¿También tú haces más fácil que los ladrones entren en tu casa? | homify

¿También tú haces más fácil que los ladrones entren en tu casa?

María Bausán María Bausán
bohnarchitektur Puertas y ventanas de estilo moderno
Loading admin actions …

Es un hecho demostrado que en verano, o cuando se acercan las fiestas de Navidad, el número de robos en las viviendas aumenta. Nosotros nos vamos de vacaciones, pero los ladrones hacen su agosto y trabajan más que nunca, ya que las casas se quedan vacías y el riesgo de ser pillados in fraganti disminuye. Para evitar que al llegar de regreso nos encontremos con sorpresas inesperadas, te damos algunos consejos e ideas para proteger más tu vivienda. 

1. Puertas y ventanas bien cerradas

Las puertas y las ventanas son los lugares de acceso de los ladrones, por eso lo más básico es asegurarte del cierre hermético de estas. Parece una obviedad si hablamos de la puerta principal, pero no lo es tanto si empezamos a pensar en todas las puertas interiores de la vivienda: la que da al patio, por supuesto, pero también los pestillos de los balcones, incluso los más altos, los accesos desde el garaje o las ventanas de las buhardillas. 

2. Sistemas de alarma

Si vivimos en una casa unifamiliar, las posibilidades de que los ladrones entren en casa aumenta. Por eso, merece la pena instalar alarmas y sensores de movimiento en el jardín o la entrada. Si te decides a ponerlos, hazlo visible. Si los ladrones saben que tienes alarma, ni se acercarán a intentarlo.

3. Que la casa no parezca vacía

El correo rebosando en el buzón, las persianas cerradas a cal y canto, una luz encendida día y noche… son pistas que todos los ladrones saben muy bien como interpretar. Lo mejor es que evites dar esa sensación de abandono. Pide a algún amigo que vacíe tu correo cada pocos días, no tengas las persianas cerradas del todo y ten cuidado con las luces. Si tienes un sistema de apagado y encendido automático puedes programarlo de alguna manera, pero no dejes una luz encendida que no se apague jamás, puesto que parecerá exactamente lo que es: que no hay nadie en casa.

4. Convierte a los vecinos en aliados

Tener buenas relaciones con los vecinos siempre es muy práctico. No solo porque te dejen el taladro o la escalera cuando lo necesites, sino porque en ocasiones como las vacaciones pueden ayudarte a que tu casa no parezca tan vacía. Pídeles que se acerquen de vez en cuando a tu casa, vacíen el correo, den luces o suban y bajen las persianas. Eso despistará a los ladrones.

5. Huye de las ostentosidades

Es más importante ser que parecer, por eso si quieres huir de las miradas indiscretas y de la atención de posibles ladrones, no conviertas tu casa en un lugar demasiado ostentoso. Cuanto más discreta sea la fachada, mejor.

Si quieres más información sobre qué hacer para evitar robos, te recomendamos el artículo Ventanas a prueba de ladrones: Los 7 mandamientos.

¿Y tú? ¿qué haces para evitar robos?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain) HUGA ARQUITECTOS Casas de estilo rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!