo en verde

homify.es homify.es
Google+
Loading admin actions …

Aburridos de una casa vieja y oscura, con tan solo dos pequeñas ventanas en cada habitación, una pareja enamorada de lo verde y de la naturaleza tuvo una idea. Se les ocurrió diseñar esta vieja casa como si se tratase de un jardín. Aunque suene al comienzo de un cuento de hadas, es el principio del proyecto que os presentamos hoy en homify con la ayuda y la precisión del estudio italiano Orlandini Design SAS

Además de hacer realidad el sueño romántico de la pareja, los diseñadores consiguieron crear espacios funcionales, estancias luminosas y un interior muy vivo. Juzgad por vosotros mismos. 

Segundo nivel: el salón

Este espacio acoge la cocina, el comedor y el salón, además de la escalera que sube hacia el resto de los pisos. Plantas y flores, incluso un árbol, están colocadas por todos los rincones de la vivienda en este segundo nivel de la casa. La nueva distribución ha transformado el espacio en una estancia abierta donde la luz llega a todos los rincones. La escalera en espiral de color claro aporta elegancia con su presencia discreta y la sinuosa curva que realiza a esta altura de la vivienda. 

Una ventana de seis metros

En el lado oeste la vivienda limita con un parque, de ahí el árbol que vemos al otro lado de la ventana. Los inquilinos tenían muy claro que querían que su casa resplandeciera por la luz y deseaban conectarla al espacio verde que la rodea. Para ello se construyó esta enorme ventana de seis metros de alto que consigue introducir la naturaleza colindante en el interior de la vivienda. 

Varias alturas dentro de un espacio abierto

Como os contábamos antes, la escalera de caracol une todos los niveles de la casa que en total son tres: un piso con la zona de día, otro con el dormitorio y por último el sótano. Esta última habitación da cabida a todos los elementos que no quisieron mostrarse en el resto de los espacios. Así, el sótano acoge la zona de la lavandería y un pequeño gimnasio. 

Tercer nivel: el dormitorio

La disposición de los muebles y la división por plantas de la vivienda consigue que solamente los cuartos de baño necesiten puertas. Tras subir la escalera de caracol llegamos al dormitorio donde encontramos una cama de estilo japonés en un nuevo espacio diáfano. 

 El diseño de la casa-jardín favorece el uso de materiales naturales, quizá por eso, tanto en el piso de abajo como aquí arriba, las vigas vistas y las estructuras de madera están por todas partes.

De camino hacia el desván

Desde la cama observamos la habitación desde otra perspectiva. El último tramo de la hélice de la escalera aparece al lado de una escalinata metálica que sube hasta uno de los rincones más escondidos de la vivienda. Los inquilinos han colocado la zona de estudio en el altillo sobre el dormitorio. 

Última mirada

Antes de salir de la casa y pasar a un nuevo proyecto queremos que echéis un último vistazo por la ventana abierta de la pared de cristal. Esta barrera entre la casa y la vegetación circundante se vuelve muy ligera gracias a el vidrio y da la impresión de desaparecer creando un único espacio que combina interior y exterior. 

Si después de esta pequeña selva quieres echar un vistazo a otra casa increíble visita: Estilo rural reinventado: diseño ecléctico, no te defraudará. 

¿Qué parte de esta casa te gusta más? Nosotras no podemos decidirnos. 
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!