Cómo hacer más acogedora una casa: una reforma en Madrid

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Todos queremos vivir en casas acogedoras. Lugares que inviten a disfrutar, a sentirse bien. Viviendas, que no sean simples casas, sino auténticos hogares. Quizá por eso, todos buscamos conseguir una decoración que haga más cálidos y agradables nuestros interiores. 

La reforma que vamos a descubrir en este libro de ideas nos lleva hasta Madrid, muy cerca de la Estación de Atocha. Ahí, un viejo piso de 100 metros cuadrados a pie de calle va a sufrir una reforma integral que renovará instalaciones, tabiquería, ventanas, revestimientos y sufrirá un sin fin de cambios más. El proyecto, llevado a cabo por el estudio Diseño Interior Bruto, estaba destinado a una mujer joven y sin hijos que buscaba una distribución más moderna que estuviera acorde a sus necesidades. Descubramos el resultado. 

Distribución compartimentada versus open concept

Los pasillos han sido durante mucho tiempo la estrella de la distribución en las viviendas antiguas. En torno a él se organizaban las casas y además era un lugar perfecto para colgar todas las fotos de familia.

Hoy en día, sin embargo, el pasillo se ha convertido en el enemigo de la distribución moderna, que busca espacios más diáfanos, donde se integren diferentes ambientes. Por eso, en esta reforma, como en muchas de las que se hacen hoy en día, el pasillo ha sido el gran damnificado, desapareciendo por completo de la organización de la vivienda. 

Espacios diáfanos

Al abrir la puerta de esta vivienda pasamos directamente a la habitación principal de la casa, formada por la cocina abierta, el salón comedor y un estudio. Aunque se han tirado los tabiques para crear este espacio diáfano, donde la luz fluye de una a otra fachada, se han utilizado separadores para diferenciar los distintos ambientes. Así, a un lado nos encontramos un murete revestido con pintura de pizarra tras el cual se encuentra la cocina.

¿Viejo o retro?

No es lo mismo un interior retro que una decoración anticuada. Antes de la reforma, los muebles viejos de la casa y su organización la habían vuelto oscura, desfasada. Por eso, la vivienda no solo necesitaba un cambio de distribución, también de decoración.

La pared roja

Recuperamos una imagen actual del salón. La decoración tiene un aire bohemio, acogedor y agradable. Influyen en ello muchas cosas. La primera, el suelo de madera, pero también algunas piezas del mobiliario, de marcado estilo vintage. Además la paleta de colores elegida es muy cálida, destacando especialmente el rojo, que no solo está presente en el sofá, también en la pared frontal de la sala.

Si un murete separaba la cocina del comedor, ahora es una estantería repleta de libros la que sirve para diferenciar el ambiente más relajante de la sala con la zona de trabajo, que se ha colocado cerca de una ventana para aprovechar así la luz natural. 

Una cocina estrecha

Una de las ventajas del open concept es que permite que los espacios más estrechos y pequeños se abran. En la distribución anterior, la superficie alargada de la cocina la hacía más claustrofóbica, a lo que no ayudaba el viejo alicatado, ni los muebles color crema. Para su mejor aprovechamiento se tuvo claro que durante la reforma, además de modernizar el mobiliario, debían eliminarse tabiques.

Una cocina que respira

Voilà! La cocina actual no se parece en nada a la anterior. Ya no está encajada, por lo que, aunque no es especialmente grande, parece más amplia y resulta más acogedora. La combinación de colores es fresca, moderna y juvenil: blanco y negro para los muebles, detalles en rojo y la calidez de la madera en la encimera. 

El cuarto de invitados

El estudio resulta un espacio agradable, repleto de plantas y libros, con colores claros y mucha iluminación. A sendos lados de esta oficina en casa surgen los dos dormitorios con los que cuenta la vivienda. Nos asomamos levemente al de invitados. Tonos claros y decoración sencilla a la búsqueda de luz.

El dormitorio principal

Como en el resto de la casa, en este dormitorio también se han servido de la madera para incorporar elementos acogedores y cálidos. El mueble tocador, con su innegable aire retro, le da un aire romántico a una habitación donde predominan los tonos lilas y delicados.

Si quieres seguir leyendo sobre interiores con diseño, no te pierdas el artículo Interiores coloridos: la reforma de un piso en Mallorca.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!