La joya arquitectónica de un pueblecito barcelonés

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Si no os sonaba el nombre de Matadepera, a partir de hoy no lo vais a poder olvidar. Puesto que este es el municipio barcelonés donde se encuentra la casa tan especial que hoy os mostramos. Un pueblecito, situado a los pies de la montaña de Sant Llorenç del Munt, que tiene una joya residencial diseñada por los arquitectos del equipo López Clavería.

Pero no esperemos más y ¡empecemos el recorrido! 

Una casa muy especial

Esta vivienda unifamiliar se encuentra en una parcela exenta de cualquier edificación cercana y rodeada de jardín. Se organiza en dos niveles, planta baja y planta primera y sus espacios se extienden de forma generosa por la superficie. 

Pero este proyecto tiene algo muy especial. Y es su cubierta, que ha sido diseñada mediante una pieza de formas onduladas, de tal forma que va recorriendo toda la superficie ocupada de la vivienda, ya sea interior o exterior. Es una forma de conectar los espacios y las estancias y de crear una imagen de conjunto.

La cubierta como generadora de espacios

La cubierta se concibe como un cuerpo en movimiento. En algunas zonas su función será cubrir espacios interiores. En otras, unir estancias. Y en otras, generar pequeños rincones cubiertos, zonas exteriores pero protegidas.

El jardín

Como podemos comprobar en la imagen, la casa cuenta con un gran jardín que la rodea. La vivienda se vuelca a él por medio de una fachada completamente de cristal y sobre todo, mediante la forma curva, potenciada por la cubierta, que parece que abraza el jardín. Así se crea un espacio semicerrado protegido de las miradas ajenas.

¡Si os interesa el diseño de jardines, no podéis dejar de visitar el siguiente enlace

En el interior…

En el interior, lo espacios se han decorado con los muebles necesarios y sin excesos, se ha preferido generar habitaciones amplias y bien ventiladas. Los muebles se alternan entre el color blanco y las texturas frías, y el marrón y los materiales cálidos. Como podemos comprobar en el salón, en el que los sofás blancos combinan con el parqué de madera pulida y la mesa del mismo material.

La conexión con el jardín es constante en toda la vivienda, de tal forma que el verde forma parte también de los espacios interiores.

La cocina con isla central

La cocina usa dos colores únicamente: el blanco y el negro, abandonando completamente la madera que veíamos en el salón. Aquí el espacio está muy bien organizado, con una isla central que distribuye los recorridos y genera multitud de opciones de almacenamiento y superficies de trabajo. Las texturas son sobre todo lisas y pulidas, y los materiales, fríos, como el acero inoxidable de la campana de extracción.

También cabe destacar un detalle de la isla. Si os fijáis bien, en la esquina la encimera se prolonga de forma casi imperceptible para generar una barra para los desayunos.

La planta superior

Si subimos las escaleras para visitar la planta alta, vamos a encontrarnos con espacios de distribución con funciones muy variadas. No son solo pasillos, sino que son además zonas de descanso o zonas de trabajo. Los pasillos se han diseñado con superficie suficiente para generar otros usos, algo que es posible gracias a la entrada de luz natural que consigue llegar hasta cada rincón.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!