Antes y después: reformando un pequeño apartamento en Roma

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Como viene siendo tradición desde hace ya unas semanas, os presentamos hoy martes un nuevo Antes y después. Roma es nuestro destino y el barrio ostiense el lugar concreto donde encontramos este pequeño apartamento recién reformado. El estudio Formaementis firma este proyecto de transformación de una ex lavandería situada en la última planta de un edificio con vistas al famoso Gasómetro romano. Hay que destacar que a pesar de la falta de espacio, se ha conseguido crear una vivienda completa con diferentes zonas: una pequeña cocina pasante, un área de comedor, un gran salón, el dormitorio y una gran terraza exterior. A través de estas imágenes descubrimos los secretos y detalles de este pequeño piso reformado. 

Antes: espacios y no espacios

La imagen con la que abrimos este recorrido muestra el estado previo a la reforma de esta lavandería: un espacio oscuro con muebles adaptados a su uso. Sin embargo, la falta de luz no era un handicap entonces, ya que esta lavandería no era un lugar para habitar, sino para lavar ropa. 

Antes: el exterior

La terraza no se encontraba en un estado ruinoso, sin embargo, su función era bien diferente: se había convertido en un lugar de almacenamiento de trastos y herramientas. Los arquitectos encontraron aquí uno de los diamantes en bruto que ofrece este apartamento: mejorando su aspecto podría convertirse en una de las partes más aclamadas de esta reforma y uno de los espacios más valorados del nuevo apartamento.  

Después: la cocina

Con esta primera imagen del interior tras la reforma echamos un primer vistazo adentro. La oscura lavandería se ha transformado en un luminoso estudio equipado al máximo en confort y funcionalidad. A grandes rasgos, podemos adelantar algunas características: el diseño busca conseguir la máxima calidad espacial con una distribución abierta y fluida. De esta manera, la cocina ocupa un espacio que sirve a la vez de pasillo. A pesar de que su tamaño no es excesivamente grande, se llena de amplitud y luz gracias a su geometría y su color: líneas rectas y superficies blancas dominan el espacio. En contraste, el original techo inclinado. 

Después: el salón

El salón se encuentra directamente comunicado con la cocina, como observamos al fondo en la imagen y con el espacio exterior a través de un gran hueco rasgado por el que se cuela la luz y un impresionante retrato de la ciudad. Ancha y larga, esta sala se diseña con criterios minimalistas en cuanto a mobiliario y color. Un largo sofá apoyado sobre un muro y en su lado opuesto una estantería son las únicas piezas, donde los colores claros se salpican de notas verdes y grises. 

Antes: el cuarto de baño

El cuarto de baño antes de la reforma puede resultarnos  familiar. Un espacio pequeño y colmatado de sanitarios cuya posición dificultan su uso cómodamente. La reforma replantea su distribución y apuesta por una nuevo reparto que facilite nuestro paso por el aseo. 

Después: el cuarto de baño

Puede resultar increíble, pero es cierto. El cuarto de baño al que nos asomábamos en la imagen anterior se ha convertido en un ejemplo de cómo diseñar un aseo. Encontramos los sanitarios colocados ordenadamente: la ducha al fondo, bidé e inodoro en un muro y lavabo enfrente, de manera que se libera un pasillo central para circular sin obstáculos. La paleta de colores sigue incluyendo los tonos claros, en esta ocasión en gris y tierra mediante revestimientos cerámicos y de madera. 

Después: el acceso a la terraza

Volvemos a la sala de estar para, desde otra perspectiva, entender cómo se comunica esta estancia con la terraza. A través de una gran puerta de vidrio se abre el salón a la gran terraza, donde un corto voladizo hace sombra y protege de los rayos de sol más traicioneros. Al fondo, vegetación y una valla de cañas de bambú tamiza las miradas dando privacidad. 

Antes: el porche

Volvemos atrás en el tiempo para contemplar ahora la lavandería desde el exterior. Este interesante espacio se empleaba anteriormente como zona de lavado. ¡Una lástima para las posibilidades que ofrece!

Antes: la lavandería

Aún aquí son visibles las señales y marcas sobre la pared de la grifería y demás aparatos que habitaban en este espacio cuya función era lavar y secar. Tras la reforma, revestimientos y pavimentos se reinventan y cambian de material y aspecto sin dejar ningún cabo por atar: cualquier signo de su anterior vida se ha esfumado. 

Después: la terraza

Concluimos nuestro antes y después con esta vista sobre la magnífica terraza. Este espacio, también objeto de diseño en la reforma, se ha convertido en un lugar exterior habitable por sus propietarios. Un gran banco recorre el perímetro alternándose con jardineras. El porche, ahora abierto y protegido por una cubierta de cañizo, se convierte en el comedor y el salón de las temporadas de calor: un lugar fresco en plena ciudad de Roma. 

¿Interesado en conocer más proyectos como este?

Antes y después: de antigua piscina a estudio de diseño

Antes y después: una reforma integral en Vigo

¿Qué te parece el proyecto?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!