Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¿Cuál es la luz correcta y perfecta para cada ambiente?

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Hasta que llegó la luz eléctrica, no había muchas alternativas: por la noche, los ambientes se iluminaban con velas o candiles, y hasta ahí llegaban las opciones. 

Pero desde que los geniales Nikola Tesla y Thomas Alva Edison investigaron y realizaron creaciones sobre la corriente eléctrica y la bombilla, el mundo cambió. Hoy hay luces de toda clase: bombillas incandescentes, tubos fluorescentes, dicroicas, de bajo consumo, las modernas LED, etc.

La iluminación de un ambiente tiene que tener dos premisas claras: distinguir si la luz tendrá una utilidad concreta o será meramente decorativa, y la elección del tipo de lámpara debe adaptarse a la decoración del ambiente. Además de la elegancia o belleza que busquemos impregnar al ambiente, también cabe saber qué luces nos permitirán un menor consumo de energía sin dejar de lado el estilo. 

Cocina: luces cenitales de amplitud lumínica

Dado que la cocina es uno de los ambientes donde se pasan varias horas al día, lo ideal sería que tenga una buena cuota de luz natural, que llegue por medio de amplios ventanales que den al exterior.

En una cocina, que generalmente se integra a un comedor, se cocina y se friega, sí, pero también se come, se ayuda al hijo con las tareas, o se lee el periódico. Por ello, para tareas tan diversas, se sugiere el uso de lámparas de techo, que tengan un amplio radio de luminosidad, y que no sea demasiado fuertes, para evitar la aparición de sombras cenitales muy marcadas.

En determinados sectores, como sobre el fregadero o los fogones, se suelen colocar pequeñas luces dicroicas que tiene la luminosidad muy concentrada, ideal para distinguir detalles a la hora de cocinar o preparar ingredientes. También se pueden montar tubos fluorescentes en la parte baja de encimeras superiores, para que la iluminación no sea tan acentuada.

Comedor: luces suaves

El comedor es un espacio más relajado, donde la gente come, conversa y deja pasar las horas en relax y calma. No es un espacio de trabajo ni de estudio, por lo que se recomienda dos tipos de luces.

Por un lado, una luz cenital de al menos 90 watts, para que la mesa estén iluminada y no haya molestos juegos de sombras en el ambiente.

Luego, se pueden instalar diversas alternativas de luces decorativas, como en este comedor moderno, que cuenta con un juego de lámparas con forma de bulbo, que caen hacia la mitad del cortinado, y que apenas brindan una luz tenue a un pequeño sector del comedor. O las lámparas halógenas que iluminan un sector del techo o al costado de la TV, que no tienen más función que dar una cuota de decoración lumínica al ambiente.

Salón: tenues y un spot directo

Salones de estilo  de homify

Tal como el comedor, en un salón las luces son más decorativas que utilitarias. La idea es brindar una atmósfera relajante, sin luces directas, con pequeños focos que brinden una luz suave, y a lo sumo, una lámpara adicional por si se requiere concentrar la vista.

A la hora de decorar un salón moderno como este, se ha pensado en dos funciones cotidianas: disfrutar del sofá mientras se conversa o ve una película, y tener un rincón para leer.

Para la primera opción, se ha desplegado un juego de luces dicroicas incrustadas en el techo, que incluso se reflejan suavemente desde el módulo blanco. El punto es evitar que el foco de luz se dirija a los ojos de las personas, y que cuando la familia se reúna en torno a la TV,  las luces no incidan directamente sobre la pantalla.

En tanto, para poder leer con tranquilidad, se ha colocado una gran lámpara de pie, cuya luz cenital brinda una abundante cuota de luminosidad. Además, el reflejo sobre la pared y el techo también completa este rincón con luz en forma agradable.

Dormitorio: diversas luces para diversos usos

En una habitación se mezclan los sentimientos, y también las alternativas de hacer uso en ella.

A grandes rasgos, se busca que las luces sirvan como marco relajante, para poder descansar o ver TV tras un día de trabajo en una ofician o en la casa. Para ello, se recomiendan pequeños focos de luces dicroicas colocadas en el techo, que dan una suave luz cenital que se refleja en las paredes.

En este proyecto de Innenarchitektur-Rahtke, se ha pensado también en las luces indirectas que, a falta de un foco central, permite direccionar la luz hacia los cuadros -como si fuera un museo- o hacia la pared.

Lo que se echa de menos es la presencia de algún spot al lado de la cama, para poder leer con atención sin tener que esforzar la vista.

Habitación infantil: suaves y con un foco concentrado

Dormitorios infantiles de estilo  de homify

La habitación de los niños, que se utiliza en cualquier momento del día, tiene que tener un juego de luces suaves, que permitan que todo el ambiente esté bien iluminado y sin contrastes fuertes.

Para ello, aquí se han colocado tubos fluorescentes en el hueco que surge entre el techo y las paredes, para que la luz se despliegue como un cortinado a lo largo de la pared blanca.

Por otra parte, un foco que cuelga del techo permite que haya una concentración de luz en un rincón particular, sugerido por si el niño quiere leer o concentrar la vista en algún juego que realice en la mesa pequeña. La posibilidad de regular la altura del spot de luz permite que se pueda combinar el grado de intensidad lumínica que se desea en el ambiente.

Baño: luces suaves desde el techo

Lamentablemente, el baño es un ambienta cuya iluminación no siempre es tenida en cuenta. Se suele poner un par de focos sin mucho cuidado, y tema olvidado.

Pues es un error. Hay que aprovechar la segura presencia de espejos para colocar las luces en una posición estratégica, y jugar con los reflejos para iluminar mejor los espacios.

La idea es tener luces que brinden una luz intermedia, poco invasiva. Si hay luces dicroicas, como las que se encuentran en el techo del baño, los focos deberían alejarse del reflejo del espejo, porque puede resultar muy molesto cuando se trata de afeitarse o maquillarse.

Una buena alternativa es, como se ve, colocando dos barras de tubos fluorescentes, cuya luz blanca y suave se refleja en el espejo y se multiplica por el ambiente. Así, el baño se convierte en un sitio íntimo, tranquilo y agradable.

¿Qué tipo de luces usarías en tu ambiente favorito?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!