Un taller convertido en un loft espectacular

homify.es homify.es
Google+
Loading admin actions …

En el centro del casco histórico de Madrid se sitúa el proyecto del que queremos hablaros hoy. Una nave industrial que acogía, a principios del siglo XX, un taller de artistas se ha convertido en una fantástica vivienda tipo loft de 125 metros cuadrados. Beriot, Bernardini Arquitectos tenían muy claro que debían conservar las cualidades del espacio original, pero acondicionándolo como es debido para cubrir todas las necesidades de los nuevos inquilinos. Las antiguas celosías metálicas se recuperan, al igual que los tableros de madera, colocando sobre ellos el aislamiento térmico necesario en una vivienda moderna. Para rematar el marcado carácter industrial de la nueva vivienda, el ladrillo se deja visto en una de las paredes y se consigue espacio para una amplia terraza. 

¿Quieres conocer el proyecto? Pues continúa leyendo…

Antes: una nave industrial en pleno centro

En pleno centro histórico de Madrid, la nave de un antiguo taller abandonado estaba esperando a ser rehabiltada. Dada la alta demanda inmobiliaria en la capital española, los lugares como este no son muy comunes y los nuevos inquilinos tuvieron suerte de encontrarlo. En esta fotografía del antes de la reforma vemos un taller bastante corriente: vigas de madera reforzadas con acero en la cubierta, amplísimos ventanales, yeso como revestimiento en las paredes y un suelo poco cuidado, una fábrica común.

Después: un espacio moderno y vanguardista

Tras la reforma el espacio queda irreconocible, si no fuera por los altos techos y las ventanas interminables nada nos haría pensar que nos encontramos en un antiguo taller. Lo que más llama la atención son los altillos que se aprecian en esta fotografía. Las tres piezas enfrente de nosotros son los armarios y el almacenamiento de la casa. Colgados a estos elementos se sitúan los altillos que alojan un dormitorio con zona de vestidor a la derecha y un estudio a la izquierda. 

La pared de ladrillo visto

Desde lo alto observamos el renovado salón en el que lo más destacado es la pared de ladrillo. Cuando los arquitectos encontraron esta nave industrial, el ladrillo estaba tapado por una capa de yeso que fue picada y lavada sacando a relucir este magnífico material. La chimenea, con el gran tubo de ventilación, llama la atención sobre el color anaranjado del ladrillo. 

Si miramos hacia arriba nos sorprende la cubierta renovada que al igual que las paredes tuvo que ser limpiada con chorro de arena para mantener las cerchas metálicas y ripias de madera existentes.

El cambio de las ventanas

En los grandes ventanales, hechos con vidrios de aislamiento térmico se utiliza la madera para los marcos de hasta dos metros de altura, hasta la cota de alcance del cuerpo. De ahí para arriba se disponen nuevas carpinterías fijas de acero ocultas tras la estructura vertical. Así, la calidez de la madera hace acogedora la zona de estar, convirtiéndola en una especie de nido de madera por encima de cuyo borde se extiende la antigua nave y se cuela el cielo. 

Vistazo de cerca a las distintas alturas

En esta fotografía os mostramos más de cerca uno de los altillos sobre los elementos de almacenamiento. Los diferentes niveles y los revestidos de linóleo en distintos tonos introducen en el espacio existente un skyline de distintas alturas generando multitud de espacios, perspectivas y líneas de división. 

Todos estos elementos aportan una gran riqueza espacial al basto volumen inicial y dejan un amplio espacio de día en el piso inferior y zonas privadas en los altillos superiores, siempre asomados al espacio principal de la vivienda. 

La terraza: una joya tras los ventanales

Entre el salón y la cocina se encuentra la gran puerta que da acceso a este amplio espacio exterior en el centro de Madrid. En el lado sur de la vivienda, la supresión de la cubierta del edificio contiguo permite crear esta terraza que proporciona una zona exterior y consigue ampliar la vivienda. Una generosa terraza perfecta para disfrutar del buen tiempo y de la brisa en las noches de verano. 

La fachada exterior

Os mostramos la fachada sur de esta antigua nave. El proyecto rebosa carácter industrial por dentro y por fuera. El color y los materiales de la cubierta se vuelven cálidos con los grandes ventanales y la madera. 

Aquí terminamos nuestro recorrido por este loft a la madrileña. Esperamos que os haya gustado y os hayáis quedado con ganas de más. Si es así, no os podéis perder el libro de ideas Un loft con encanto en Barcelona

¿Qué opinas de este tipo de proyectos en los que naves industriales se convierten en apartamentos?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!