Open concept: Claves para diseñar cocinas abiertas

Irene M.Tutor Irene M.Tutor
Google+
Loading admin actions …

Cada vez son más personas las que se unen a la tendencia de las cocinas abiertas, no solo por su diseño innovador e integrador, sino también porque resultan de lo más práctico tanto en lofts y pequeños apartamentos como en viviendas de gran dimensión.

El concepto inicial gira entorno a la combinación de cocina, sala de estar y comedor de manera que fluya la vida de la casa al estar los espacios comunes comunicados. Para los pequeños apartamentos se trata d una manera de aprovechar al máximo el espacio ya que al deshacernos de los muros, el resultado es una única sala que transmite mucha más amplitud y en el que la luz natural invade cada rincón. Te contamos en este libro de ideas todas las claves de esta tendencia imparable.

Qué esconde el open concept

Espacios diáfanos, concepto abierto u open concept, cero muros… Desde el punto de vista técnico podemos decir que una casa de concepto abierto es aquella que se desprende de lo tabiques para comunicar distintas estancias, en especial, cocina, comedor y sala de estar. Ese es la tríada.

Estos tres ambientes combinados entre sí crean la zona pública de la casa, un entorno ideal para recibir visitas o celebrar fiestas, ya que permite una fluidez mucho mayor, evitando aislar ciertas zonas de uso obligatorio, como la cocina.

Esta tendencia es especialmente recomendable para lofts y apartamentos pequeños en los que, al eliminar los muros se consigue un espacio abierto con una iluminación clara y uniforme que crea la sensación de una vivienda de mayores dimensiones.

Esta corriente de diseño presenta muchas ventajas respecto al formato convencional, pero lo cierto es que hay algún que otro inconveniente que también deberemos solventar.

¿Conoces las ventajas?

Una de las principales ventajas de este tipo de diseños es que aumenta visualmente el espacio, es decir, si tu casa, cocina o salón son pequeños, no existe mejor remedio para que parezcan más espaciosos que suprimir las paredes que los separan y, en caso de que los lugares reducidos y cerrados te agobien, no hay mejor solución, fuera tabiques.

Otra de los puntos aspectos favorables de contar con una cocina abierta, en la que sala de estar y comedor están unidos, es que la entrada de luz natural llega a todos los rincones, ya que, es un hecho que este tipo de iluminación puede transformar una vivienda aportando un punto de calidez, así como reducir nuestra factura de la luz. 

Por último, la circulación del aire resulta mucho más fluida lo que nos permite ventilar toda la casa fácilmente, aunque esta también puede ser un arma de doble filo si no contamos con un potente extractor de humos para nuestra cocina.

Qué debes tener en cuenta para una cocina abierta

Uno de los peores enemigos de una cocina abierta es, precisamente, su razón de ser, ya que puede suponer una auténtica odisea que los olores y humo que desprende la comida no se impregne en nuestros muebles, cortinas y alfombras. Para tratar de dar solución a este problema nuestro único aliado será una campana extractora de humos lo suficientemente potente como para evitar que los vapores que se desprenden al cocinar invadan la casa o, en su defecto, ventilar de manera continua. 

Otro detalle a tener en cuenta, que puede resultar especialmente molesto, son los ruidos producidos por algunos electrodomésticos como la lavadora, el lavavajillas o la propia campana extractora, cuya única solución es echarle paciencia y optar por aparatos de gama alta, más silenciosos.

Si por el momento estos inconvenientes no te disuaden de la idea de un espacio comunicado, otra posible desventaja es la falta de independencia, ya que las zonas comunes de la casa están continuamente comunicadas y la cocina, y por ende sus peligros, también están más accesibles a los pequeños de la casa.

Apuesta por una decoración uniforme

Uno de nuestros máximos tips para acertar con el estilo de nuestro hogar es apostar por una decoración uniforme, especialmente cuando se trata de un espacio común en el que se integran habitaciones de uso muy diverso, como es al cocina y la sala de estar. Optar por un mismo diseño en suelos y paredes de la cocina y el salón provocará un efecto integrador. Así, conseguirás una cocina mucho más cálida y acogedora y evitarás las variaciones cromáticas.

Utilizar los mismos muebles para la cocina y el salón también te ayudará a crear un espacio único. Unos muebles con acabados claros o en madera natural, por ejemplo, es una buena opción para este tipo de cocinas integradas con el salón.

Puedes combinar lámparas, jarrones, cuadros, o textiles para crear un lugar único. Elige unos cuantos elementos decorativos e inclúyelos tanto en el salón como en la cocina, aportarás coherencia en estos ambientes. 

Marca la diferencia entre espacios

Aunque una decoración uniforme da mayor coherencia al diseño de nuestro hogar, también es importante diferenciar unos espacios de otros como forma de distinguir entre las funciones que desempeñan uno y otro. Por ejemplo, algo tan simple como cubrir el suelo de la sala de estar con una alfombra es una manera de crear ese contraste visual para delimitar la zona de descanso con el comedor o la cocina. 

Dependiendo de la distribución que escojamos para nuestra cocina abierta, una isla puede ser una linea natural ideal para distinguir unas zonas de otras. Además nos sirve a la vez barra u office para desayunos o comidas rápidas. 

Sin muchas las opciones que existen para la separación entre estos diferentes ambientes, pueden emplearse muebles, alfombras o incluso el color de las paredes o la iluminación, pero nunca tabiques o paredes. En este diseño de cocina abierta de Beth Márquez Interiores se ha usado un cambio en el alicatado del suelo para marcar esa diferencia entre la cocina y el resto de la sala.

El comedor, un espacio puente

Cocina de estilo  de Atim Spa
Atim Spa

BRUNCH

Atim Spa

Cuando apostamos por el diseño de una cocina abierta, la zona de comedor queda a medio camino entre la sala de estar y el espacio para cocinar, por eso es importante dedicarle toda nuestra atención ya que nos servirá de puente pata conseguir un cambio gradual entre las distintas zonas. 

Una de las ideas más extendidas es invertir en una isla de cocina que provoque un efecto sensacional y, además, nos proporcione una amplia zona de trabajo y espacio para servir comidas rápidas a modo de barra americana. Sin embargo, es imprescindible contar con una mesa de comedor, propiamente dicha, para recibir visitas y celebrar comidas y cenas. 

En este diseño de un apartamento de estética juvenil se ha paliado la necesidad de espacio incluyendo una mesa abatible en la isla de cocina, de manera que contemos con más espacio para poder sentarnos tranquilamente a comer y disfrutar de la compañía.

¿Te apuntas a la cocina sin barreras?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!