14 ideas fantásticas para decorar tus paredes con ladrillo

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Ideatto Móveis e Decorações Salones de estilo moderno
Loading admin actions …

El universo de la decoración y el diseño de interiores es como un ser vivo, un ente en constante movimiento siempre a la caza y captura de nuevas expresiones, necesitado de mentes creativas que transformen en arte materiales, formas y colores. Tanto es así que la experimentación resulta de todo punto indispensable para el proceso evolutivo y, al final del camino, los resultados terminan por convertirse en espacios llenos de personalidad y carácter. El ladrillo, por ejemplo, es un material veterano en el mundo del diseño de interiores y, sin embargo, sigue ofreciendo soluciones novedosas a las necesidades decorativas de medio mundo. 

Formas, colores, tipos… , hacen de este material un elemento versátil capaz de transformar los interiores en ambientes únicos. Más allá de su papel intramuros, su presencia tiene multitud de aplicaciones ya sea como ladrillo visto, una vuelta a la desnudez original de las estructuras y hasta la creación de mobiliario singular.  

¿Quieres conocer a fondo las posibilidades que te ofrece el ladrillo para la decoración de tu hogar? Atento porque en este libro de ideas te presentamos más de una docena de propuestas para trasladar su encanto al diseño de tu casa.

1. Ladrillos para la pared del salón

A menudo imaginamos los ladrillos en pared escondidos tras revestimientos de toda índole: madera, papel, pintura… Sin embargo, dejar al descubierto una pared de ladrillos en tu salón, por ejemplo, es un recurso perfecto para romper la monotonía y llamar la atención sobre un punto concreto. 

2. Ladrillo para sacar a relucir el estilo

Uno de los responsables de la puesta en valor del ladrillo como material del diseño de interiores es el estilo industrial. Su gusto por dejarlo al descubierto ha propiciado la existencia de multitud de espacios en los que, las paredes de ladrillo, se combinan con otros elementos que sacan a relucir su naturaleza más estética. 

3. Un estilo más tradicional

Pero incluso antes de que llegara la pasión por los aires industriales, el ladrillo ya protagonizaba diseños tradicionales. En esta cocina su presencia se refleja en los muebles. El diseño con arcos para resaltar las aberturas le da a la cocina el encanto de la vida de antaño. 

4. A medias

El ladrillo es un material disponible en distintos tonos y formas. Esa variedad es, entre otras cosas, uno de los puntos a favor para crear diseños que rompen con lo establecido. Aquí puedes ver como una combinación de ellos, en distintas tonalidades, crea una media pared en el comedor que hace de eje vertebrador del espacio. 

5. Un estilo contemporáneo

Su pasado tradicional no impide que los interiores modernos cuenten con el ladrillo para crear espacios singulares. En esta ocasión es la entrada la que se viste de ladrillo. Su combinación con los muebles blancos y paredes, techo y suelos en colores claros crean una visión contemporánea de un espacio lleno de personalidad. 

6. Ladrillo y madera natural

Las combinaciones son algo habitual en la decoración de interiores y, por eso, no resulta extraño encontrar propuestas que suman al encanto del empleo del ladrillo, la calidez de la madera. Ambos materiales trabajan bien juntos aunque, eso sí, si estás pensando en emplearlos en un mismo espacio, ten en cuenta que tienden a oscurecer los ambientes por lo que te recomendamos que los emplees combinados con grandes áreas blancas para contrarrestar los efectos. 

7. Hacer renacer el ladrillo

Shoreditch EC1: Warehouse Living Increation Cocinas de estilo industrial
Increation

Shoreditch EC1: Warehouse Living

Increation

Descubrir los encantos de antaño o, lo que es lo mismo, recuperar el ladrillo original de cualquier estancia, puede resultar muy acertado si las reminiscencias del pasado están hechas con ladrillos de calidad y una estética apropiada. Con independencia del tono de los ladrillos, combinados con una decoración apropiada y  detalles en blanco, destacarán seguro.

8. Ladrillo como revestimiento

La cara opuesta a descubrir el ladrillo original es emplearlo como revestimiento para darle a los muros la apariencia de haber sido construidos con estos materiales. Las distintas formas y colores en los que se presentan este tipo de materiales los convierten en la herramienta perfecta para cualquier habitación de la casa. 

9. Ladrillo para combatir la humedad

Tienen carácter propio como para cuerpo y elegancia a paredes y muebles pero lo cierto es que, a modo de detalles, también cumplen su función. Los ladrillos decorativos son ideales para combatir la humedad además de ser un material muy atractivo para crear diseños duraderos de estanterías o alacenas, contribuyendo a evitar el desgaste de las superficies. 

10. Como telón de fondo

Si la idea de cubrir por completo una pared de ladrillo te seduce pero no te dice nada, tal vez estés buscando un diseño de interior como este. En este salón la pared de ladrillo no es sino el telón de fondo sobre el que destaca el panel en el que se ha instalado el televisor. Su presencia refuerza la elegancia del conjunto al tiempo que crea un diseño elegante y atractivo lleno de modernidad. 

11. Cocina de ladrillo

En estancias en las que la resistencia de los materiales es casi una obligación, el empleo de ladrillo puede resultar muy apropiado. La cocina, por ejemplo, es un espacio en el que su presencia es muy agradecida. En este diseño se optó por una combinación con madera dando como resultado un espacio lleno de personalidad y encanto. 

12. Iluminación

Uno de los encantos del ladrillo es, precisamente, lo peculiar de sus formas. Su cuidada irregularidad parece remitirnos a otra época pero sin perder el encanto de un tratamiento artesanal. Con una iluminación apropiada puede potenciarse su esencia hasta el punto de crear espacios acogedores y llenos de tradición.  

13. Ladrillos en espacios de esparcimiento

No solo los interiores del hogar son susceptibles de estar decorados con ladrillo, también los espacios exteriores y las zonas de esparcimiento son escenarios ideales para contar con su presencia. Una pared de ladrillo recorre todo el plano desde el salón al comedor, extendiéndose más allá del interior dando así continuidad al diseño en la zona exterior. 

14. El ladrillo como contenedor

Master Bedroom TG Studio Baños de estilo moderno
TG Studio

Master Bedroom

TG Studio

En paredes, muebles, como revestimiento… . Los usos del ladrillo en decoración son de lo más variopinto y no podíamos terminar este libro de ideas sin mostrar uno de lo más singular. En este dormitorio su presencia trasciende del recubrimiento, el ladrillo se emplea como contenedor del espacio y buena prueba de ello  es que la pared se estructura en base a este material. 

¿Te gustaría conocer más alternativas de diseño y decoración con ladrillos? Sigue leyendo nuestro libro de ideas: Oda al ladrillo blanco – 7 fabulosas ideas

Otra forma de emplear el ladrillo

Escalera de caracol integrada en edificio antiguo. OOIIO Arquitectura Escaleras Hierro/Acero Metálico/Plateado
OOIIO Arquitectura

Escalera de caracol integrada en edificio antiguo.

OOIIO Arquitectura

Estamos acostumbrados a ver que el ladrillo se emplea en sentido horizontal. Los aparejos de los muros siempre se han realizado de esta forma, pero hay otra manera de utilizarlos: en sentido vertical. Esta colocación más inusual se llama a sardinel, de forma que la parte más larga del ladrillo, está de pie. Para la inercia de los muros es menos recomendable, ya que hay que emplear más cantidad de ladrillos. Aun así, si se utiliza para paredes de ladrillo para interiores en las que se va a dejar visto y, además, no es una gran superficie, es ideal. ¡Fíjate en el ejemplo que te traemos! Se ha utilizado esta técnica para el hueco de escalera de caracol de una vivienda, donde se puede combinar perfectamente con salones modernos y elegantes.

Decorando con ladrillo

La decoración es muy subjetiva y juega con la creatividad y la imaginación. Por ello, cualquier material que pensemos que es únicamente para un uso concreto, es posible que estemos muy equivocados. Los ladrillos se comenzaron usando como material para realizar muros. A día de hoy, una pared original de ladrillo visto puede ser totalmente un lienzo de fondo para una decoración industrial. Pero, además, también los podemos convertir en revestimiento, como te hemos mostrado anteriormente, y como puedes ver en el fantástico diseño de una ducha en esta imagen. La colocación de los ladrillos de poco espesor, hace que esta ducha se convierta en un espacio cálido y acogedor para realizar el aseo diario con relajación.

¿Con cuál de todas estas ideas para decorar la casa con ladrillo te quedas?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!