Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

La restauración de un palacio italiano – Estudio Fuksas

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

¿Cómo puede la arquitectura contemporánea enfrentarse a la restauración de un edificio de finales del siglo XIX? Las ciudades en las que vivimos están en plena evolución desde el punto de vista urbano, con edificios construidos hace siglos, que han sido testigos y protagonistas de nuestra propia historia, y que ahora han de adaptarse a nuestra nueva realidad. Es en esta cuestión donde entra en juego el papel del arquitecto, encargado de restaurar, rehabilitar y revivir estas antiguas piezas que forman parte de nuestras ciudades. 

En esta línea de actuación os presentamos hoy un proyecto de restauración llevado a cabo en la capital italiana de Roma. A pocos pasos de la Escalinata de la Trinidad del Monte, entre la Vía del Corso y Vía Tomacelli, una estructura futurista se ha construido como cubierta en el proyecto de restauración del antiguo Palacio de la Unión Militar: un reto que iniciaron los arquitectos Massimiliano Fuksas y Doriana en 2008 y que concluyeron con éxito en 2013. 

La fachada

Espacios comerciales de estilo  de fuksas

Exteriormente, desde la perspectiva de los cientos de peatones que circulan al día por esta calle es imposible apreciar la complejidad de la cubierta a la que nos hemos referido previamente. En cambio, podemos observar el respeto con el que se ha intervenido en el edificio. El proyecto, de hecho, ha mantenido los cerramientos exteriores, recuperando el diseño clásico de las fachadas y restaurando los frisos y las carpinterias de las ventanas. El edificio sigue vinculado a su origen y a la arquitectura de la ciudad. 

En el interior, sin embargo, se han derribado los forjados y las distribuciones, instaurando un orden más práctico y funcional. 

La linterna

Espacios comerciales de estilo  de fuksas

La linterna, como lo llaman sus arquitectos, es el elemento arquitectónico más contemporáneo de toda la intervención. Su extravagante forma y su materialidad, vidrio y acero, busca hacerse un hueco en el paisaje de cubiertas clásicas y cúpulas de la ciudad de Roma. Como podemos apreciar en la fotografía de hecho, la Basílica de San Ambrosio y San Carlos se encuentra a pocos metros de la linterna, la cual establece un interesante diálogo de estilos: historia clásica y contemporánea conviviendo en un mismo contexto. 

Un espacio de vida

Espacios comerciales de estilo  de fuksas

Esta cubierta está construida como una retícula de vidrio cuyas caras desplazadas curvan su superficie dando lugar a una forma casi orgánica. Su punto más alto tiene una altura de 7,50metros desde el suelo.

Es evidente que este elemento no solo es interesante desde su exterior. Con una superficie de aproximadamente 300 metros cuadrados, este lugar se ofrece como un espacio para vivir y descubrir la ciudad de Roma desde una óptica diferente. 

Acero y vidrio

Espacios comerciales de estilo  de fuksas

En el interior del edificio podemos observar cómo se ha buscado una continuidad con la cubierta. Un gran muro de vidrio y acero, construcción similar a la de la cubierta, atraviesa los cuatro niveles hasta la cota cero construyendo un frágil esqueleto que se convierte en emblema de la restauración. Este muro envuelve el núcleo de comunicación vertical y los servicios del edificio, constituyendo una gran columna transparente que es observable a través del gran vacío interior. 

La tienda

Espacios comerciales de estilo  de fuksas

La superficie total del edificio es de 6.116 metros cuadrados divididos en cuatro niveles diferentes. La distribución de cada uno de estos se plantea mediante un esquema fluido que permite que el visitante se pierda a través de los distintos elementos que compartimentan las plantas. Se ha introducido una materialidad interior de acabado brillante.

Los colores

Espacios comerciales de estilo  de fuksas

Cada piso abre al público un espacio diferente donde las diferentes burbujas que marcan la composición del espacio tienen un tamaño y color (morado, rojo y naranja) distinto. Siempre sobre color blanco, telón de fondo de todo el paisaje interior.

Por tanto, es la línea curva, dibujada en pavimentos o en las formas de las piezas de mobiliario, las que marcan el itinerario a seguir acompañando a los usuarios. 

El mobiliario

Espacios comerciales de estilo  de fuksas

La iluminación fue proyecto de Speirs & Major Associates, mientras que todo el mobiliario interior es obra de Fuksas Design. La mayoría de ellos están construidos con fibra de vidrio y se caracterizan por sus formas casi escultóricas, sus líneas suaves y acabados brillantes. Expositores, mesas, escritorios y sillas siguen un diseño común con el fin de crear un espacio de estética homogénea. 

La luz

Espacios comerciales de estilo  de fuksas

Volvemos a observar el proyecto desde el exterior, ahora sobre la cubierta de uno de los edificios próximos. Otra de sus grandes aportaciones al interior es la cantidad de luz natural que permite que penetre. Por la noche, sin embargo, el panorama cambia: la cubierta deja que la luz artificial interior se escape a través de sus caras de vidrio. No por otra cosa se conoce como la linterna

Terminamos este libro de ideas, no sin antes recomendaros que descubráis:

Arquitectura japonesa: 2 obras de cartón de Shigeru Ban

El nuevo aeropuerto de Zaha Hadid en Pekín

¿Qué te parece la intervención?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!