Una piscina en 9 pasos - ¡Simplemente genial! | homify

Una piscina en 9 pasos – ¡Simplemente genial!

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Hesselbach GmbH Jardines de estilo mediterráneo
Loading admin actions …

Uno de los lujos más deseados es tener una piscina en casa. Son un elemento que añade mucho más valor al jardín de cualquier vivienda, un maravilloso espacio para disfrutar con el buen tiempo de las actividades acuáticas con los niños y el resto de la familia o amigos. Su construcción es un tanto compleja y requiere, en primer lugar, unos ciertos permisos municipales, que una vez obtenidos, has de contar con los profesionales adecuados para que sean ellos los planifiquen y ejecuten las obras. En este libro de ideas, nos tiramos a la piscina y trataremos de resumirte de la forma más didáctica posible todos los pasos que se han de seguir en su instalación. No dirás que no nos mojamos.

1. Excavación del terreno

Este es el primer paso una vez decidido el lugar donde queremos instalar la piscina. Para excavar el terreno es necesaria una maquinaria adecuada, aunque no de gran tamaño, dependerá de las dimensiones de la piscina. Suele llevar como mucho un par de días de trabajo.

2. Compactar la base

Una vez creado el hueco para la piscina, el siguiente paso es compactarlo, es decir, apisonar la tierra para que la base sea consistente y sólida, evitando fisuras en el terreno que dificulten un correcto asentamiento de la piscina. Esta tarea, como mucho lleva otros dos días, contando con la comprobación del terreno.  

3. Forrar las paredes y el suelo

Es en este momento cuando empieza la verdadera fase de construcción. Hay varios sistemas para cubrir las paredes: puedes utilizar un sistema de encofrado o emplear directamente placas especiales, recubiertas con materiales impermeables que impiden la filtración del agua.

4. Colado

En esta fase de la construcción, una vez que hemos forrado las paredes, procedemos a rellenar el suelo con cemento para construir la base de la piscina. Hemos de esperar el tiempo necesario para que el cemento fragüe completamente y poder continuar con el paso que viene a continuación.

5. El revestimiento de las paredes y el suelo

A partir del momento en el que se ha secado y fraguado el cemento, es la hora de proceder al revestimiento de la piscina. Es necesario un material impermeable que evite las filtraciones de agua, los más utilizados son derivados del plástico, un revestimiento de azulejo, una capa de yeso o una capa plástica protectora aplicada en spray.

6. La prueba de agua

Una vez hemos terminado con el revestimiento de la piscina, ahora toca probar su estanqueidad. Como es obvio, es necesario llenar la piscina de agua y esperar unos cuantos días para cerciorarse de que no existe ninguna pérdida de agua. La misma prueba de agua sirve también para verificar que la estructura de la piscina es sólida y soporta la presión y el peso del agua.

7. El suelo alrededor de la piscina

Dependiendo de los gustos de cada uno, podemos optar por instalar diferentes tipos de suelo alrededor de la piscina. En el borde o el perímetro se suele emplear un material de piedra antideslizante y baldosas o césped alrededor a medida que abrimos el radio de actuación. también se puede utilizar la madera lo que conlleva un proceso más complicado de carpintería para adaptar el corte de la madera a la forma de la piscina.

9. La decoración

La decoración y el equipamiento del entorno de la piscina también forma parte de la misma. Hay muebles específicos diseñados para exteriores que soportan los rigores del clima. Aquí son tus gustos y preferencias los que marquen el estilo.

8. Sistema de depuración

Es importante también en la construcción de una piscina mencionar la instalación hidráulica y eléctrica mediante la cual podremos canalizar el agua para llenarla y depurarla. La calidad del agua es importante para evitar riesgo de infecciones y contagios, para ello será necesario hacer tratamientos periódicos.

Más opciones…

Si volvemos al paso número 4, tenemos también la opción de instalar una estructura de metal alrededor del hueco de la piscina, suele ser de acero, y reduce considerablemente los tiempos de construcción. También permite sobre la marcha realizar todo tipo de ajustes de forma mucho más sencilla, garantizando una óptima instalación y mayores medidas de seguridad. Como ves hay muchas opciones.

… con un resultado ¡brillante!

Una vez llena la piscina, el revestimiento de metal, gracias a una textura especial, le concede un brillo espectacular. El mismo metal sirve para contornear el perímetro de la piscina y crear, gracias a ella, una atmósfera diferente en el jardín, donde se integran agua, tierra, madera y metal. Tu piscina ya está lista para darte un baño.

¿Para cuándo tu propia piscina?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain) HUGA ARQUITECTOS Casas de estilo rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!