Trucos para organizar como es debido la cocina

Trucos para organizar como es debido la cocina

Karen Ayerve Karen Ayerve
Loading admin actions …

No contar con los suficientes metros cuadrados jamás fue un inconveniente a la hora de instalar una cocina de ensueño. Qué se lo digan sino al diseño de interiores, que casi por arte de magia ha hecho posible la instalación de cada uno de sus elementos sin restar estilo al conjunto de nuestra cocina, no sin antes llevar a cabo todo un proceso de distribución y diseño, por supuesto. Y en este sentido, dos son los preceptos que jamás debemos pasar por alto: la funcionalidad y el carácter práctico de la decoración. Porque más allá de conseguir una cocina bonita, está la idea de crear un espacio organizado, intentando prescindir de lo mínimo (o nada) y sobre todo, construir en el camino una cocina en la que apetezca quedarse un ratito más cuando los fogones han dejado de cocer. 

Así, distribución, diseño y mobiliario son las máximas importantes a tener en cuenta cuando diseñamos nuestra cocina. Y para sacarle el máximo partido, más grandes o más pequeñas, desde homify queremos ofrecerte 10 propuestas que harán de la tuya, el espacio más práctico de casa. 

Muebles de quita y pon

Un buen diseño de cocina pasa por resultar funcional mire por donde se mire. Y en dicha tarea, el mobiliario que elijamos tiene bastante que ver. Casi de estética minimalista, pero sin abusar de las líneas simples, nos encontramos con muebles que en un visto y no visto se transforman en un segundo con valor añadido. Esa es la máxima que persigue el diseño completo de esta cocina en kit, donde cada rincón guarda un mueble auxiliar invisible a los ojos de quien se pasee por allí por primera vez. El de imagen, un mueble que tan pronto almacena como hace las veces de improvisada mesa del comedor.

Que todo esté cerca

La distribución que le demos a nuestra cocina también es muy importante. Aquí, tres son las alternativas más comunes que funcionan igual de bien en pequeños y grandes espacios: organización en L, U o G. Es decir, la manera en la que coloquemos el mobiliario formará una de estas tres letras, con lo que se busca optimizar más o menos el espacio. El concepto moderno de cocinas concibe las de forma en L como las grandes favoritas ya que construyen espacios abiertos y permiten la instalación de una isla o incluso de incorporar la zona del comedor dentro de ella. Sea cual sea la forma que le hayas dado a tu cocina, lo más importante es mantener las zonas de trabajo (fregadero, frigorífico y fuegos) ubicadas cerca la una de la otra.

Formas originales de almacenar

En las cocinas más pequeñas la regla de oro pasa por aprovechar al máximo las paredes dejando de ésta forma todo el espacio libre en el suelo. La idea es liberar y restar carga visual al espacio que de por sí, ya nos resulta bastante reducido. Esta vez, al diseño de la imagen le ha bastado con una simple barra de metal para organizar todos los enseres propios de la cocina, evitando de esta manera saturar la pared con otro innecesario mueble de almacenamiento. 

Utilizar rincones y esquinas

Llenar la cocina de pasadizos secretos como fuentes de almacenamiento no está mal, pero volvamos a la simpleza y al carácter práctico de los accesorios de toda la vida. Aquellos que siempre podemos adaptar y organizar allí donde se encuentre un rincón libre. Dependiendo de las necesidades de cada cocina, puede tratarse de un armario de almacenamiento, o de una pequeña cava en la que organizar la colección de vinos. El diseño de la imagen ha encontrado en el último rincón de la península el mejor espacio para colocar estos muebles.

No se trata de tamaño

Y ya puestos a optimizar en distribución y espacios, entonces hacerlo a lo grande. Nuestra siguiente propuesta lleva al extremo aquello de aprovechar hasta el último rincón disponible al colocar esta pequeña abertura al final de la encimera que contiene los armarios principales de la cocina. Quizá no se trate del mejor rincón para organizar los grandes utensilios que necesitamos a mano, pero sí del lugar donde se custodien los secretos mejor guardados de la receta familiar. 

Paredes con vida

Habrá quien decida apostar por un armario único y grande, antes que por estanterías pequeñas y varias. Ahora bien, renunciar a estas últimas no siempre se traduce en un ahorro de espacio. Si la decoración en general sigue una línea sencilla y algo clásica, las paredes pueden ser el mejor escenario para multiplicar los armarios de almacenamiento. Si antes apostábamos por dejarlas libre, ahora te instamos a lo contrario. ¿El motivo? Menos es más cuando hablamos de espacios pequeños, pero si éste no es precisamente el problema, aún podemos apostar por añadir, sin pasarse, algún que otro mueble de pared.

Movilidad máxima

Dejar libre el suelo fue otra norma que prometíamos no saltarnos a la hora de amueblar nuestra cocina. Y lo seguimos manteniendo. Si aún con todo, tienes la sensación de que tu cocina necesita espacios extra de almacenamiento y distribución, el mueble de la fotografía puede convertirse en tu mejor elección. Se trata de un módulo con aspecto de metal y cuatro ruedas al que podemos mover de un lado a otro mientras cocinamos. No sólo se convierte en una extensión más de la encimera principal, sino que además supone una suma importante a las reservas de espacio disponible. Lo que llamamos un mueble todo en uno.

Los adosados a la pared

El diseño del siguiente mueble es una forma práctica y hasta original de almacenar dejando un importante espacio libre en la distribución de la cocina. Lo decimos porque lejos de querer ser un armario convencional, se trata de un estante incorporado de manera perfecta a la fisonomía de la pared, sin entorpecer la línea armónica de la cocina. Una opción perfecta para cuando se quiera aprovechar el espacio interior sin necesidad de renunciar a muebles tan clásicos, como la alacena.

Armarios de interiores

Sin lugar a dudas, la mayor posibilidad de aprovechar espacios nos la ofrecen los armarios y estanterías. Después de la zona de fuegos, son los muebles con mayor importancia visual dentro de la cocina, y por ende, merecen recibir tanta o más atención que la decoración completa. No es necesario exteriorizar un diseño demasiado exagerado, lo original debe ir por dentro, de forma desapercibida para no sobrecargar el espacio reducido a nuestra disposición. Al huir de los tópicos diseños de baldas, nos será más fácil organizar los enseres. 

El conjunto del todo

Si la distribución de armarios tiene sus intrínsecos, la relacionada con todo el espacio no iba a ser menos. En este sentido, recordemos las tres reglas para triunfar en nuestra misión: 

- Un diseño práctico es aquel donde no se acumulan zonas de trabajo ni objetos de la cocina. O dicho de otra manera, apostar por liberar espacios y sumar siempre que la decoración nos permita dar rienda suelta al diseñador que todos llevamos dentro. Aquí mucho tienen que ver las islas, barras y penínsulas de cocinas.

- Echar mano de transparencias y funcionalidad cuando hablamos del mobiliario. No vale con que sea bonito. Tiene que reducir las necesidades de espacio a la par que multiplicar la capacidad de almacenamiento.

- Y en definitiva, basta con distribuir inteligentemente todos los elementos de la decoración para conseguir aprovechar desde los recursos naturales (luz exterior) hasta los propios defectos físicos del espacio.

¿De qué otra manera conseguirías optimizar el espacio de la cocina?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!