El tema de la semana: BAUHAUS, escuela y estilo

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Esta semana, en Homify el tema escogido es la escuela BAUHAUS y el estilo heredado, tan empleado en la actualidad: un pequeño homenaje a Walter Gropius, cuyo cumpleaños fue el pasado 18 de Mayo, y Marcel Breuer que cumple años hoy. 

Para entender la importancia y repercusión que tuvo la Bauhaus, es necesario conocer el contexto histórico y social donde esta escuela de arte, diseño y arquitectura tuvo lugar. 

Fundada tras la Primera Guerra Mundial en Alemania, la Bauhaus nace con espíritu innovador y reivindicativo contra los estragos de la industrialización y la devastación de la guerra. Alemania, país derrotado, estaba sumido en un clima de inconformismo social, inestabilidad política e inflación monetaria. Poco a poco, Europa comenzaba a levantarse pero aún con ánimo austero y práctico heredado del tiempo de guerra.

Por otra parte, desde que comenzara la Revolución Industrial a mediados del S XVII, el diseño se había dejado en manos de empresarios que únicamente buscaban abaratar los costes y racionalizar la producción. Se producen, entonces, profundos cambios en la vida cotidiana de las personas, apareciendo la clase obrera y artesanal y una corriente de pensamiento contraria al progreso. John Ruskin y su seguidor, William Morris, tomaron protagonismo en este cuestionamiento de la estructura social de la industrialización y apostaban por el regreso a la artesanía, una visión artística del diseño y el cese del uso de máquinas. Morris reclamaba la fusión entre artistas y artesanos y por la anti-industrialización del diseño. Es entonces cuando nace el movimiento Arts and Crafts, contemporáneo a la Wekstätte de Viena, fundador del Art Nouveau y preámbulo de la Bauhaus. 

Es en este contexto donde, en el año 1919, Walter Gropius funda en Weimar esta escuela donde profesores y alumnos se replantearon el concepto de diseño en la vida moderna. Su filosofía, impregnada de socialismo, parte de dos conceptos: el Positivismo y el Nihilismo. Progreso y desarrollo en una nueva etapa donde los valores sociales tomaban un cariz muy distinto: la cultura del pueblo para el pueblo. Se pone en tela de juicio los parámetros sociales y estéticos heredados de la industrialización, pretendiendo no abandonar la técnica sino humanizarla como se explica en este fragmento de su manifiesto:  La recuperación de los métodos artesanales en la actividad constructiva, elevar la potencia artesana al mismo nivel que las Bellas Artes e intentar comercializar los productos que, integrados en la producción industrial, se convertirían en objetos de consumo asequibles para el gran público. Se pretende dar respuesta al as necesidades de la sociedad con el arte, anulando las diferencias entre artistas y artesanos: Arquitectos, pintores y escultores, todos debemos regresar al trabajo manual. Establezcamos, por tanto, una nueva cofradía de artesanos libres de esa arrogancia que divide a una clase de la otra, y que busca erigir una barrera infranqueable entre los artesanos y los artistas. Anhelemos, concibamos y juntos construyamos el nuevo edificio del futuro, que dará cabida a todo -a la arquitectura, a la escultura y a la pintura- en una sola entidad y que se alzará al cielo desde las manos de un millón de artesanos, símbolo cristalino de una nueva fe que ya llega.

Desde sus comienzos, artistas y arquitectos como Paul Klee, Vassily Kandinsky, Oskar Schlemmer o Johannes Itten forman parte de la escuela, que en el año 1923 realiza su Primera Exposición de la Bauhaus, exigida por el gobierno. En el año 1925, debido a la inestabilidad política que reinaba en Alemania, Gropius se ve obligado a cerrar la escuela de Weimar y trasladarla, meses más tarde, a Dessau. Son Gropius y sus alumnos los encargados entonces de diseñar el nuevo edificio de la Bauhaus en esta nueva ciudad alemana. En el 1928, el arquitecto Hannes Meyer toma la dirección de la escuela aportándole a ésta un funcionamiento efectivo y solvente. Dos años más tardes, en 1930, Mies van der Roge toma el control enfocando los estudios hacia un entrenamiento arquitectónico poniendo en valor la teoría por encima de la práctica. Tres años más tarde, con el partido Nacional Socialista gobernando en toda Alemania, se ponía fin a esta escuela acusada de socialista e internacionalista. 

A continuación, cinco ejemplos que nos ayudan a entender este tan amado estilo. 

La experimentación en el diseño de mobiliario

La silla Barcelona de Ludwig Mies van der Rohe se considera una de las obras clásicas del diseño de mobiliario moderno del siglo XX. Creada para habitar el pabellón alemán en la Exposición Internacional de Barcelona, en el año 1928, su diseño está inspirado en las sillas plegablesde los faraones romanos. Originalmente, la silla se componía de una estructura de acero atornillada en forma de X y asiento y respaldo tapizados en cuero. Este modelo supone el resultado de la experimentación llevada a cabo en el interior de la Bauhaus entorno a las patas de las sillas. En 1950, Mies incorpora ajustes al diseño original con el fin de producirla masicamente. Actualmente, la casa Knoll tiene la licencia para seguir fabricando esta elegante silla. 

Menos es más

Lake Shore Drive - Mies van der Rohe: Edificios de oficinas de estilo  de 37d Architecture Office
37d Architecture Office

Lake Shore Drive – Mies van der Rohe

37d Architecture Office

Los apartamentos de Lake Shore Drive, a orillas del lago Michigan en la ciudad de Chicago, fueron diseñadas por Mies van der Rohe en el año 1949. Estos edificios en altura de estilo internacional apuestan por la función social de la arquitectura. Se incoporan materiales propios de la era industrial, como el acero o el vidrio, mostrándose con sinceridad sin revestimientos externos que los oculten. Además, su sistema constructivo logra la independencia de la estructura portante ( vigas y forjados) de los cerramientos de fachada, de manera que se consiguen mayores huecos en ésta. Se apuesta por los volúmenes limpios de geometríos simples ajenos a la ornamentación. Su principio de menos es más apuesta por una arquitectura minimalista y sincera. 

Tecnología artesanal

SI algo caracterizaba al mobiliario diseñado durante el periodo de la Bauhaus era que su forma era el resultado de un análisis previo de su funcionalidad (La forma sigue a la función), es decir, el diseño debía estar al servicio de la sociedad haciendo uso de los nuevos materiales y la tecnología moderna para cumplir las necesidades del consumidor de manera económica. Una de las mayores contribuciones de esta escuela fue la incorporación de estructuras de acero en el diseño de mobiliario, que gracias a sus formas simples podían producirse en masa. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!