Prepara tu jardín para la llegada del invierno

Irene M.Tutor Irene M.Tutor
Google+
Loading admin actions …

A medida que se acerca el frío es necesario preparar nuestro jardín para las bajas temperaturas, las heladas y la nieve, uno de los peores enemigos de muchas de nuestras plantas. Si en otras épocas del año, como la primavera y el verano nuestras flores requieren de toda nuestra atención, en invierno no podemos descuidarnos si queremos garantizar la supervivencia de nuestro jardín para el resto del año.

Aunque existen muchas variedades vegetales de invierno, lo más habitual es que nuestro pequeño remanso de naturaleza se mantenga dormido, hibernando, hasta la llegada de la primavera. Sin embargo, la actividad en nuestro jardín nunca cesa, por lo que será imprescindible mantener el terreno bien nutrido, proteger las plantas menos resistentes, arrancar las malas hierbas y colocar un mantillo para evitar su crecimiento. ¡Sigue leyendo este libro de ideas para conocer todas las claves!

Cuidados para el césped

Jardines de estilo ecléctico de 庭 遊庵

Existen varias alternativas para mantener tu césped en las mejores condiciones durante el invierno, si eres un iniciado en el tema te damos varias opciones donde escoger. En primer lugar, uno de los métodos más empleados es el aireado del césped, que favorece su oxigenación y por ende su crecimiento durante estos meses del año. Para ello puedes emplear una horca o rastrillo con el que clavar sus dientes y remover el terreno. 

Otra opción es plantar leguminosas durante el invierno, de manera que sus raíces conserven la tierra compacta y nutrida, de cara a tener el suelo preparado y en las mejores condiciones para la primavera. Y, por supuesto, no te olvides de seguir recortando el césped durante los meses de frío aunque no le des demasiado uso al jardín durante este periodo, estos cuidados te garantizará que el terreno llegue a la primavera en las mejores condiciones.

Cuidados básicos de cara al invierno

Jardines de estilo moderno de Studio Associato La Mela
Studio Associato La Mela

Agriturismo Le Cisterne

Studio Associato La Mela

Al comienzo del invierno, cuando las plantas van preparándose para la llegada del frío y tienden a acumular la savia en su base, es el momento idóneo para fertilizar y fortalecer la tierra con nutrientes. Para ello, remueve algo el suelo sin llegar a dejar al descubierto las raíces,  añade los productos recomendados y riega inmediatamente, no te olvides de elegir el momento más cálido del día ya que, en caso contrario, la tierra podría estar helada.

Otra de las tareas a desarrollar en el tiempo previo al invierno es plantar los bulbos que quieres que florezcan de cara a la primavera ya que es importante planificar este proceso con tiempo. 

Una vez pasadas las primeras heladas de la temporada llega el momento de la poda, poniendo la máxima atención y cuidado en este proceso, ya que cada planta es un mundo, por lo que deberemos de fijarnos en las ramas ya fijadas, los nudos que tengan y los grupos de hojas.

Cómo regar el jardín durante el invierno

A pesar de que durante la estación de invierno nuestras plantas no necesitan tanta agua como en las estaciones de calor, lo cierto es que es importante no perder este hábito. Así como en verano resulta necesario hacerlo prácticamente cada día, de cara al otoño y al invierno podemos reducirlo hasta a dos veces por semana, aunque dependerá de las necesidades de cada especie.

El momento del día más recomendable para el riego suele ser a primera hora de la mañana, de cara a dejar a nuestras plantas preparadas para el resto de la jornada. Sin embargo, durante el invierno esto se convierte en una necesidad para evitar el congelamiento del agua en el sustrato. Otro consejo a tener en cuenta es regar directamente la tierra y nunca las hojas, tallos o flores de nuestras plantas.

Capa de mantillo para el terreno

El mantillo o acolchado consiste en una capa de material a modo de red aplicado sobre la superficie del terreno con el objetivo de proteger a este ante las inclemencias del tiempo. Por lo general se emplea materia orgánica aunque existe una gran variedad de materiales; tanto naturales como sintéticos, y sus principales funciones son conservar la humedad, proteger las raíces de las temperaturas extremas y reducir el crecimiento de malas hierbas. El aspecto final es muy natural y no afecta a la estética de tu jardín, como demuestra este precioso ejemplo de Centrum Ogrdnicze Ogrody Resgal.

Antes de instalar tu mantillo tienes que preparar el suelo arrancando las malas hierbas para impedir que crezcan durante el invierno y fertilizando el sustrato. Existe una amplia oferta de mantillos biodegradables que se deshacen y se integran en el terreno sirviendo como abono, pero para ello la tierra tiene que haber sido aireada y nutrida previamente.

Otro aspecto a tener en cuenta es retirar las hojas secas con cierta frecuencia, lo que te permitirá utilizarlas para hacer compostaje y usarlo como abono natural para tus plantas. 

Protección y cuidado de las plantas menos resistentes al frío

Si cuentas con macetas y especies de plantas que no soportan bien las bajas temperaturas, ha llegado el momento de trasladarlas a un lugar más protegido, ya sea un patio interior o alguna habitación de la casa con constante ventilación y luz solar. Recuerda que necesitan de un ambiente fresco y húmedo, así que mantenlas alejadas de los radiadores o focos de calor. 

El gran peligro de las heladas y la nieve es que queman nuestras plantas llegando a matarlas o dejándolas en un estado lamentable.

En el caso de que tus macetas se hayan visto sorprendidas por alguna nevada, es importante sacudir delicadamente la capa de nieve de las hojas y ramas ya que esta somete a la planta a un peso extra y puede provocar su rotura. Si llegas tarde y ya se han helado, no queda otra opción que esperar a que se derrita el hielo por sí solo.

Cuida de los pequeños inquilinos de tu jardín

Jardín de estilo  de suingiardino
suingiardino

La muta della libellula

suingiardino

Aunque pueda parecernos algo descabellado, cuidar la vida salvaje de tu jardín durante el invierno no solo se trata de una postura respetuosa con el medio ambiente, sino que puede ayudar a mantener tu jardín vivo y activo durante los meses de invierno. 

En primer lugar, el trabajo de gusanos, hormigas y pequeños insectos será decisivo para seguir aireando y manteniendo nutrido el sustrato, mientras tu jardín parece hibernar, estos pequeños colaboradores continúan haciendo su labor.

Otra manera de cuidar la fauna que visita tu jardín puede ser instalar pequeñas casas para aves para albergar alguna especie durante el invierno y, por supuesto, tratar de plantar en tu jardín plantas autóctonas que puedan servir de alimento y refugio a los animales de la zona.

Al fin y al cabo, esta serie de pequeñas medidas suponen un intercambio beneficioso para tu jardín, de manera que no alteres el ecosistema en el que vives disfrutando de un precioso oasis particular, cuidado durante todo el año.

¿Te has puesto ya manos a la obra en tu jardín?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!