Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Un ático pequeño pero con mucho encanto

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

A falta de espacio y dinero para tener una casa con jardín, muchos de nosotros nos conformamos con tener una terraza en nuestra casa. Un rincón donde soñar que vivimos en medio del campo, rodeados de naturaleza. Un espacio abierto donde disfrutar del sol, la jardinería y las comidas al aire libro con amigos. Por eso, más de uno suspirará de envidia al ver la coqueta terraza de este ático en Barcelona. Sin embargo, lo mejor de esta vivienda no está fuera, sino dentro. La diseñadora Lara Pujol ha concebido un interiorismo exquisito, donde se han rescatado viejas estructuras del edificio que tras la reforma se mezclan a la perfección con un mobiliario moderno y funcional. 

Nos asomamos a este pequeño y coqueto ático de 73 metros cuadrados donde la enorme terraza ha reducido considerablemente el espacio interior que, sin embargo, ha sido aprovechado al milímetro para crear un confortable apartamento de una habitación donde a más de uno le gustaría quedarse a vivir una temporada. ¿A que sí?

Una terraza en medio de la ciudad

Pavimento en madera, barandilla de madera, mobiliario en madera… aquí el objetivo es olvidarse del cemento de la gran ciudad. La terraza es sin duda una de las joyas de esta vivienda, situada en un edificio antiguo del pintoresco barrio barcelonés de Gràcia. Antes de la reforma, la casa presentaba un estado lamentable, ya que había sido abandonada y okupada durante algún tiempo. Sin embargo, y a pesar del deterioro, se trataba de una finca llena de grandes secretos que debían ser rescatados y aprovechados.

Espacios abiertos

Se terminó con la antigua compartimentación de la casa, creando una vivienda que tuviera solo una división que diferenciara zona de día y la zona de noche. De esta forma, se creó esta gran habitación que vemos en la fotografía, y que incluye, además de la cocina, un salón y estudio que se nutren de la luz que entra por la terraza. 

Una cocina moderna llena de elementos antiguos

La reforma tenía como objetivo renovar la casa, pero al mismo tiempo recuperar las viejas y atractivas estructuras de la construcción original. Así, se destapó la impresionante cubierta de revoltones cerámicos y las vigas de madera, que fueron restauradas. También algunas de las paredes se dejaron desnudas, sin revestir, sacando a relucir el ladrillo. 

Rodeada de estos elementos antiguos, la cocina, organizado en torno a una isla que tiene adosada una mesa de comedor, parece si cabe más moderna.

El salón y estudio

En arquitectura y diseño se recurre mucho al dicho no hay poco espacio, sino mala distribución y esta es una gran muestra de que con creatividad y una buena concepción del espacio se pueden encontrar soluciones a los problemas de espacio. Aquí se ha logrado que el estudio incluido en el salón se adapte perfectamente a él, sin crear estrecheces ni sensación de aglomeración o agobio. 

Otro detalle que no podemos pasar por alto son las estrechas puertas dobles, hechas así para que se necesite menos espacio de apertura. Una de esas puertas da un pequeño aseo. La otra, nos introduce en el dormitorio. Allá vamos.

Un dormitorio con vestidor abierto

Lo que nos espera al otro lado de esas estrechas puertas dobles es un acogedor dormitorio, donde siguen presentes algunos de los elementos antiguos que veíamos en el salón. Aquí también nos encontramos con una distribución que busca aprovechar al máximo el espacio. En el cabecero de la cama se ha instalado una estantería, que hace las veces de mesilla de noche. En una de las paredes está instalada la zona de vestidor, que está abierta para no cortar el espacio y mejorar la sensación de amplitud. 

Una puerta corredera que esconde un cuarto de baño

Al otro lado de la habitación nos encontramos el cuarto de baño, al que se accede a través de una puerta corredera, otra gran idea para ahorrar espacio. En el cuarto de baño nos encontramos con un revestimiento muy especial: baldosa hidráulica recuperada de la vivienda. 

Si te ha resultado interesante esta reforma, te invitamos a que descubras otro proyecto de esta interiorista en el artículo Un almacén de peluquería convertido en loft.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!