Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cómo convertir un piso de los años 60 en una casa de diseño

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

En la costa gallega, en la localidad de Vigo, hemos encontrado la historia de un apartamento corriente que se ha convertido en un moderno piso de diseño. El piso en cuestión fue construido en la década de los 60, y con más de 50 años de vida necesitaba un cambio radical: por una parte, su distribución, propia de la época, estaba desfasada y no se adaptaba a un estilo de vida moderno; por otra parte, su paisaje interior necesitaba modernizarse para dejar a un lado su aspecto anticuado. 

La reforma se encargó al estudio de arquitectura Castroferro, quienes analizaron las posibilidades de esta vivienda para tratar de solventar su problemática y sacarle el máximo partido a sus posibilidades. 

Antes de llegar al resultado que veremos a continuación, el panorama era bien diferente: un largo y oscuro pasillo tomaba demasiado protagonismo articulando todas las estancias. Además, las habitaciones que daban a fachada disfrutaban de unas pésimas vistas hacia las edificaciones vecinas. Las otras, comunicadas con el patio de manzanas, visualizaban las traseras de otros edificios. A esto hay que sumar los bajos techos, a 2.50 metros sobre el suelo, y las pocas ventanas que apenas iluminaban el interior. Estas podrían ser las características de las viviendas en las que residimos buena parte de nosotros. A continuación, os mostramos en qué podrían convertirse todas ellas: 

La nueva distribución

El apartamento se encuentra en el quinto piso de un edificio normal y tiene una superficie de 140 metros cuadrados, mejor aprovechados tras la interveción del estudio Castroferrero Arquitectos. Los nuevos habitantes querían un lugar más cómodo para vivir. Parte de este problema estaba asociado a su pobre compartimentación marcada por la presencia de un pasillo ciego, por lo que esta reforma construye una nueva distribución planteando un nuevo concepto de pasillo. 

El nuevo eje

De esta manera, se destina el espacio conectado a la fachada principal a la zona de día de la vivienda, relegando los dormitorios a las estancias conectadas al patio de manzana. De esta manera, el gran salón, comedor, salita y zona de estudio se convierte en el nuevo eje que articula y distribuye los dormitorios, que pueden abrirse a este espacio mediante puertas correderas. Se apuesta por la flexibilidad, de manera que los propietarios pueden habitar el espacio cómodamente e incluso modificarlo según sus preferencias y necesidades. 

Los usos

Así, encontramos en un mismo espacio de directriz curva todos los usos de carácter público de la casa, iluminados por numerosos huecos que dan a la calle. Son los propios muebles los encargados aquí de diferenciar las distintas funcionalidades que acoge esta nueva zona de día. 

La materialización

Para dar forma a su nueva condición de eje vertebrador de la casa, se incorpora un juego de texturas y materialidades diferentes. El muro opuesto a fachada, destinado al almacenamiento, se recubre de paneles de madera-cemento: un material en seco en el que cada tablero posee unas texturas diferentes. También se ha trabajado con la iluminación artificial, que indirectamente fluye a través de una ranura junto al techo ganando sensación de altura y dándole a este núcleo central gris más importancia. 

El dormitorio infantil

El dormitorio infantil se encuentra en uno de los extremos de la gran zona de día. Una puerta corredera, que se esconde en el muro, abre y cierra esta estancia al gran espacio, brindándole la posibilidad a sus usarios de adaptar la vivienda a sus necesidades. 

La habitación infantil es amplia, y cuenta con dos camas en litera y una zona de estudio materializada con una larga mesa apoyada sobre uno de sus muros. Aquí también se repite el mismo gesto que en el espacio anterior con la iluminación aritificial. 

La cocina

La cocina se encuentra en una estancia de geometría complicada. Con forma picuda, se ha distribuido de la mejor manera posible. Su lado más regular acoge la funcionalidad más básica de la cocina: encimera, fuegos, electrodomésticos, fregadero y almacenamiento en forma de una gran pieza integrada. En el otro muro encontramos una pequeña mesa que permite que la cocina pueda emplearse también como comedor informal. Otra vez más, llama la atención el original diseño de la iluminación artificial. 

El dormitorio principal

Los dormitorios se encuentran, tras la reforma, conectados al patio de manzanas. En su diseño se ha buscado la más absoluta sencillez: líneas rectas, color blanco y el mínimo número de piezas de mobiliario. Se ha empleado el mismo pavimento de madera en toda la vivienda, dándole continuidad a todos los espacios a través de este plano horizontal que, además, aporta calidez.

El cuarto de baño

El dormitorio principal cuenta con un cuarto de baño propio al que se accede a través de una puerta corredera. La separación entre habitación y baño se ha construido con paneles de vidrio translúcido que preservan la privacidad de los usuarios, pero permiten que la luz que se cuela por las ventanas llegue a ellos. 

Terminamos con esta imagen el recorrido por esta reforma. ¿Interesado en más proyectos similares?

Reformas: cómo sacarle más partido a una vivienda

4 reformas integrales de cocinas

¿Tu apartamento necesitaría una reforma como esta?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!