Claves para diseñar y decorar una bodega en casa

Irene M.Tutor Irene M.Tutor
Google+
Loading admin actions …

Si eres un amante del vino seguro que en algún momento te has planteado construir tu propia bodega en casa para conservar tus botellas más preciadas en las mejores condiciones. Otra de las ventajas es comprar diferentes botellas a buen precio, para dejarlas terminar su envejecimiento en tu pequeña bodega.

Sin embargo, por lo general las instalaciones domésticas tienen varios inconvenientes, especialmente en la construcciones actuales, ya que es complicado crear esas condiciones de temperatura, luz y humedad que el vino necesita. Por eso queremos acercarte información útil y práctica para poder conservar tu vino.

En primer lugar, asegúrate de encontrar uno de los rincones más apartados y aislados de tu vivienda para llevar a cabo ahí tu bodega, probablemente tengas que llevar a cabo alguna que otra labor de albañilería, pero te aseguramos que merecerá la pena. Te contamos las claves.

La importancia de la conservación del vino

Bodegas de estilo clásico de JMF
JMF
JMF

La correcta conservación del vino es una de las claves para poder disfrutar de su mejor sabor y es que, como producto perecedero, el periodo de vida de un vino será mayor o menor en función del entorno en el que lo conservemos.

Una de las principales recomendaciones es que as botellas se instalen en un espacio sin oscilaciones térmicas, con una temperatura más o menos constante entre 9º-17º. La humedad relativa debe estar alrededor de 65%-80%. Estos niveles de humedad también se pueden conseguir con humidificadores. Si por el contrario sufres de un exceso de humedad, tendrás que recurrir la alternativa contraria, empleando deshumificadores, que pueden variar desde unas sencillas esponjas que van absorbiendo la humedad, hasta aparatos de alta tecnología para grandes bodegas.

Otro aspecto a tener en cuenta que que las botellas no deben recibir luz de forma directa, ya que la luz solar hace que el vino no se conserve en buen estado, acelerando diferentes reacciones químicas poco deseables para su correcta conservación.

¿Qué formato de mueble buscamos?

Una de las claves que todo amante del vino ha de conocer es que para conservar las botellas estas deben estar en posición horizontal, o en su defecto boca abajo, para que el vino mantenga un contacto constante con el corcho y de esta forma este seque y se conserve en buen estado. Una manera efectiva es apilar las botellas, siempre que no haya que mover demasiadas para encontrar la que vamos buscando. Hazte con un manual de bodega para ordenar tus botellas siguiendo unas pautas y encontrarlas fácilmente.

Es importante contar con estanterías apropiadas para almacenar vino, y tener en cuenta dónde colocas cada botella, ya que a algunas les vendrá mejor unas condiciones de temperatura y humedad y, a otras, unas condiciones diferentes. Así como distinta colocación, ya que para algunos tipos de vino espumoso y cava se recomienda colocar las botellas de forma vertical.

Dónde situamos nuestra bodega

Lo ideal, independientemente del tipo de vino que queramos conservar, es contar con un espacio apropiado para montar nuestra bodega. Tradicionalmente este tipo de estancias casi siempre se han ubicado en espacios subterráneos, por ser lugares aislados de forma natural, que mantienen temperaturas más estables que otras zonas más expuestas a la radiación solar o al cambio de temperatura ambiental. También el grado de humedad es importante, así que lo más lógico es optar por un sótano.

Cualquier otra sala de la casa puede ser adecuada, pero tendremos que contribuir a crear el entorno perfecto. Las paredes de la bodega se recomienda que sean blancas y de cemento revocado. Mientras que el suelo idóneo es el de losetas cerámicas porosas, de ladrillo macizo, o cualquier otro material capaz de absorber humedad. Además es conveniente que no haya ventanas, por lo tanto, si elegimos una habitación con ventanas, tendremos que cubrirlas con ladrillo. También es necesario que posea una buena ventilación, con respiraderos altos para evitar que el moho se apodere de los corchos de las botellas, dañando el aroma del vino. Por último, ha de ser un espacio oscuro, ya que la luz daña los vinos si no se guardan en botellas opacas, especialmente en el caso e los tintos.

Equipamiento concreto

Está claro que hay lugares más idóneos que otros para almacenar vino y que unos requieren de más preparación que otros. Como comentábamos existen multitud de aparatos específicos para crear esas condiciones, desde humificadores a hasta controles de temperatura. Lo idóneo es poder crear estas condiciones de forma natural, pero si llegado el momento nos resulta imposible, siempre podemos recurrir a una pequeña vinoteca para refrigerar nuestros caldos. 

De esta forma con uno o incluso varios armarios climatizados para vino, puedes situar tu vinoteca en cualquiera de las habitaciones de tu hogar. Elige la capacidad que mejor se adapte a tu colección de vinos y conoce todos los aspectos que tienes que tener en cuenta para escoger la mejor vinoteca para tus necesidades. Nuestro consejo es que te decantes por el modelo de mayor tamaño que tu bolsillo y el espacio de tu hogar te puedan permitir, porque, al final, siempre se queda pequeña.

Aspectos a evitar

Bodegas de estilo mediterráneo de Rimini Baustoffe GmbH
Rimini Baustoffe GmbH

Weinregalsystem Varios

Rimini Baustoffe GmbH

Si aún estas iniciándote en el amplio mundo de la enología, desde homify queremos darte una serie de pautas a evitar, ya que cualquier amante del vino se echaría las manos a la cabeza de verlas. En los últimos años se ha puesto cada vez más y más de moda asistir a catas y cursillos acerca de este apasionante mundo, pero como en todo, el desconocimiento puede arruinar un buen vino

En primer lugar, has de evitar  guardar las botellas en cajas porque estas pueden estropearse y perjudicar al vino, además deben ser materiales no conductores de calor.

Otro gran error es almacenar el vino en barricas o cajas de madera , ya que para evitar que el vino se pique, estas han de estar siempre llenas. Además nunca deben guardarse en chimeneas en desuso, debido a los olores, la suciedad…  Por último, evita almacenar las botellas en la cocina, ya que este suele ser el sitio más cálido de la casa.

Una vez sacado el vino de una vinoteca, si se mantiene a una temperatura exterior de más de 20º debe consumirse en unos veinte días, de lo contrario perderá algunas de sus cualidades.

consejos

Si vas a dedicar una habitación o pequeño cuarto a la conservación del vino, puedes mantener ese grado de humedad constante cubriendo el suelo de la sala con una fina capa de arena y humedecerla regularmente. Otra solución, algo más costosa pero más cómoda, es colocar humidificadores ya que la humedad es necesaria para evitar que los corchos se sequen dejando pasar aire y bacterias y picando el contenido.

También conviene evitar los movimientos y vibraciones que alteren los sedimentos que el propio vino acumula en la parte tumbada de la botella. De ahí que se recomiende guardar las botellas en horizontal, con la etiqueta hacia arriba: de esta forma los corchos se mantienen húmedos con el contacto del vino.Cualquier poso existente en algunos vinos se formará en el lado opuesto a la etiqueta, facilitando su visión cuando se decante.

Josi Banov Design ha optado por un modelo combinado de bodega y mini-bar en el que todas als botellas de vino conservan esa posición tumbada.

¿Te animas a construir tu propia bodega?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!