La reforma de la casa de la abuela

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Nos vamos hasta Galicia para descubrir un proyecto en el que se consigue ampliar el espacio habitable sin aumentar el volumen del edificio y sin tocar en profundidad la distribución existente. ¿Cómo? Creando una nueva habitación en un viejo desván al que se accedía a través de una plantilla y que consigue sumar metros cuadrados a esta vieja casa de la abuela. Un proyecto llevado a cabo por las chicas del estudio Sra. Farnsworth que tuvieron la difícil misión de renovar una construcción de los años 50, con gran valor sentimental, y adaptarla a los nuevos dueños, herederos de los propietarios anteriores. El resultado es una casa moderna pero con elementos antiguos. Una interesante transformación cuyo antes y después vamos a descubrir inmediatamente: 

Bienvenidos a la casa de la abuela

La vivienda a reformar se sitúa en Beluso, concello de Bueu, en la provincia de Pontevedra. Se trata de una casa unifamiliar que tras una herencia llega a los nuevos propietarios, que desean reformar la casa y adaptarla a las nuevas necesidades sin perder la esencia de la casa de sus abuelos. 

Desde esta imagen podemos asomarnos a lo que era la casa antes de la reforma: un pasillo oscuro y largo servía de distribuidor de las estancias, que se organizaban a uno y otro lado del mismo. A través de una trampilla, que no podemos observar en la foto, se accedía a un bajo cubierto que servía de almacén y que, tal y como veremos más adelante, se va a convertir en la clave de esta reforma.  

Se hizo la luz

Traspasado el umbral y con la reforma ya terminada, lo que vemos aquí no se parece en nada a aquel oscuro pasillo que observábamos en la fotografía anterior. Todo gracias a que el espacio se ha abierto hacia el piso superior, eliminando el techo que separaba el desván del resto de la casa y creando un pasillo a doble altura que elimina la sensación claustrofóbica que existía antes. Además, al estar conectado y abierto al desván, la luz que entra en este a través de las ventanas fluye también hacia la planta inferior de la casa. Para reforzar la luminosidad conseguida se han pintado las puertas de blanco y el suelo también se ha cambiado, pasando de los fríos azulejos a la cálida y agradable madera.

Una chimenea con historia

Una de las condiciones que los propietarios pusieron a las arquitectas de Mrs Farnsworth tiene que ver con esta chimenea. Presidiendo el salón, había sido construida por el abuelo de la nueva propietaria. Sin embargo, si se quería modernizar el salón debía llevarse a cabo una pequeña reforma que incluía algún que otro cambio en la chimenea en cuestión. 

Aunque la chimenea se ha mantenido, el revestimiento en piedra, que daba un aire antiguo a la casa, se ha pintado de blanco. Además se han resaltado las vigas de madera, se ha cambiado el suelo, a juego con el del resto de la casa, y se han pintado los rodapiés de blanco, al igual que las paredes. 

De esta forma, la chimenea sigue siendo el eje en torno al que se organiza el salón, pero su aspecto es más acorde con los nuevos gustos de los propietarios. 

La remodelación de los baños

Como el resto de la casa, los cuartos de baños también fueron modernizados y remodelados. Para ello se tuvo muy claro que era necesario eliminar el alicatado azul que tenía y que le daba un aspecto antiguo y pasado de moda. También las cantoneras en el techo eran un detalle digno de otra época que había que quitar. 

Para la remodelación del cuarto de baño se optó por jugar con los dos elementos claves de esta reforma: el color blanco y la madera clara. El antiguo alicatado azul fue sustituido por un sencillo azulejo blanco. Se cambiaron los sanitarios y los muebles que fueron sustituidos por una madera de color suave que consigue dar luminosidad y calidez al cuarto de baño a juego con el suelo, en el que, como en el resto de la casa, también se apostó por el laminado. 

El gran cambio

Pero sin duda el gran cambio llevado a cabo en esta reforma viene de la mano de esta escalera que facilita el acceso a la parte superior integrando así una zona que apenas se utilizaba en el resto de la casa y ampliando el espacio habitable. La escalera se ha colocado en el pasillo, por lo que se necesitaba que no ocupara mucho y que fuera ligera visualmente. Para conseguirlo se ha prescindido de la contrahuella y se ha pintado la estructura de blanco. Las huellas son de madera al igual que el resto del pavimento de la casa.

Un nuevo espacio habitable

La barandilla blanca de metal da paso, una vez arriba, a un muro abierto de madera que sirve de protección al vacío de la doble altura, sin impedir que la luz de arriba fluya al piso inferior. 

De esta forma se consigue integrar el antiguo desván de la abuela, que ha pasado de ser un lugar de difícil acceso destinado a almacenar cosas, a convertirse en una habitación amplia y luminosa que consigue suplir así las carencias de espacio, que era una de las condiciones de la reforma que habían establecido los actuales propietarios. 

En esta nueva estancia nos encontramos la combinación de madera y blanco, el toque moderno y reformado con las antiguas vigas de madera restauradas que crea un ambiente acogedor, abierto y agradable. 

Hasta aquí el antes y el después de esta casa de los abuelos. Si te ha gustado este artículo no te pierdas estos libros de ideas:

Antes y después: reformando la casa del pueblo

Antes y después: cómo convertir una casa cuéntame en un apartamento con estilo

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!