Cómo disfrutar de una copa de vino con los 5 sentidos

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

El vino es un arte para disfrutar en cualquier momento, pero ahora que ha llegado el fin de semana queremos abrir una botella de vino y darnos al placer de la risa. 

Pero ya sabemos todos que el vino se disfruta con los cinco sentidos. 

Así que escucha el gorgoteo feliz del vino escapándose de la botella, sonríe con el cosquilleo de sus aromas en la nariz, observa sus mil y una tonalidades, siente el contacto del cristal con tus labios y saborea todos sus matices. 

Disfruta una copa de vino. Con los cinco sentidos.

La vista

AUXILIARES Y DECORACIÓN: Salones de estilo moderno de Muebles Flores Torreblanca
Muebles Flores Torreblanca

AUXILIARES Y DECORACIÓN

Muebles Flores Torreblanca

Este botellero no solo nos permite tener a la vista nuestros mejores caldos. Además su posición horizontal, ligeramente hacia abajo, permite que el corcho siempre se mantenga húmedo, lo que según los expertos es la mejor manera de conservar un buen vino. 

Una idea sencilla y práctica que nos permitirá investigar y disfrutar las etiquetas de los vinos sin tener que sacarlos de su compartimento. 

El oído

Cocina de estilo  de Decorum
Decorum

Stag bottle stop

Decorum

El momento en el que el tapón se libera de la botella es uno de los sonidos más estimulantes del ritual del vino. Pero una vez abierto, colocar el corcho de nuevo en la botella puede ser complicado. Podemos hacerlo más sencillo y sobre todo más bonito, con este tapón decorado con una pequeña escultura en metal. Porque nuestro vino lo merece, ¿no?

El gusto

Los puristas del vino dirán que los buenos caldos siempre deben beberse en copas y que cuánto mejores y más grandes y estilizadas sean estas, mejor. No lo ponemos en duda, pero aún así queremos destacar estos divertidos posavasos. Ahora que los palets están tan de moda, ¿por qué no crear uno a medida para nuestros chatos de vino? Menos formal, que una copa, pero igual de placentero. 

El olfato

Seguro que en nariz nuestro vino tiene una variedad de tonos afrutados difícil de advertir, pero lo que sin duda no pasará desapercibido para nuestra pituitaria es el delicioso olor a sal del que disfrutaremos en esta increíble terraza de esta casa de Andratx, obra de Octavio Mestre.

El tacto

Entre copa y copa, ¿qué mejor que balancearse en este columpio de alumino fundido de Verónica Martínez? Sentir el viento en la cara, hundir los dedos en la tierra o acariciar el tronco del árbol son experiencias que maridan bien con una copa de vino. Eso sí, antes de subir al columpio, comprobar que no queda demasiado vino en la copa, no sea que perdamos por el camino este delicioso manjar.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!