¿Cómo elegir una inmobiliaria?

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Apartamento lujo en centro de Málaga, Espacios y Luz Fotografía Espacios y Luz Fotografía Casas de estilo moderno
Loading admin actions …

Si estás pensando en vender tu piso probablemente te hayas planteado con qué inmobiliaria llevarlo a cabo. Debes saber que no todas son iguales, no ofrecen los mismos servicios ni trabajan de la misma forma.

Aunque esto no quiere decir que debamos desconfiar del sector de las inmobiliarias por norma general e intentar hacerlo por nosotros mismos colgando un cartel en el balcón o publicando un anuncio en una web. Y es que vender una vivienda no es tan sencillo como parece, así que déjate ayudar.

En este libro de ideas hemos recopilado 5 grandes consejos (con otros tantos que encontrarás en cada punto) para que tengas claro cómo elegir una inmobiliaria adecuada que te ayude a vender tu piso. Teniendo esta serie de consejos en mente, será mucho más sencillo no sólo vender, si no también quedar más que satisfecho con esa venta

1. Infórmate bien

Inmobiliaria Lunallar - Despacho principal y sala de reuniones costa+dos Espacios comerciales Oficinas y Tiendas

Lo primero que debemos hacer es, obviamente, informarnos acerca de cada una de las inmobiliarias que estamos barajando para la venta de nuestra vivienda. Mirar su experiencia, su trayectoria en el mercado, etc. También puede ser importante que preguntemos a nuestros vecinos, amigos y conocidos con qué inmobiliaria compraron o vendieron su piso, dejar que nos aconsejen y nos den pistas acerca de buenos profesionales. 

Una vez vamos a visitar por primera vez la inmobiliaria, es importante preguntar información concreta acerca de cómo van a realizar su trabajo. Resuelve todas las dudas que tengas, sin miedo, y guíate por la impresión que te de el agente inmobiliario en particular y la inmobiliaria en general acerca de su modo de trabajar. ¿Te han parecido buenos profesionales? ¿Te han dado confianza y seguridad en esta primera toma de contacto? ¿Les confiarías la venta de tu piso?

Sin información es imposible elegir la inmobiliaria adecuada para la venta de nuestro piso, por eso es importante tener un abanico de tres o cuatro en función de todos estos datos recopilados de uno y otro sitio (y por supuesto en la propia agencia) y decidirnos por una o por otra. 

2. ¿Es mejor que pertenezca a una franquicia?

Inmobiliaria Lunallar - Recepción y acceso costa+dos Espacios comerciales Oficinas y Tiendas

También es importante tener en cuenta si la inmobiliaria pertenece a una gran franquicia o bien es una inmobiliaria más bien pequeña, de barrio. Esto último no es necesariamente malo ni muchísimo menos, porque hay grandísimos profesionales inmobiliarios en pequeñas empresas. Lo que si´es cierto es que una cadena de franquicia puede ofrecernos una serie de garantías de éxito, tienen más presencia en distintos portales, más cartera de potenciales clientes, etc. 

Aunque por supuesto de nada vale que sea o no una franquicia si no hay confianza y transparencia con la inmobiliaria y el agente que llevará la venta de nuestra vivienda. Debemos saber cómo está el proceso, dejarnos aconsejar por profesionales, poder estar presentes si así lo queremos en el momento de la compraventa de la vivienda, etc. Es decir, tener una comunicación fluida y una total transparencia con nuestra inmobiliaria sea grande o pequeña.

3. Cuidado con las promesas

En según qué inmobiliarias te darás cuenta de que valoran tu vivienda encima del precio de mercado, haciéndote falsas promesas de conseguir más y más dinero por ella. No te quedes con ese tipo de inmobiliarias, con esas falsas promesas en muchos casos.

Lo mejor es buscar una propuesta lo más realista posible que no solo busque atraer tu atención y ganarte como cliente. Y es que del precio que te digan en un primer momento al que luego acaben vendiendo tu vivienda, puede ir un mundo (además de que probablemente el tiempo de venta se alargue sobremanera). ¡Ojo! De igual manera, no te fíes de aquellas que te ofrecen venderla a un precio muy inferior al real para venderla antes.

Las prisas no son buenas consejeras y menos en lo que a la venta de un piso se refiere, así que lo mejor que puedes hacer es tener paciencia una vez se le ponga a tu piso el precio correcto de venta y… esperar. Ni más, ni menos. Echándole tiempo y dejando trabajar a la inmobiliaria sin prisa ni agobios, conseguirás vender tu vivienda por el precio esperado y de una forma que te dejará mucho más satisfecho que si lo haces con prisas para quitártelo de encima cuanto antes.

4. Honorarios correctos y buenos compradores

Los honorarios que cobrará el agente no tienen porqué decir que lo hará ni mejor ni peor. Ni el que más cobra es el mejor ni al revés.

Ten en cuenta siempre que la promoción de tu vivienda, el marketing, e incluso el denominado como home staging (literalmente puesta en escena de la casa, es decir, el conjunto de técnicas que permiten realzar una vivienda y darle un aspecto más atractivo para los posibles compradores), cuestan dinero. ¡Así que no mires el dinero en este tipo de cosas! La tarifa de comisión la decide la inmobiliaria, pero lo cierto es que todas suelen variar en un porcentaje de entre el 3% y el 5% del precio total de la vivienda vendida. 

Con respecto a los clientes, fíate de aquellas que se comprometan a investigar bien la solvencia del cliente, a tener en cuenta sus gustos y deseos, aquellas que no buscan un comprador cualquiera, si no el comprador más adecuado para tu vivienda en todos los sentidos imaginables.

5. Exclusividad y precio

Además, otro punto que has de tener en cuenta es que, en el caso de que llegues a un acuerdo en exclusiva, firmarás un documento en el que verás reflejado el tiempo en el que te comprometes a no vender la casa por tu cuenta (webs, carteles en tu vivienda, hacer una venta aparte a algún conocido), ni a través de ninguna otra agencia. Así que piénsate bien si quieres una inmobiliaria que te haga firmar este tipo de acuerdo o si prefieres ponerlo en manos de otra más o hacerlo por ti mismo.

Elegir colocarlo en varios lugares o varias agencias puede ir en detrimento del valor del piso y de la imagen que proyecta de cara a posibles clientes, así como en la calidad del comprador que va a llamar a tu puerta. Además de que resulta más quebradero de cabeza…  

Pero si has decidido no firmar acuerdo de exclusividad porque tienes prisa por vender, y poner tu piso en varias agencias o portales de internet es fundamental que el precio que publiques sea exactamente el mismo. Y si lo cambias en tu anuncio particular, avisa también a tu inmobiliaria o inmobiliarias. Dos precios distintos consiguen una total desconfianza del posible comprador con respecto a la venta de tu vivienda, así que no puedes arriesgarte. 

¿Has vendido alguna vez a través de inmobiliaria?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

Destacados de nuestra revista