Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¿Cómo ganar espacio en un apartamento pequeño?

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

La población crece, las ciudades también, pero no todos son partidarios de vivir lejos de los centros urbanos. Entre la especulación inmobiliaria y el aumento demográfico, las superficies de las viviendas tienden a ser más reducidas. No es raro encontrar que una persona o una pareja viva en un apartamento de menos de 50 metros cuadrados, lo que supone todo un desafío al momento de amueblar y decorar.

Por lo pronto, lo que hay que tener en claro es la prioridad de qué muebles se quieren adquirir, y buscar alternativas para maximizar los metros cuadrados. Por ejemplo, evitar los muebles de tamaño familiar, recurrir a mesas o sillas plegables, decorar con colores claros e integrar ambientes. Veamos algunas ideas para que un pequeño apartamento sea disfrutado a lo grande.

Una cocina pequeña pero moderna

Modulow Twin: Cocinas de estilo  de MoDULoW
MoDULoW

Modulow Twin

MoDULoW

La cocina, cuenta con todo el equipamiento que se necesita para la vida moderna: placa de vitrocerámica, refrigerador, horno…  El blanco, al ser el color dominante, logra que la cocina tenga una sensación de amplitud mayor que los metros cuadrados reales. Pero para que no parezca algo impersonal y frío, el ambiente se equilibra con simpáticos adornos. 

Un pequeño cuarto que se expande

Dormitorios de estilo  de ZappeArchitekten
ZappeArchitekten

Sommerraum am Wasser

ZappeArchitekten

El cuarto es pequeño, apenas entra una cama de dos plazas, y queda un angosto pasillo para circular. Pero para evitar el agobio, es sugerido unificar los ambientes, para ganar amplitud en toda la vivienda.

En este caso, la solución la aporta una práctica puerta corrediza, que de noche se cierra para ganar intimidad y evitar la dispersión del calor, y de día, queda abierta para mantener una integración entre dormitorio y salón.

Lo bueno de la puerta corrediza es que también funciona como pared, y pintada en color blanco, hace que el dormitorio tenga una mayor sensación de amplitud.

Buscar colores claros

Salón TENERIFE 1 habitación: Salones de estilo  de Casas en Escena
Casas en Escena

Salón TENERIFE 1 habitación

Casas en Escena

No hace falta tener paredes para dividir ambientes cuando pueden estar integrados, donde se gana comodidad, amplitud, y un mejor aprovechamiento de los espacios.

En un apartamento pequeño como el de la foto, se trata que la cocina y el salón formen parte del mismo ambiente. En la cocina, más allá de su mobiliario de horno, refrigerador y lavatorio, se colocan un par de taburetes para comer algo ligero o tomar un desayuno.

En tanto, el salón ha sido revestido por cerámicos de color claro en el piso, que apenas se balancea con la alfombra azul. El color del piso continúa por las paredes y el techo, todo pintado de un marrón claro que convierte al ambiente en un sitio diáfano, donde los pocos metros cuadrados de la estancia quedan disimulados por la distribución de los muebles.

Aprovecha cada rincón

La mejor forma de que un apartamento pequeño sea más cómodo es aprovechar cualquier rincón. O sea, que toda la casa sea funcional.

Un sitio que tradicionalmente era descartado, por ser un área de paso, es el pasillo que comunica los ambientes. Pero si en el lugar sólo vive una persona, es un área que puede tener un rendimiento extra.

Esta es la idea que ha elaborado Ministudio Architetti, que ha rescatado un pasillo anónimo y lo ha reconvertido en un pequeño estudio para estudiar o trabajar. En realidad, no se necesita un gran despliegue: se trata que haya un hueco con espacio suficiente para poder colocar anaqueles y un escritorio, y con un buen juego de luces, ya se tiene el espacio deseado. Inclusive, tampoco es mala idea incorporar tablas y sillas plegables, que permitirían un ahorro extra de espacio cuando se usa.

Un baño cómodo

Para que un baño pequeño pueda ser cómodo y funcional, hay que pensar muy bien cómo distribuir los elementos, y que tampoco sea un juego de acrobacias tener que ducharse o lavarse las manos.

Un punto de partida es colocar azulejos o cerámicos de colores claros, que permitan una limpieza más ágil, y que eviten la sensación de agobio que dan los colores oscuros. Además, si está la posibilidad, es bueno que haya alguna ventana o claraboya para que entre luz natural y ventile el ambiente.

Luego, se trata de tener la mejor distribución posible de los elementos. Por ejemplo, en este caso, el espacio de la ducha no tiene más de 70 cm de ancho, y está dividido con el lavabo por una mampara de vidrio, lo que hace desaparecer las divisiones pero que también evita las salpicaduras. Si se puede evitar el uso de muebles, se gana más espacio aún, lo que se puede reemplazar por anaqueles o estantes.

Un salón para todo

Sencillez visual de alta complejidad: Salones de estilo  de Coblonal Arquitectura
Coblonal Arquitectura

Sencillez visual de alta complejidad

Coblonal Arquitectura

Cuando el apartamento es pequeño, el espacio de vida social pasa a ser el salón. Pero si viven más personas, pueden comenzar las fricciones por el uso del lugar. Por ello, una solución es montar un gran módulo donde se colocan los equipamientos de audio e imagen, con abundancia de cajones y estantes para guardar discos, libros y accesorios; que al estar ocultos a la vista, permiten que la decoración tenga una mayor unidad.

A un costado, se encuentra una mesa desplegable, con lo que este rincón pasa a ser un centro de trabajo o estudio alternativo. La disposición de los sillones contra la pared permite que haya una buena circulación por el salón, y el uso de colores claros, potenciado por la entrada de luz natural, logra que el comedor parezca más grande de los metros cuadrados reales.

Paredes que no lo son

El uso de armarios como divisores puede ser una buena idea, ya que donde debería haber una pared, se encuentra un mueble que puede ser aprovechado para guardar las prendas.

Pero otra alternativa es que la pared se convierta en una moderna biblioteca, en la que se pueden atesorar libros, recuerdos o adornos. De esta manera, aunque se viva solo, el dormitorio tiene una mayor sensación de intimidad, con algo tan sencillo como es una biblioteca que divide a la cama del pasillo.

Si es en colores blancos, es una idea que se agradece para que el ambiente sea más diáfano.

¿Vives en un apartamento pequeño? ¿Te han sido útiles estas ideas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!