Cómo mantener tu casa caliente – ¡7 consejos geniales!

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

Ahora que llega el invierno recordamos lo importante que es tener la casa a buena temperatura y mantener ese calor durante todo el día, para encontrar el mejor refugio en nuestro hogar durante los días más gélidos del año. Pero la calefacción no es infalible; para tener la temperatura adecuada en casa no basta sólo con encenderla y olvidarnos, debemos seguir unas determinadas pautas para conseguir que la energía consumida en producir ese ansiado calor se realice de manera eficiente y llegue a caldear el ambiente de manera que se mantenga la llamada temperatura de confort (en torno a 21º C) durante todo el día. En este proceso interviene, por supuesto, el sistema de calefacción instalado, el tipo de energía suministrada y el estado en que se encuentra la propia instalación. Pero también, cuestiones que no son directamente parte de la instalación de calefacción, pero que ayudan a su eficacia, tales como los materiales de los muros del edificio, si tienen o no aislamiento, el tipo de ventanas y los cristales que tienen colocados. Todos estos factores pueden ayudar a optimizar el consumo sin ceder en comodidad. 

La decoración del hogar también ejerce un papel importante a la hora de lograr una temperatura adecuada en la vivienda: los materiales de revestimiento de suelos y paredes, los textiles utilizados en salas de estar y dormitorios, el uso de alfombras, etc. son factores con los que jugar para ello. Estas pequeñas cosas y nuestros hábitos personales resultan mucho más importantes de lo que imaginamos a la hora de tener una temperatura confortable y ahorrar dinero en calefacción durante el largo invierno que tenemos por delante. 

1- Revestimientos de madera

Salón casa de madera Natura Blu 111: Salones de estilo moderno de Casas Natura
Casas Natura

Salón casa de madera Natura Blu 111

Casas Natura

Cuando hablamos de renovar el pavimento de la vivienda nos “echamos a temblar’, pues nos vienen a la cabeza grandes gastos e incomodidades y tendemos siempre a posponerlo. Pero si estás pensando en renovar los pavimentos de la casa, colocar alguno de los tableros que utilizan la madera como materia prima, no sólo supondrá una renovación estética en el hogar sino que aumentará el confort térmico de la casa. 

Debes saber que este tipo de materiales han avanzado mucho y han experimentado importantes avances tecnológicos, encaminados también a facilitar su puesta en obra. La instalación de tarimas y otros tableros de madera es cada vez más rápida, sencilla y barata. Y podemos ir mucho más allá, utilizando materiales derivados de la madera en paredes o, incluso, techos, logrando así espacios más cálidos y con una apuesta estética integral y muy personal. 

2- Flujos de energía

Otra cuestión importante es separar ambientes que puedan tener diferentes temperaturas, pues evitaremos que el calor acumulado en una estancia se transfiera a otra más fría que no estamos utilizando. Debemos ser especialmente cuidadosos con las comunicaciones en altura, puesto que muchas veces se producen pérdidas de temperatura a través de la escalera, si las distintas plantas que éstas unen no tienen la misma temperatura y no están independizadas entre sí. También las divisiones entre espacios calefactados y espacios que no lo están deben garantizar que no se produzca un flujo de energía calorífica entre ellos.

3- Instalar un sistema de calefacción

Dormitorio en blanco para invitados: Dormitorios de estilo moderno de Markham Stagers
Markham Stagers

Dormitorio en blanco para invitados

Markham Stagers

Si vamos a instalar un sistema de calefacción en una vivienda nueva o que carecía de esta instalación, debemos realizar un análisis previo del sistema más adecuado para el tipo de estancia de que se trate. No en vano, alrededor de la mitad del gasto energético de una vivienda se destina a la calefacción. 
Debemos poner atención, por supuesto, a la zona climática en que se sitúa la vivienda, al tipo de uso que va a tener la casa (si es una vivienda habitual o tiene un uso esporádico), a la altura de los techos y a la dimensión de los espacios a calefactar, etc.

4- Calefacción en edificios de viviendas

Si se trata de un piso situado en un edificio de viviendas, habrá que estar atento también al tipo de instalación general que tenga el edificio. Y es que no todos los sistemas de calefacción son igual de eficientes ni son todos recomendables para cualquier caso, del mismo modo que no todos suponen los mismos gastos ni contaminan de la misma manera.

7- Eliminar corrientes

La generación de corrientes de aire es un sistema de lo más eficaz que tenemos para enfriar las casas en verano. Por el mismo motivo, debemos evitarlas a toda costa en invierno. Para ello, hemos de ser cuidadosos a la hora de ventilar la vivienda y no dejar mucho tiempo las ventanas abiertas sino sólo el suficiente para renovar el aire interior de la vivienda de manera que garanticemos un ambiente saludable.

6- Superficies

Todos los revestimientos de la vivienda no guardan igual el calor. Hay materiales que nos pueden ayudar a mantener una temperatura adecuada en la vivienda. Uno de estos materiales es, cómo no, la madera, que no solo es un material que mantiene su temperatura estable sino que, además, es un buen aislamiento (acústico y térmico). Si tenemos un pavimento de este material, las temperaturas interiores fluctuarán menos, pues retendrá el calor más tiempo cerca del suelo (actuando sobre el flujo natural de la energía calorífica), interviniendo también en el tacto, por lo que tendremos en conjunto menor sensación de frío. 

Por motivos similares, también el uso de alfombras puede ayudarnos a mantener la temperatura de las habitaciones de la casa. Las texturas esponjosas y de tejidos cálidos no solo aportan calor objetivamente, también en nuestro subconsciente tienen el poder de despertarnos la sensación de un mayor confort térmico.

5- Mantenimiento de la instalación

Reforma integral de vivienda: Salones de estilo clásico de Simetrika
Simetrika

Reforma integral de vivienda

Simetrika

Sistemas de calefacción hay muchos y muy diferentes en cuanto a sus características técnicas y costes de instalación y de consumo; los más habituales son los de calefacción con radiadores (que puede ser centralizada o no), los de aire o los más modernos de suelo radiante. Todos ellos necesitan un mantenimiento periódico. 

Si dispones de una calefacción que utiliza radiadores para calentar la casa, que es la más habitual en nuestros hogares, recuerda que debes realizar un mantenimiento básico periódicamente, sobretodo antes de ponerlos en marcha ante la llegada del frío. Los radiadores deben ser purgados de vez en cuando para que funcionen correctamente, conviene revisar las válvulas y limpiarlos bien para no ralentizar el tiempo de calentamiento consumido.  El purgado consiste en sacar el aire que se acumula en la instalación y se realiza de forma muy sencilla pero, de no hacerlo, la calefacción estará perdiendo eficiencia y reduciendo su vida útil.

¿Cómo haces para mantener tu casa caliente durante el invierno sin que te suponga un gasto desorbitado en calefacción?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!