Siete ideas para decorar tu salón por poco dinero

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

¿Pretendemos que el salón sea el rincón favorito de la casa, pero tenemos poco presupuesto? No hace falta realizar grandes inversiones si lo que sobran son ganas de cambiar las cosas, un poco de paciencia para rastrear muebles y accesorios, y un poco de apertura para probar nuevas ideas.

Aquí proponemos diversas ideas para que la decoración de un salón no sea demasiado onerosa. Se trata, a grandes rasgos, de conocer las necesidades y los gustos propios, de buscar comercios con buenos precios, recorrer grandes superficies dedicadas a la decoración y el mobiliario, visitar tiendas de segunda mano y mercadillos, y de animarse a usar muebles que se alejan de nuestro estilo tradicional. Puede que nos encontremos con agradables sorpresas para que el salón sea un lugar donde las visitas perciban lo mejor de nuestra personalidad.

1. Reconoce tu estilo

Salones de estilo industrial de Noelia Ünik Designs
Noelia Ünik Designs

Salón de estilo vintage.

Noelia Ünik Designs

El salón es el rostro de una casa, es la presentación en sociedad del hogar ante familiares y amigos que nos visitan. Y también es el lugar donde uno puede disfrutar, solo o en pareja, de momentos de relax y distensión.

Entonces, ¿cómo te quieres presentar al mundo? Puedes tener un salón vanguardista, moderno, clásico, rústico o como este ejemplo de salón ecléctico, con toques retro y productos de reciclaje.

Precisamente, según tu estilo favorito, empieza a averiguar qué muebles serían los más adecuados, y no descartes las sorpresas que puedas encontrar con la compra de muebles usados, o de accesorios que no se habrían concebido como decoración, como esta mesa ratona que, en realidad, es una plataforma de apoyo usada en los ferrocarriles; o los baúles exhibidos a la izquierda de la imagen.

2. Elige un presupuesto racional

Al momento de hacer un presupuesto, tienes que crear dos categorías: cuáles muebles son prioritarios, y cuáles secundarios. 

Seguramente un sofá, alguna mesa con juego de sillas, y un aparador o encimera serán necesarios y obligatorios. Pero luego podrás decidir si la TV va en un aparador, o al ser plana, se coloca sobre la pared. O si sale más a cuenta un sofá de tres cuerpos que tres sillones separados. ¿Es necesario poner un cuarto sillón, o se puede reemplazar por un puff? ¿Y que tal si en vez de mesa y sillas, se coloca una pequeña mesa ratona reciclada de un palet, se la rodea de almohadones, como un rincón oriental?

Verás que con poco dinero pero recurriendo a buenas ideas se pueden encontrar un mundo de opciones.

3. Busca la funcionalidad

Queremos tener un ambiente con una decoración elegante, bonita y divertida. Pero también queremos aprovechar los espacios para que sean más rendidores.

Hay que pensar en diversas ideas para poder combinar ambos factores. Un ejemplo es esta biblioteca que sale de los clásicos anaqueles distribuidos en forma simétrica, en un gran volumen que ocupa un espacio que puede ser mejor aprovechado por otro mueble. Lo que se logra es que los estantes estén distribuidos a lo largo de la mitad superior del salón, en diferentes medidas y alturas, y en donde los coloridos lomos de los libros brindan una llamativa escala cromática.

O sea, se busca que además de biblioteca, esta sea un recurso decorativo.

4. A recorrer mercadillos

De mi taller a la tienda: Oficinas y tiendas de estilo  de Atmospherabcn
Atmospherabcn

De mi taller a la tienda

Atmospherabcn

Los mercadillos y las tiendas de segunda mano son excelentes opciones para encontrar muebles de ocasión, a buen precio, y por lo general, en un estado muy aceptable.

Cabe la advertencia que hay que tener una cuota de paciencia, y comprobar que el vendedor sea de confianza, para que también nos pueda acercar algunos consejos sobre cómo cuidar las puertas y cajones de un mueble que ya tiene varias décadas a su espalda. Y muy importante, también verificar que no haya rastros de termitas u otros insectos que se alimentan de madera.

Tener un salón decorado con muebles vintage puede ser una idea divertida, desenfandada y que expresa que tenemos una personalidad abierta a las innovaciones… aunque sea con muebles viejos.

5. Reconoce las necesidades familiares

¿Cuántos miembros de la familia usan el salón? Muchas veces, se tiende a comprar grandes sillones, mesas extra grandes, y las ocasiones de uso son menos que esporádicas.

Si bien en una familia se necesitan muebles de mayor tamaño, cabe buscar alternativas más económicas y rendidoras desde el punto de vista del uso.

Por ejemplo, se pueden encontrar interesantes opciones de muebles reciclados como este pequeño sofá confeccionado con palets, una original propuesta del estudio italiano Interior Dave. Además, la colocación de unas rueditas hace posible que el sofá pueda trasladarse a otro rincón del salón, o inclusive a otro ambiente, sin tener que sacrificar la espalda. Y atención al detalle de la pequeña mesa de la derecha, que es un simple cajón de frutas reciclado, pero con un estilo moderno.

6. Compara, camina, busca

Piso en Andorra: Salones de estilo clásico de iloftyou
iloftyou

Piso en Andorra

iloftyou

Con un presupuesto ajustado, hay que verificar muy bien los precios antes de cerrar una compra. Por suerte, Internet nos permite ganar un valioso tiempo, y se puede hacer un estudio de mercado sin movernos del ordenador, y en pocas horas.

Recordemos que las tiendas multinacionales expertas en muebles y decoración tienen todo su catálogo on line, con las medidas de sus productos, y los colores disponibles. Una vez que sepamos cuánto cuesta en estos sitios, podemos ganar tiempo enviando correos electrónicos a otras tiendas más pequeñas, pero que quizás tengan productos menos masificados y de más calidad. Y ya con la idea y el presupuesto en la cabeza, podemos dedicarnos una tarde a buscar en tiendas de antigüedades o de segunda mano y ver, si ese mueble nuevo, lo podemos encontrar usado pero a mejor precio.

7. Opciones para la compra

Salones de estilo mediterráneo de Marianna Leinardi
Marianna Leinardi

Sala-ingresso DOPO l'intervento

Marianna Leinardi

Ya tenemos en claro qué muebles queremos, y hemos visto precios aquí y allá. Pero también hay otros puntos a tener precisos. Uno es el tema del traslado: ¿el mueble entra en nuestro coche, o deberíamos alquilar una furgoneta? ¿Acaso es mejor comprarlo desarmado, o si somos poco hábiles con las manos, es mejor adquirirlo ya armado? ¿Y si pagamos a un carpintero que lo monte?

Hay empresas que quizás vendan los muebles a un precio superior, pero que ofrecen un buen servicio de post venta con traslado y colocación. Este gasto adicional quizás sea más económico (y tranquilizador) que estar comprando una serie de tablas con tornillos, y que luego tengamos que pagar un coste extra en llevarlo al hogar, y que quede montado de cualquier manera.

¿Qué te parecieron estos pasos para decorar tu salón? ¿Te animas a ponerlos en práctica?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!