Oda al ladrillo blanco – 7 fabulosas ideas

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Loading admin actions …

El ladrillo es el material de construcción por excelencia. Está presente en el esqueleto de prácticamente todas las viviendas actuales y edificios contemporáneos. Hasta hace relativamente poco tiempo el ladrillo no se dejaba ver en la decoración, era considerado un elemento estructural pero no decorativo. Con la aparición de un estilo de vida urbano e industrial, en el que surgen nuevos espacios como los lofts, que reconvierten naves industriales adaptándolas a viviendas, se convierte en tendencia resaltar el carácter fabril de este tipo de construcciones y se comienza a perder el complejo de mostrar las paredes de ladrillo desnudas y expuestas al resto de los espacios de la vivienda. Tanto es así, que esta tendencia se extiende también a oficinas y edificios públicos. El ladrillo blanco es una declinación del ladrillo de arcilla cocido a elevadas temperaturas cuyo color se obtiene naturalmente desde la composición inicial con diferentes pastas, sin necesidad de añadir ningún tipo de colorante artificial. Una vez que el ladrillo deja de ser vergonzoso y se atreve a mostrarse hacia fuera, en blanco adquiere mucha más personalidad para decorar cualquier habitación de nuestra casa con un resultado muy atractivo y elegante. Déjate deslumbrar por le blanco del ladrillo. 

El porqué del ladrillo blanco

Dormitorios de estilo industrial de De Steil

A la hora de elegir un tipo de decoración u otro, el ladrillo blanco ofrece muchas más posibilidades. De hecho se fabrican ladrillos en blanco teniendo en cuenta sus futuras aplicaciones en revestimientos que quedan a la vista. Gracias a una composición de varias arcillas, cocidas a altas temperaturas, se obtiene un ladrillo blanco  cerámico con una textura singular y una baja absorción de agua, menor del 6%, que junto a su alta gresificación facilita la limpieza en obra y le proporciona una excelente durabilidad y un buen envejecimiento.

El ladrillo blanco frente al ladrillo tradicional

Pasillo con ladrillo visto recuperado y tratado: Pasillos y vestíbulos de estilo  de Dröm Living
Dröm Living

Pasillo con ladrillo visto recuperado y tratado

Dröm Living

Frente la ladrillo tradicional, el ladrillo blanco ofrece muchas más opciones decorativas, creando espacios mucho más limpios y luminosos que construyen a su vez una atmósfera mucho más elegante. Cualquier objeto como cuadros, plantas, lámparas, o cualquier elemento del mobiliario como mesas, aparadores o sofás, contrasta mucho más con un fondo blanco, cobrando también mayor protagonismo.

Ladrillo blanco en el baño

MUEBLE PARA BAÑO LÍNEA CODE: Baños de estilo industrial de SONIA
SONIA

MUEBLE PARA BAÑO LÍNEA CODE

SONIA

Bien es cierto que se trata de un revestimiento poco elegido. Quizás el motivo por el que no cuenta con demasiados adeptos es que su irregularidad hace que la limpieza sea más minuciosa, especialmente en espacios húmedos, como los cuartos de baño, en los que es frecuente la aparición de hongos y moho. Ahora bien, si nuestra apuesta es por la tendencia, actualmente son de los más demandados, especialmente en espacios urbanos e industriales en los que siempre tiene muy buena acogida. 

Arcos y paredes de ladrillo blanco

Estudio de estilo  de R3ARCHITETTI

La sensación de pureza, limpieza y sencillez que desprende un espacio en ladrillo blanco es difícil de conseguir con otros elementos. Un vez elegido este revestimiento, sólo se necesita dar con la combinación adecuada de materiales para el resto de la decoración; la madera puede ser uno de las mejores candidatas para formar pareja con el ladrillo por su naturaleza viva y alegre.

Ladrillo blanco en el salón

Como ya hemos mencionado el color blanco del ladrillo hace que resalten mucho más el resto de elementos decorativos, en este caso del salón. En este ejemplo, sólo la pared frontal presenta el ladrillo a la vista, mientras que el resto de superficies son lisas y pintadas en blanco, de esta forma el ladrillo se convierte en un elemento decorativo por sí mismo igual que lo podría ser una pintura decorativa en arena o estuco. No son necesarios cuadros o tapices porque la propia textura del ladrillo ya genera un efecto con personalidad propia.

Ladrillo blanco en el dormitorio

Dormitorios de estilo industrial de Loft&Home

Mencionábamos anteriormente el carácter industrial del ladrillo; dejar al desnudo su textura, sus irregularidades y sus juntas tiene un cierto atractivo que llevado al dormitorio se convierte una vez más en una apuesta atrevida que podemos compensar con el resto de elementos decorativos. La aparente frialdad del ladrillo se ve equilibrada con una iluminación agradable, un cabecero de madera y una ropa de cama en tonos cálidos.

Ladrillo blanco en zonas de tránsito

Si tenemos una planta inferior o sótano en nuestra vivienda, el ladrillo blanco puede ser una buena solución para revestir la escalera de acceso. La naturaleza descubierta y desnuda del ladrillo puede anticipar la estética de un garaje reconvertido a bodega, sala de exposiciones o cualquier otro uso, sin perder la esencia de espacio subterráneo.

Si quieres acercarte aún más al ladrillo visto, no dejes de echar un vistazo a 10 ideas con ladrillo y piedra vista

¿Enladrillarías el cielo de blanco?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!