Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cómo conservar el vino: bodegas en espiral

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Para los más sibaritas, el vino es mucho más que una simple bebida. Es un placer exquisito para el paladar, pero también para el olfato y la vista. Por eso, cada vez más personas buscan crear una pequeña bodega en casa. Un espacio donde conservar en las mejores condiciones los caldos más selectos de cada cosecha. Para ellos hoy vamos a hablar de lo último para conservar el vino: bodegas con forma de espiral. 

Este novedoso sistema se basa en realidad en un concepto muy antiguo: conservar el vino bajo el suelo, en un espacio casi secreto al que se accede abriendo una trampilla camuflada en el pavimento. Las ventajas son evidentes: se mantiene la temperatura natural, se pone a salvo de la luz, con la ventilación y la humedad perfecta. 

Descubrimos cómo son las bodegas en espiral y cómo podemos adaptarlas a los espacios más exclusivos. Comienza la cata:

El origen: un verano caluroso

El verano de 1976 fue especialmente caluroso en Francia, donde una ola de calor estropeó mucho del vino embotellado que se conservaba en garajes y zonas no suficientemente aisladas. Por este motivo, un año después el francés Georges Harnois decidió diseñar un sistema subterráneo en espiral que perforara el suelo de la casa y permitiera almacenar el vino en torno a una escalera de caracol en las óptimas condiciones para su mantenimiento. El sistema llegó a ser muy popular entre la clases altas francesas y británicas a partir de la década de los ochenta. 

Precisamente, este ejemplo que vemos aquí pertenece a una casa inglesa con mucho estilo. 

Oscuridad e iluminación

Bodegas de estilo  de JMF
JMF
JMF

El mejor lugar para conservar el vino es un espacio cerrado, sólido, oscuro y de muros aislantes. De ahí que las bodegas en espiral sean perfectas para este fin, puesto que cumplen con todos estos requisitos. Además para acceder a las botellas vamos bajando por una escalera de caracol, lo que hace más fácil alcanzar todas los niveles de la bodega. Pero si para conservar el vino necesitamos oscuridad, para elegir la botella que mejor maridaje tiene con la comida que hemos preparado necesitamos luz. Las técnicas modernas de iluminación nos proporcionan múltiples posibilidades tal y como se aprecia en esta imagen: bodega en espiral diseñada por los alemanes JMF.

Un método novedoso

Bodega Maxi Redonda en Blanco: Bodegas de estilo  de jecasar
jecasar

Bodega Maxi Redonda en Blanco

jecasar

No hace falta que nos vayamos tan lejos. Aquí, en España la empresa Enocava crea tu bodega en espiral en apenas dos semanas. Su instalación puede hacerse en cualquier espacio de la casa, sin importar el tipo de terreno en el que está asentada la vivienda. El sistema constructivo se basa en la instalación de módulos de hormigón prefabricados e impermeabilizados. 

Una mesa de centro con cosecha propia

Bodega Maxi Ovalada con detalle decorativo: Bodegas de estilo  de jecasar
jecasar

Bodega Maxi Ovalada con detalle decorativo

jecasar

Ya hemos dicho que cualquier sitio de la casa es apropiado para colocar una bodega en espiral. Sobre todo porque puede pasar todo lo desapercibida que queramos. Por ejemplo, en este salón el acceso a la bodega se ha camuflado de tal forma que lo que nos encontramos no es una trampilla al uso, sino una auténtica mesa de centro de vidrio, tan perfecta para tomarnos un café, como para degustar un vino después de haber bajado a nuestra bodega en espiral a elegirlo. 

La reina del salón

Bodegas de estilo  de DEMARCHES

Aunque la trampilla de acceso de serie de las bodegas de Enocava son de madera, se pueden elegir otros modelos y acabados, por ejemplo, de vidrio de seguridad de una hoja o dos hojas -con apertura hidráulica eléctrica- o revestido con el mismo material de solado existente. Puede optarse incluso por una blindada, convirtiendo así la bodega en un espacio seguro para guardar otros objetos de valor. También las dimensiones varían, con una capacidad que va desde 800 hasta las 3.000 botellas. 

Hasta aquí esta primera incursión en el mundo de las bodegas en espiral. Si quieres descubrir otros métodos de almacenar vino, te recomendamos que le eches un vistazo a al artículo ¿Cómo guardamos el vino en casa?

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!