Colección · Juvenil:  de estilo  de 1 TAPIZA S.L.

10 cosas que las personas ordenadas hacen antes de dormir

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

¿Sabes esas personas que, vayas cuando vayas a su casa, siempre luce increíblemente ordenada y sin nada por medio? Siempre has pensado cómo lo harán y has creído que pasan horas haciendo mil cosas en la casa. Pero no tiene porqué ser así…

Hay sencillas maneras de conseguir que nuestra casa esté ordenada cada día. Basta con un poco de constancia y rutina para tenerlo todo tal y como queremos: limpio y ordenado. Y es que pocas sensaciones hay más placenteras que levantarnos por la mañana y ver nuestra casa recogida, y no como si hubiese pasado un auténtico huracán por ella. 

Lee estos 10 consejos que te damos para que hagas cada día antes de ir a dormir. Vas a notar un cambio increíble en tu vida y en tu casa.

1. Dejar la cocina ordenada

Sabemos que al final del día cuesta un poco ponerse a limpiar la cocina, pero también sabemos que es increíblemente desagradable levantarse por la mañana y ver todos los platos sucios en el fregadero o la encimera sucio. Parece un consejo obvio, pero no te acuestes sin al menos haber lavado los platos o puesto el lavavajillas, sin haber pasado un paño por la encimera y tirado la basura. Este es el mínimo para no encontrarse con un desastre deprimente mientras preparamos el desayuno.

2. Salón también en orden

A menudo, la sala de estar es lo primero que vemos después de salir de la zona de las habitaciones, incluso antes de entrar en la cocina. Y tener un salón desordenado es de las cosas más evidentes y más feas que podemos tener en casa. Antes de ir a la cama organiza los cojines del sofá, dobla las mantas, guarda los libros en su sitio y quita las migas de la mesa. A menudo eso es más que suficiente para conseguir un aspecto ordenado.

3. Prepara las cosas del día siguiente

Este consejo es esencial para evitar la confusión y el caos por la mañana, sobre todo para familias con niños. Dedicad unos minutos cada noche a preparar los tuppers o los bocatas de los pequeños de la casa, que ellos organicen su mochila o su bolsa de deporte y tú tu bolso o maletín de cara al trabajo. Esto evitará los retrasos mañaneros y las tensiones familiares típicas de primera hora. Da pereza, pero merece la pena.

4. Nada de juguetes y demás elementos por medio

Antes de ir a la cama asegúrate de que el suelo de las habitaciones y los pasillos no estén obstruidos, pon las sillas y mesas en su sitio, los zapatos en el zapatero y sobre todo… ¡los juguetes guardados! Los que tenéis niños, ¿cuántas veces os habéis levantado de noche y habéis pegado un grito porque habéis pisado un juguete? Hay que inculcarles desde pequeños que se hagan cargo de recoger sus cosas.

Más inspiración en: 8 trucos para que tu casa se vea mucho más limpia.

5. Escritorio despejado

Si tienes un escritorio o un despacho desde el que trabajas a veces (o siempre) desde casa, ¿qué te cuesta dejarlo ordenado antes de dormir? Tira los papeles que sobran, limpia la superficie con un trapo y organiza el trabajo de ese día si lo tienes impreso. Desenchufa el ordenador y retira los cables. Son tres o cuatro cosas que te permitirán tener un área de trabajo cómoda y despejada.

6. Deja la ropa preparada

Antes de meterte en la cama no te cuesta nada dejar la ropa preparada para el día siguiente en diferentes perchas. Deja también preparada la de los más peques de la casa para evitar líos al día siguiente, y si ellos ya son mayores enséñales a que la dejen preparada en una percha en su habitación. De esta manera evitarás perder tiempo por la mañana preguntándote qué te pondrás.

7. La ropa sucia en su sitio

Jamás te vayas a la cama dejando ropa sucia por medio… ¿hay algo que se vea peor que eso? Cuando en tu familia vayáis a ducharos, meted la ropa sucia en su cesto, nada de dejarla encima de sillas o encima de la cama. Es uno de los gestos más sencillos de llevar a cabo y de los que más pueden hacer por la imagen de orden de tu casa. ¿Qué pasa si tienes invitados por sorpresa? Qué horror…

8. Lista de tareas

Nadie es infalible, sobre todo cuando se está abrumado de tareas, reuniones, compromisos, etc. Haz una lista de tareas esenciales para hacer al día siguiente que te permitan tener claro lo que te espera durante la siguiente jornada. De esta manera lo visualizarás mejor y descansarás plácidamente sin miedo a olvidar nada. Puedes hacer esta lista donde quieras: en una pequeña pizarra, en el móvil, en un bloc…  

Puedes consultar a cualquiera de nuestros decoradores y diseñadores de interiores.

9. Coloca la ropa al desvestirte

No toda la ropa que nos ponemos siempre es para lavar. Así que tampoco es excusa el dejarla sobre la silla, el sofá o la cama. Cuando llegues a casa por la tarde y te desvistas antes de ponerte el pijama, coloca esa ropa que te has quitado en perchas dentro del armario o doblada perfectamente en un cajón. No te cuesta nada y quitas cosas que estando en medio estorban y mucho.

10. Mantente alejado de las pantallas antes de acostarte

¡UFF! Listo. El día ha terminado y ya te puedes relajar, pero evita las pantallas de la hora de acostarte. Está comprobado que estos dispositivos dificultan la llegada del sueño y hacen que no sea tan reparador bien por la radiación, por el ruido o por la emisión de luz. Si es posible no utilices equipos electrónicos inmediatamente antes de acostarte, ya en la cama.

Y si no te puedes resistir al menos no los dejes cerca de ti cargando durante la noche. Así te alejarás de la tentación de mirar el móvil y tendrás un sueño más reparador.

¿Eres una persona ordenada?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!