Una casa moderna hecha a medida

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Cuando Agusti Costa recibe el encargo de proyectar el interior de una vivienda, permite que el proyecto se deje influir por su arquitectura exterior. La Casa GSX en Berga, a 100 kilómetros de Barcelona, no es una excepción. Sin embargo, tal y como cuenta el autor, este proyecto tiene una peculiaridad derivada de un largo y lento proceso de reflexión, primero, y ejecución, después. El fin que perseguía la casa no era otro que satisfacer las necesidades de sus habitantes. Sin embargo, una vuelta de tuerca más a este planteamiento derivó en un proyecto que refleja a sus habitantes: una vivienda hecha a medida. Su diseño expone a los antes clientes y ahora amigos a una vida nada convencional bajo un techo. También el jardín forma parte de esta apasionante aventura. 

Simultaneidad

Formas rigurosas, materiales no tradicionales, espacios que empiezan donde acaban otros es lo que nos cuenta Casa GSX de su diseño en este primer vistazo. Aquí, en una misma fotografía podemos ver como ocurren diferentes cosas simultáneamente. Se asoma la cocina tras un hueco sin puerta, la escalera aparece justo al lado, y a continuación un tabique de vidrio translúcido tras lo que parece asomarse, ¿un baño?

El salón

En planta baja tienen lugar los usos públicos de la vivienda. Sobre un mismo suelo y bajo un mismo techo, cada uno de los rincones coge forma con la presencia de un tabique que no acaba, un mueble que se da la vuelta, o un hueco abierto. De esta manera, cada uno de los espacios se abre a los contiguos dando lugar a una planta de circulaciones fluidas y visuales cruzadas. Con aire esterilizado, el paisaje interior gira en torno a la pureza: formas rigurosas, texturas diferentes y una paleta de colores blancos y neutros. 

La cocina

En paralelo al espacio anterior se ubica la cocina, con acceso propio al jardín. Para separarla y definir su propia superficie se construye una pieza que aglutina los servicios de ambas partes: chimenea a ambos lados, electrodomésticos y almacenamiento. Una isla en parte central y una barra en el muro opuesto completan su concepción minimalista. La gran puerta de vidrio que la separa del jardín la ilumina naturalmente y le ofrece la posibilidad de transformarse en un espacio diferente, abierto al exterior y fluyendo con el paisaje. 

La escalera

La escalera se concibe como un espacio más integrado en la vivienda y no una simple caja de comunicación vertical. Se comunica de manera abierta con todas las estancias, y así se llena de la luz que entra por las diferentes ventanas. Se construye como una oda a la sencillez: simples planchas de hierro pintadas de blanco y revestidas con cálida madera que construyen sus peldaños, a través de los cuales se puede ver. 

En planta primera

A la hora de distribuir la vivienda se siguió un esquema de más a menos privacidad. En planta baja encontramos el programa de día, con cocina, salón-comedor, una despensa, un cuarto de baño integrado con el resto de usos y un garaje. En planta primera se ubican estancias más privadas: tres dormitorios, otro cuarto de baño y una lavandería. No hay puertas, pero el ingenioso diseño ha conseguido darle a cada uso la privacidad que le corresponde. Es este el caso del cuarto de baño, que aparece desdibujado tras un tabique translúcido. Un pequeño tabique sirve de apoyo a los lavamanos y sanitarios, ocultos tras él. 

La última planta

Bajo la losa de hormigón que da forma a la cubierta a dos aguas tiene lugar el espacio más privado de la vivienda. Una planta diáfana dedicada exclusivamente a los habitantes de la casa. Estudio, lectura, intimidad bajo la sinceridad de una materialidad tosca y expuesta y las privilegiadas vistas que asoman desde ventanas que enmarcan como panorámicas el paisaje. Sin embargo, no es lo único que sucede en el último nivel de Casa GSX.

La terraza en ático

Junto a la escalera, una puerta de vidrio corredera nos da acceso a la gran terraza que tiene lugar en el último nivel de esta casa. Pavimentada en madera, constituye uno de los lugares más privilegiados de la vivienda. Aquí ya no solo es el paisaje, sino  también el cielo el que nos acompaña. 

El jardín

El proyecto también comprendió el diseño del jardín de la casa. Ubicado en planta baja, y con acceso directo desde la cocina y el salón, este lugar se construye como un espacio habitable más de la casa. Un tapiz verde cubre el suelo, sobre el que parcialmente se apoya una tarima de madera donde tiene lugar lugar un comedor exterior. Una franja rellena de gravas separan la edificación del jardín: un pequeño preámbulo entre dentro y fuera. 

¿Más proyectos de viviendas?

homify 360º: una casa de hormigón

¿Qué te parece el proyecto?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!