Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

La importancia de los detalles: dos salones

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

A la hora de decorar un salón le damos muchas vueltas a qué sofá vamos a elegir, qué tipo de mueble elegiremos para la televisión o qué color pondremos en las paredes. Sin embargo, aunque a grandes rasgos estos son los elementos más importantes de la zona de ocio de nuestro salón, no podemos olvidarnos de los detalles, puesto que estas pequeñas cosas serán las que le den un aire más fresco y personal a la habitación. Con los grandes muebles ponemos la estructura, la base, pero con los detalles hablamos de nosotros, habitamos la habitación y la hacemos nuestra. Por eso resultan tan importantes. 

Hoy vamos a asomarnos al trabajo del estudio Edyta – Diseño y decoración y a dos salones donde los detalles son la clave. 

1. Un salón en gris y azul

Una visión general de este coqueto salón en gris y azul nos muestra un espacio equilibrado, con innegable aire clásico y solemnidad en su mobiliario. El sofá gris está flanqueado por dos butacas que aportan simetría a la habitación y la mesa vidriada, uno de los pocos rasgos modernos de la habitación, acoge entre sus patas un interesante baúl de madera color chocolate, toque cálido para un salón que no nos cansamos de observar.  

Detalles en la pared: los cuadros

Las paredes sobre el sofá siempre nos dan dolor de cabeza: ¿qué ponemos encima? Las soluciones van desde llamativos cuadros a espejos. Aquí se han elegido fotografías en blanco y negro para crear una composición que rompe con la estética clásica de la habitación de una manera natural y elegante. 

Un detalle que no podemos pasar inadvertido es la distribución de los mismos. Todos iguales puestos en hilera a excepción de uno: el cartel de la película de Woody Allen, Manhattan. Su forma alargada rompe con el equilibrio del resto de fotografías, pegándose al cuadro que hay por encima de este. Arriesgado y diferente, su efecto sobre este salón es impecable.

Detalles en los textiles: tapizados

Los textiles son siempre un elemento imprescindible en el salón y una gran herramienta para jugar a la hora de decorar. Nos permiten experimentar con los colores de una forma sutil, a través de cojines, o mucho más llamativa, el tapizado del sofá, las alfombras o las cortinas. Por eso, no nos sorprende que en este salón los detalles textiles se hayan cuidado tanto. Así, el tapizado de la butaca es el mismo que el de los cojines que hay sobre el sofá. Una manera sencilla de conectar el mobiliario y crear un interior equilibrado.

Detalles de color: adornos

Cuando hablamos de detalles, lo primero que se nos viene a la cabeza a muchos son los adornos, las pequeñas figuritas que pueblan nuestras estanterías y mesas auxiliares. Aunque las tendencias minimalistas de hoy en día marcan interiores menos sobrecargados y sin adornos, hay algunos elementos que nunca están de más puesto que aportan la nota fresca. 

Uno de ellos son las flores y con ellas los jarrones. El que vemos aquí sigue la misma línea que el candelabro, otro objeto, con o sin vela, que siempre le da un toque cálido y acogedor a las habitaciones. Por último, aquí descubrimos unas figuritas en un bonito color azul a juego con la lámpara de pantalla y otros complementos del salón. Un juego cromático que da el toque de belleza y delicadeza a la habitación.

2. Un salón turquesa y lila

Colores que se complementan y que crean espacios sin estridencias, el turquesa y el violeta son tonos fríos, pero conseguirán dar un aire romántico y delicado a tu interior. En este salón, predominantemente blanco, son las notas de color las que dan personalidad. 

Aquí se ve claramente cómo los cojines juegan con los colores de la habitación. Pero hay más detalles en la habitación donde podemos observar estas pinceladas coloridas.

Detalles naturales: las flores

Ya lo vimos en el salón anterior, las flores son un detalle que llena de frescura los ambientes. Aquí los colores elegidos de las flores no son aleatorios y van a juego con los tapizados de las butacas y los cojines del sofá. A su vez, el jarrón es turquesa, el segundo color con el que se juega en la decoración de la habitación.

¿Parecen detalles sin importancia? Tal vez, pero estas pequeñas cosas son las que marcan la diferencia a la hora de hablar de decoración. 

Si quieres seguir leyendo sobre la importancia de los detalles en la decoración te recomendamos que leas el artículo Un pequeño apartamento lleno de detalles en Madrid

¿Qué detalles aportas tú a la decoración del salón?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!