Aprovecha al máximo una cocina pequeña, ¡con estas 6 ideas!

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

No podemos dejar de usar la cocina: en algún momento del día, hay que desayunar, cocinar y fregar. Cuando nos encontramos frente a cocinas de pequeñas dimensiones, es mejor que esté diseñada siguiendo una serie de pautas necesarias para que el espacio rinda, pero sin sacrificar comodidad. El uso de muebles plegables, distribuir en L, pintar y decorar en tonos claros o en blanco, o colocar una isla para distribuir los espacios  son algunos de los trucos de diseño que pueden convertir una cocina minúscula en un ambiente cómodo para preparar nuestros platos.

Por otra parte, cada vez es más frecuente que la cocina esté integrada al salón en un mismo ambiente, con lo cual se eliminan las divisiones entre uno y otro, y se gana en comodidad en el hogar.

1. Qué la isla de cocina separe los espacios

Si la cocina es pequeña, hay que pensar en cómo contar con todos los elementos pero sin complicarnos ante la falta de espacio.

La distribución de tareas y espacios con una isla de cocina aporta una buena solución. En un sector de este mueble, se encuentra la placa vitrocerámica para cocinar, con una moderna campana extractora de humos por encima. El 70% de la superficie queda libre para poder preparar los ingredientes al momento de cocinar, y luego, se usa como una práctica mesa para comer o desayunar.

Hay modelos que tienen estantes y cajones en su interior, que permiten todavía ganar más espacio para poder guardar vajilla, enseres, y hasta libros de recetas.

2. O que los separe una barra

En las cocinas modernas, y sobre todo aquellas que tienen poca superficie, es común recurrir a la idea de montar una barra para separar este ambiente del salón o el pasillo.

Sea en cerámicos o madera, la barra se sitúa a poco más de un metro de altura, y con uno o dos taburetes, se puede recurrir a ella para una comida liviana, para desayunar con las prisas habituales de la mañana, o para el té de la tarde.

Una buena idea es que haya un hueco debajo de la tabla superior de la barra, para poder guardar los taburetes y que no molesten al paso cuando no se usan.

3. Una cocina en L para aprovechar los rincones

Cocina reforma vivienda Ruzafa (Valencia): Cocinas de estilo moderno de MDF CONSTRUCCION
MDF CONSTRUCCION

Cocina reforma vivienda Ruzafa (Valencia)

MDF CONSTRUCCION

Cuando los metros cuadrados escasean, lo mejor es que la distribución de la cocina sea funcional y cómoda. Para ello, una buena alternativa es que los módulos inferiores estén distribuidos en forma de L, o en algunos casos, inclusive en U. De esta manera, se puede colocar todo el mobiliario contra las paredes, y queda el paso libre para las personas.

En un sector, se encuentran los fogones con su campana de extracción de aire, y en la otra ala, un pequeño fregadero, todo equipado con cajones y habitáculos para guardar los enseres.

Con las paredes y el techo decorados en blanco, tal como el laqueado de las puertas del módulo, la cocina sigue siendo pequeña pero no agobia, y gana en comodidad.

4. Utiliza muebles plegables

Basta realizar un ligero movimiento de la tabla, colocar una traba en la parte inferior, y en pocos segundos ya tenemos una pequeña mesa que, si bien no es de un gran tamaño, sí sirve para tomar el desayuno o tener una comida o cena ligera.

Asimismo, las sillas también pueden ser plegables, porque si uno vive solo no hay problema en cortar el paso a otros ocupantes. Y al momento de terminar, pues se limpia todo, y se vuelve a plegar como antes. La tabla de la mesa quedará integrada a la pared, y las sillas se pueden quitar de la cocina y llevarlas a otro ambiente, o bien se apoyan discretamente contra otra pared.

5. El blanco amplía visualmente

cocina moderna minimalista: Cocinas de estilo moderno de Arquitectos Madrid 2.0
Arquitectos Madrid 2.0

cocina moderna minimalista

Arquitectos Madrid 2.0

El clásico truco visual para que las medidas mínimas de una cocina pequeña no nos agobie: recurrir al blanco. Tanto el piso, como el techo y las paredes, fueron decorados en este color, o en tonos claros que están en la misma escala cromática.

Y la misma lógica sigue en los muebles de la cocina, con módulos blancos y hasta con el extractor de aire en una tonalidad similar.

Para evitar la monotonía, se decidió que los pequeños taburetes y las lámparas que cuelgan del techo sean de un amarillo intenso, para compensar un poco los colores.

Así, ante tanta claridad que se potencia con la entrada de luz natural, la cocina gana en amplitud y sensación de comodidad.

6. Agudiza tu ingenio y piensa de manera práctica

cocina: Cocinas de estilo industrial de MILL-HOUSE

Este piso cuenta con muy pocos metros cuadrados, y en algún lado habría que colocar la cocina. La solución del estudio Mill House es montarla dentro de un armario.

Bueno, precisemos: en realidad la estructura de la cocina se oculta detrás de dos puertas plegables, que al ser laqueadas en blanco, se integran de maravillas con el resto del ambiente.

La cocina tiene los elementos básicos para las tareas culinarias: horno, lavabo, un mini refrigerador, un lava-vajilla y diversos anaqueles en los módulos para guardar los enseres. Y al momento de fregar y guardar, se cierran las puertas y la cocina desaparece de la vista.

¿Tu cocina es pequeña? ¿Qué idea te viene mejor para rediseñarla?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!