Todo lo que necesitas saber para alicatar el baño

Irene M.Tutor Irene M.Tutor
Google+
Loading admin actions …

El alicatado del baño puede resultar en un principio una labor complicada, pero lo cierto es que con unas nociones básicas este proceso puede ser más que sencillo. A pesar de tratarse de un trabajo de albañilería, si cuentas con las herramientas adecuadas te resultará muy cómodo llevar a cabo por tu cuenta la reforma de tu baño, sin la necesidad de recurrir a un profesional y ahorrando un buen pellizco en el presupuesto final

El alicatado consiste en revestir una pared o suelo con baldosas, fijándolas con cemento-cola o mortero, de manera que resulta muy útil para cambiar el diseño de algunas zonas de la casa, como el baño y la cocina. Además en función de los materiales que escojamos puede ser una opción realmente económica. Te contamos todos los pasos a seguir en este libro de ideas.

1. ¿Qué azulejo debo escoger?

Vivienda en Sant Joan. Barcelona : Baños de estilo escandinavo de Egue y Seta
Egue y Seta

Vivienda en Sant Joan. Barcelona

Egue y Seta

En el mercado podemos encontrar una basta variedad de azulejos para baño pero, como es de esperar, no todos son adecuados a todos los tipos de baño. Algunas características como el material, la textura o el tamaño harán unos modelos más aptos que otros.

Respecto al material, los azulejos de baño son los más ampliamente utilizados, ya que resultan muy económicos y cómodos de mantener. Sin embargo, la calidad es menor y no suelen estar impermeabilizados, por lo que habrá que someterlos a este proceso si queremos instalarlos también como plato de ducha. Por otro lado la porcelana, es un material de una alta calidad, fácil mantenimiento y una gran variedad en el diseño, lo que lo convierte en una elección fiable, pero con un coste más elevado.

2. Preparación de las paredes y suelos

Masia en El Baix Empordá:  de estilo  de Nous espais
Nous espais

Masia en El Baix Empordá

Nous espais

Si la pared o suelo que quieres alicatar ya cuenta con baldosas, es necesario picarlas para desprenderlas de la superficie y dejar la pared lo más lisa posible. Una vez que hemos dejado la zona limpia tenemos que igualarla cubriendo todos los pequeños agujeros y fisuras, para ello utilizaremos una masilla tapaporos elástica.

Una vez se haya secado, es necesario lijar la pared para conseguir un área de trabajo completamente lisa que nos asegurará que las baldosas se fijen correctamente. 

En el caso de que la pared que queremos alicatar esté pintada, tendremos que lijar concienzudamente esta superficie, con un a papel de lija grueso, para aumentar su adherencia. Si por el contrario está cubierto con papel pintado deberemos despegarlo ayudándonos de vapor, ya que los azulejos pesan demasiado y podrían arrancarlo. Cuando nos vemos obligados a trabajar con superficies porosa como; yeso, cemento u hormigón, tenderemos que aplicar una imprimación especial previa al alicatado.

3. Dando los primeros pasos

conjunto de pomos y asas porcelana con flor pintada a mano: Cocina de estilo  de POMOLINE
POMOLINE

conjunto de pomos y asas porcelana con flor pintada a mano

POMOLINE

Una vez preparada la superficie que queremos alicatar, llega el momento de preparar el mortero o cemento cola y mientras lo dejamos reposar, fijaremos un listón bien nivelado, a un palmo del suelo, sirviéndonos de guía para colocar posteriormente los azulejos. Es importante no empezar a colocar las baldosas desde las esquinas ya que las paredes no siempre son regulares.

Una vez hecho esto aplicaremos una generosa capa de mortero y la extenderemos por la superficie que queremos alicatar con una espátula dentada, ahora ha llegado el momento de colocar el primero de los azulejos siguiendo la referencia del listón y tras el primero, el segundo, y así sucesivamente hasta completar todo el panel. Puedes ayudarte de una maza para dar unos suaves golpes sobre los azulejos y así fijarlos correctamente.

No debemos olvidar que hay que dejar una pequeña separación para colocar unas pequeñas piezas de plástico con forma de cruz en los ángulos superiores para que todas las juntas tengan la misma separación. Igualmente, comprueba a los largo de este proceso que las baldosas quedan completamente planas y paralelas a la pared.

4. Cómo conseguir un acabado profesional

Aunque pueda parecer un proceso complejo, a medida que vayas colocando una a una las baldosas comprobarás que se repite el mismo proceso una y otra vez. Probablemente una de las zonas con mayor dificultad sean los extremos de la pared o suelo y sortear los obstáculos que nos encontremos, como lavabos, cisternas, enchufes,…

A la hora de cortar las baldosas deberemos emplear un cortador de cerámica, ya que estas pueden fracturarse fácilmente. Seguiremos colocando la primera fila de azulejos hasta llegar a la otra esquina donde ya no nos entre una pieza entera. Tomaremos las medidas y cortaremos el azulejo con un cortador de cerámica. Repetiremos el proceso con cada hilera de azulejos hasta completar toda la superficie. Lo más habitual es que las baldosas de las primeras y últimas filas no coincidan, de manera que habrá que ir adaptando sus dimensiones a los espacios libres.

5. Una vez terminado el trabajo…

Paredes y suelos de estilo moderno de Yeme + Saunier
Yeme + Saunier

SDB Parents – Yeme +Saunier / Maison Colombes

Yeme + Saunier

Para terminar con el alicatado, solo nos queda por aplicar la lechada, una masa ligera de yeso cal o argamasa que nos permitirá rellenar y blanquear las juntas de las baldosas. Para ello, mezclaremos el producto con agua y lo extenderemos a lo largo de toda la superficie con una esponja blanda para no rallar los azulejos.

Antes de que se llegue a secar por completo, retiraremos los restos de producto con un trapo húmedo, insistiendo tantas veces como haga falta hasta aclarar el conjunto de la pared y con esto queda concluido el alicatado de nuestro baño, con un resultado excelente, como en este mosaico de azulejos de Yeme +Saunier.

Para conseguir un acabado aún más profesional, una vez que se haya secado por completo el mortero del alicatado, que suele tardar aproximadamente un día, podemos aplicar un tapajuntas, mientras que en las esquinas en las que nuestras baldosas coincidan con la encimera, la ducha o la bañera, utilizaremos silicona para tapar las juntas. Un truco efectivo es enjabonarnos uno dedo y pasarlo húmedo sobre la franja de silicona para darle la forma adecuada.

6. Consejos indispensables para el buen alicatador

Para concluir con este instructivo libro de ideas, qué mejor manera que compartir una serie de prácticos consejos que te serán de gran ayuda para llevar a cabo el correcto alicatado de tu baño. En primer lugar, tal y como comentábamos, en las uniones con las esquinas nos veremos obligados a cortar las baldosas, desaprovechando parte de las piezas. Por eso es conveniente comprar un 10% más de azulejos para solventar este problema. 

Además, conviene mezclar las baldosas de los distintos envases ya que puede existir alguna variación en el color entre una caja y otra, de esta manera conseguiremos un acabado más uniforme en el que no se noten estas contrastes.

Como ya adelantábamos, es recomendable sumergir las baldosas en agua durante al menos medio día previo al alicatado, para que el mortero no seque demasiado rápido y pierda adherencia, y no te olvides de proteger las superficies delicadas y el suelo, ya que toda labor de albañilería requiere de una limpieza posterior.

Después de leer nuestros consejos ¿te sigue pareciendo complicado el alicatado?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!