Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

ChopChop: la cocina que sabe adaptarse

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Hay quienes son metódicos, y en la cocina no dejan lugar a la invención. Otros se dejan llevar por la intuición e improvisan las recetas con ayuda del sentido del olfato y el gusto. Muchos aman estar entre fogones, y otros lo odian. Para algunos cocinar es simplemente lo que se hace dos veces al día antes de la comida y la cena. Pero gustándote o no, nadie se salva de echar horas en la cocina. Por eso, su diseño ha de buscar no solo la estética y la elegancia, sino también crear un espacio lo más funcional y cómodo posible para que cortar, picar, lavar, freír, y esas mil acciones diferentes que se realizan en las cocinas, se hagan de la manera más cómoda y natural posible. 

Partiendo del hecho de que la funcionalidad es algo exigible a cualquier diseño, hoy os presentamos una cocina que le da la vuelta a este concepto. ChopChop es una cocina práctica en todos los sentidos y para todos los públicos. Dirk Biotto, diseñador industrial alemán, ha conseguido crear la cocina de cualquier hogar, incluso la de aquellos que tienen movilidad reducida. De hecho, el origen de su diseño parte de aquí, de facilitar eso de cocinar a aquellos que lo tienen más difícil. Patas regulables y un sinfín de detalles pensados para que cualquier persona pueda usar estas piezas.

Los dos módulos

La cocina ChopChop tiene dos módulos diferentes fáciles de montar en cualquier espacio o vivienda. Cada uno de ellos está construido de igual manera: sobre una estructura de perfiles de acero lacados en blanco se apoya un tablero de madera que cuenta con una tabla perpendicular pensada para apoyarse y fijarse sobre la pared. Inferiormente, el espacio se libera permitiendo que personas en silla de ruedas puedan acceder a estas piezas y cómodamente hacer uso de ellas. Además, su altura es regulable de manera que pueda adaptarse a las diferentes situaciones. Cada una de ellas cuenta con diversas zonas de almacenamiento, aunque sus principales funciones son distintas. Las analizamos detalladamente a continuación. 

El primer módulo

La principal característica del módulo 1, a la derecha en la anterior fotografía, es el fregadero. Situado en posición central, esta pieza está diseñada para que su uso sea posible aunque estemos sentados. Es por esto que su capacidad no es muy grande, pero suficiente. Está incrustado en la pieza de madera que construye la encimera de ambos módulos. El tablero que se apoya sobre la pared es el que se emplea de almacenamiento. Contamos con colgadores, una balda sobre la que apoyar botes y perforaciones que nos permiten enganchar los utensilios sobre ellas. 

El fregadero

El fregadero cuenta con una superficie inclinada pensada para que platos y sartenes deslicen sobre ella hasta el fondo. Además, el grifo es extensible, facilitando la tarea de fregar o limpiar los alimentos gracias a la manguera. Si necesitamos más superficies de trabajo o capacidad de almacenamiento es posible gracias a dos placas de acero cortadas con láser que encajan sobre el hueco del fregadero y lo ocultan en su interior.

El segundo módulo

El segundo módulo cuenta con todas las herramientas para cocinar de la manera más cómoda posible. Entre estos detalles encontramos un rallador de verduras incorporado sobre la propia mesa que evita hacer un gran esfuerzo con los brazos. Sus cuchillas son intercambiables y para recoger nuestra verdura rallada tan solo necesitamos abrir el cajón extraíble que se sitúa justo debajo, como podemos ver en esta imagen. A la derecha una cuchilla y pernos permiten anclar los alimentos y rebanarlos de la manera más segura posible. 

Más detalles

Este módulo también cuenta con una hendidura en el banco donde almacenar el pan o cualquier alimento para que no moleste sobre la encimera. En su otro extremo, además, una zona extraíble permite colocar botellas y botes fijándolos para evitar posibles caídas. 

La original manera de almacenar en el tablero sobre la pared permite adaptaciones, y es que los colgadores puede colocarse en la posición que queramos, gracias a las perforaciones, y fijarse con tornillos fácilmente manejables. 

Ambos módulos son complementarios, aunque pueden emplearse de manera independiente según el espacio o las necesidades que tengamos: ChopChop sabe adaptarse. 

¿Más cocinas? 

Antes y después: 2 reformas en la cocina para ganar espacio

¿Qué te parece este diseño?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!