Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Una taza con nombre propio: Lieselotte

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Lieselotte parece una taza pero, sin embargo, sólo es eso, su apariencia. Un estudio de Berlín ha decidido dar a la antigua porcelana china un nuevo uso lleno de magia: las tazas de té de nuestros abuelos cuelgan de un cable largo directamente desde el techo de manera delicada. Sí, hablamos de lámparas, pero no de lámparas convencionales. Estos diseños suponen una excelente alternativa a las luminarias convencionales de nuestras cocinas. Ahora explicamos el porqué. 

¿En la cocina o en el comedor?

Cada lámpara Liselotte es única, realizada a mano y de gran calidad. Además de la originalidad del objeto, su especial diseño la convierte en una luminaria perfecta para el salón o el comedor.

Todo lo necesario

Pero no sólo es original su diseño, sino también la forma de ser vendida: un lote con todas las piezas necesarias para que la montemos nosotros mismos, sin ningún tipo de dificultad. Soporta una potencia máxima de 40 vatios y cuelga del techo con una de hasta dos metros de longitud en color oro. 

Su carta de presentación

Sus diseños únicos no solo engloban las tazas de porcelana china. Lieselotte puede tener forma de tazón de desayuno, tetera o, en definitiva, cualquier elemento que pueda convertirse en lámpara. El embalaje es simple y se parece al de una taza de té: un caja de cartón reciclado alberga un material blando donde se posan todas las partes de esta lámpara. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!