Fabulosa ampliación de una casa bioclimática

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Érase una vez, una casa campestre situada en la provincia de Madrid. Aunque contaba con un extenso jardín verde a su alrededor y una piscina para hacer tregua a los calurosos días de verano en la meseta, la vivienda no conseguía satisfacer las necesidades de sus propietarios. Esto encargaron al estudio Millenium Architecture poner fin a este problema y el resultado os lo detallamos a continuación. Adosada a la construcción preexistente de carácter clásico se levantó una pieza moderna de estilo de vida americano. Su condición de bioclimática y sus espacios modernos consiguen complementar a la perfección a los antiguos y ofrecer nuevas experiencias domésticas a sus habitantes. 

Desde fuera

A la derecha de la imagen podemos observar como una planta trepadora cubre parte de un volumen. Su cubierta inclinada de teja y su estética nos advierten de que esta era la vivienda preexistente en la parcela. El nuevo volumen se adosa a este y abraza al jardín verde y la piscina, sin saturar la parcela. Su estética es moderna, con líneas rectas y grandes huecos que buscan la permeabilidad entre interior y exterior. A pesar de haber sido construido a posteriori, el conjunto no resulta un compuesto de piezas inconexas, sino todo lo contrario. 

Los espacios interiores

En el interior de este nuevo volumen, se instauró una organización de la superficie que lleva asociada un estilo de vida más contemporáneo. De esta manera en la planta baja, nivel donde se colocó el programa de carácter público, los espacios son diáfanos. Todos los usos se relacionan entre ellos mediante sistemas de circulaciones fluidos, como en el caso de la cocina. Esta se abre al resto de la zona de día, donde también se encuentran el comedor y la zona de estar. Una pieza central y exenta, comúnmente llamada isla, aumenta su funcionalidad y además establece conceptualmente una separación entre este uso y los otros. 

La zona de estar

En el extremo opuesto de esta gran zona de día encontramos la sala de estar. Su relación con el espacio exterior es inmejorable: los grandes huecos de vidrio de suelo a techo permiten que el jardín forme parte del paisaje interior y que la luz natural se cuele en grandes cantidades. 

En cuanto a la estética, destaca el uso del color blanco en las paredes y el techo. Este tono se contrastó con la calidez del pavimento y la decoración y el mobiliario. 

Las escaleras

En el lado opuesto se sitúan las escaleras uno de los elementos más espectaculares de la casa. Lineal, de peldaños de madera volados y con una delicada barandilla que apenas es perceptible, este elemento de comunicación vertical se separa del exterior a través de una gran fachada de vidrio, por donde la luz natural penetra para a continuación tamizarse y crear diferentes sombras. 

En doble altura

La planta superior de la casa se reservó para las partes del programa de carácter más personal e íntimo. En este nivel encontramos una suite principal con cuarto de baño propio y dos dormitorios más con baño. En el espacio próximo a la escalera, un hueco a doble altura permite que la gran fachada de vidrio no quede interrumpida. Desde aquí se vislumbra el estanque por el que se accede a la casa. 

El cuarto de baño

Nos asomamos por último a una de las estancias más íntimas de la casa: el cuarto de baño. También aquí se eligió un estilo moderno para el mobiliario, los sanitarios y la decoración. 

Hasta aquí nuestro recorrido por esta vivienda bioclimática. Si quieres conocer más proyectos similares, te recomendamos: 

Arquitectura sorprendente: casita bioclimática en Barcelona

¿Qué os parecen los interiores?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!