Eficiencia energética – ¡mejora la envolvente de tu casa!

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

La eficiencia energética tiene como objeto reducir el consumo de la energía consumida mediante un uso eficiente de la misma, optimizando los procesos productivos para obtener más servicios utilizando la misma energía o, incluso, menos. La eficiencia energética es una de las metas que persigue la Arquitectura actual con el objetivo de crear hogares más limpios, más respetuosos con el medio ambiente y más económicos en su mantenimiento diario. 

Tradicionalmente, la arquitectura popular ha venido empleando diversas técnicas para reducir la demanda energética de los edificios o para minimizar sus pérdidas. Cuestiones como la adecuada orientación, los sistemas de protección solar, los materiales empleados en los muros de cerramiento y en la cubierta, o el uso de materiales aislantes permiten un ahorro de energía o aumenta la capacidad de una vivienda para aprovechar la que nos regala el sol. Este tipo de decisiones, determinará la llamada envolvente arquitectónica que actúa como la piel del edificio, a través de la cual, tal y como ocurre en nuestra propia piel, se llevan a cabo importantes intercambios de energía con el exterior, por lo que adquiere un papel determinante en el comportamiento energético de la vivienda en conjunto. 

Energía y sostenibilidad

Vivienda en Vega de Selorio: Casas de estilo rural de RUBIO · BILBAO ARQUITECTOS
RUBIO · BILBAO ARQUITECTOS

Vivienda en Vega de Selorio

RUBIO · BILBAO ARQUITECTOS

En España se calcula que el 20% del consumo total de la energía que se consume se destina a las viviendas. De este consumo, casi el 40% va destinado a las calefacciones, por lo que un buen diseño de las instalaciones de climatización (calefacción y enfriamiento) junto con un diseño adecuado de la envolvente del edificio hará que la casa aproveche mucho mejor la energía consumida, reduciendo de ese modo la factura energética y la contaminación atmosférica. 

Para un buen diseño de la envolvente de una vivienda, tendremos que tener en cuenta todos los factores que intervienen en la creación de una buena fachada y de una cubierta adecuada, así como la relación que se establece con el ambiente exterior que la rodea.

Materiales de fachada

Casas de estilo mediterráneo de Hábitas

La fachada de una vivienda es uno de los elementos más importantes a la hora de crear viviendas eficientes. Primero de todo, la fachada tiene que dar una respuesta adecuada a la orientación del edificio, de manera que permita aprovechar al máximo la energía solar en invierno y protegerse del exceso de radiación en verano. La elección de materiales con buen comportamiento térmico resulta fundamental para lograrlo. El uso, por ejemplo, de muros gruesos de cerámica o de piedra para construir un muro de fachada permite construir cerramientos verticales con gran inercia térmica. Esta inercia térmica ayuda a que las fachadas permanezcan estables ante los cambios de temperatura del exterior, evitando el sobrecalentamiento del interior de la vivienda en verano y las excesivas pérdidas del calor interior, en invierno. 

La importancia del aislamiento

Ventanas de estilo  de Studio Athesis
Studio Athesis

27 – Particolare finestra bipartita e merlatura

Studio Athesis

La incorporación de un buen aislamiento a los muros de cerramiento de una vivienda resulta fundamental para evitar pérdidas de energía, tanto a través de la fachada como a través de otros muros que limitan con espacios no calefactados.

En España hay cerca de 13 millones de casas sin ningún tipo de aislamiento. Rehabilitar energéticamente una vivienda de estas características, incorporando un aislamiento adecuado,  permite ahorrar hasta el 90% de la energía que consumen. Unos muros de cerramiento sin aislamiento suponen verdaderos sumideros energéticos, especialmente en lugares con temperaturas más extremas, con la consiguiente pérdida económica a la hora de climatizar el interior de esas viviendas y las grandes cantidades de emisiones de CO2 generadas. El motivo, entonces, por el que se debe contar con un aislamiento térmico adecuado es doble, pues una casa bien aislada es una vivienda más sostenible ambiental y económicamente.

El aislamiento térmico

Vista exterior fachada trasera: Casas de estilo moderno de KM Arquitectos
KM Arquitectos

Vista exterior fachada trasera

KM Arquitectos

Existen muchos tipos de aislamientos y muchas formas de colocarlo en un edificio. Podemos encontrar aislamientos más ecológicos, fabricados a partir de materiales naturales como el corcho, o aislamientos industriales como los de fibra de vidrio, lana de roca o poliestireno. En una vivienda nueva, normalmente el aislamiento se coloca en el interior del muro, siendo una de las diferentes capas que componen la fachada. 

Rehabilitar para aislar

Rehabilitación integral WAREHOUSE ESTUDIO 95: Cocinas de estilo moderno de BOX49 Arquitectura y Diseño
BOX49 Arquitectura y Diseño

Rehabilitación integral WAREHOUSE ESTUDIO 95

BOX49 Arquitectura y Diseño

Cuando nos encontramos ante una vivienda antigua sin aislamiento y queremos aislarla para realizar una rehabilitación energética de la vivienda, muchas veces se apuesta por un aislamiento exterior, aportando un nuevo material como acabado de la fachada. Este es el sistema más eficiente, pues elimina todos los puentes térmicos, es decir, los lugares por los que se producen pérdidas energéticas por tener juntas sin aislamiento, como los bordes de los forjados o los cajones de las persianas. Este revestimiento exterior de fachadas existentes es el propuesto por nuestros expertos en sus rehabilitaciones de bloques de vivienda. El inconveniente de este sistema, es que cambia la apariencia exterior del edificio. 

Si se quiere conservar el material de fachada en una rehabilitación, existe la posibilidad de aislar por interior, colocando un tabique o panel como trasdosado hacia el interior de la vivienda. Este sistema, tiene la desventaja de no eliminar los puentes térmicos y supone una pequeña reducción de la superficie interior de la vivienda.

La cubierta

La cubierta, junto con la fachada, define la envolvente del edificio. La cubierta es otro de los lugares de la casa por el que más pérdidas energéticas se producen. Contar con una cubierta bien aislada es fundamental, por tanto, para conseguir vivienda eficiente energéticamente. Si hacemos números,  llegamos a la conclusión de que puede suponer un ahorro económico de hasta 400 euros anuales si comparamos viviendas con una envolvente inadecuada y una vivienda eficiente energéticamente, que cuente con un aislamiento térmico óptimo tanto en fachada, como en cubierta y unas buenas ventanas.

Cubiertas inclinadas y cubiertas planas

Si la cubierta de una vivienda es inclinada, esta tendrá que contar con las capas adecuadas de aislamiento y con la ventilación adecuada para que el espacio interior que alberga mantenga la temperatura. Una buena manera de evitar pérdidas a través de la cubierta y conseguir un aislamiento óptimo en cubiertas planas es incorporando una cubierta verde como la que aquí vemos. Estas cubiertas hacen de colchón térmico del interior de la vivienda, evitando el sobrecalientamiento que provoca la incidencia de los rayos de sol sobre una cubierta plana y pérdidas de la energía aportada al interior. Además, la introducción de vegetación siempre es una buena opción, tanto en el interior de la vivienda, donde nos ayuda a renovar el aire viciado de la casa, como también en el exterior, reduciendo las emisiones de CO2 que mandamos a la atmósfera. Cubiertas, terrazas e interiores modernos donde el verde es protagonista.

¿Crees que la envolvente de tu casa es eficiente energéticamente?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!