7 maneras de mantener tu casa caliente este invierno

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

En nuestro país tenemos un tiempo maravilloso, envidia de muchos de nuestros vecinos del norte. Sin embargo, cuando llega el invierno pasamos más frío en casa que cualquier de ellos. ¿El motivo? Casas con mal aislamiento y sin una calefacción en condiciones, por lo que al final todos tenemos que recurrir a opciones alternativas, muchas de ellas eléctricas que acaban con una factura astronómica y un buen susto a final de mes. 

Sin embargo, en homify no queremos que nadie pase frío este invierno o que nuestros lectores tengan que gastarse medio sueldo para no caminar en casa con bufanda y manoplas. Por eso hemos buscado algunos trucos que ayudarán a que haya un ambiente más cálido en nuestro hogar, así como a conseguir que el frío no se nos cuele por todas las esquinas. Te contamos 7 maneras de mantener tu casa caliente este invierno. 

1. Cortinas

 de estilo  de Helen Green Design
Helen Green Design

Apartment, Knightsbridge

Helen Green Design

La mayor parte del calor interno que creamos con los sistemas de calefacción se escapa a través de las ventanas por lo que este será un punto que merezca bastante nuestra atención. Una de las soluciones más baratas para tratar de retener el calor en casa es colocar cortinas gruesas que frenen la entrada de aire externo. De esta forma reduciremos en un 25% el uso de la calefacción. Lo ideal es que nos hagamos con unos visillos finos y transparentes, que permitan filtrar el sol, pero que cubran las ventanas por completo, para después añadir la gruesa cortina, que permanece descorrida durante el tiempo que estemos en la habitación, pero que guardará los laterales del frío. Para casos extremos se puede agregar un respaldo térmico detrás de la tela, lo que mejorará aún más la calidad de retención del calor de las cortinas. 

Una solución sencilla, económica y muy elegante, puesto que al cambiar las cortinas puedes aprovechar para darle un aire distinto a la habitación. 

2. Persianas

Al igual que las cortinas, no es ningún secreto que las persianas son también una gran manera de mantener el calor, tanto las habituales que colocamos fuera de casa o entre las ventanas cuando tenemos ventanas dobles antiguas, como las más modernas, las que se ponen dentro de casa. Y es que las persianas de interior están ganando popularidad en nuestro país, a pesar de tratarse de una costumbre más extendida en el mundo anglosajón. Las razones para que se apueste por persianas interiores es que suelen estar hechas de materiales con una gran resistencia térmica, como la madera. Cuando se utilizan junto con las cortinas, la perdida de calor se reduce al 50%. 

No obstante, si tus persianas son las de toda la vida, debes saber que también con estas puedes conseguir aislar mejor tu hogar. Mantenlas cerradas siempre que no estés en la habitación, sobre todo en los días sin sol, y de esta forma se escapará menos el calor. 

3. Doble cristal

Puertas y ventanas de estilo moderno de Descender Fronts by Kollegger
Descender Fronts by Kollegger

Villa near St Moritz, Switzerland

Descender Fronts by Kollegger

Tal y como comentamos antes, las ventanas son una de las principales fuentes de pérdida de calor en el hogar. Especialmente en casas antiguas donde el material de juntas se ha ido desgastando con el tiempo. Está comprobado que el uso de ventanas dobles mejora el aislamiento de la casa y su eficiencia energética, por lo que, a pesar de ser una inversión cara, a largo plazo sale más que rentable. 

4. Chimeneas

Chimeneas bioetanol pared SPA: Salones de estilo moderno de Shio Concept
Shio Concept

Chimeneas bioetanol pared SPA

Shio Concept

Durante mucho tiempo los modernos sistemas de calefacción nos hicieron olvidarnos de las tradicionales chimeneas, pero lo cierto es que se trata de una manera maravillosa de calentar la casa, no solo por su eficiencia energética, sino porque hay pocas cosas en la vida más relajantes que acurrucarse frente a una chimenea. Hoy, las chimeneas están de vuelta y han reducido muchas de las complicaciones que antes tenían. 

Esta que vemos en la fotografía es de bioetanol. Su principal ventaja reside en la instalación, que todos podemos llevar a cabo, puesto que no precisa ningún tipo de trabajo de albañilería. No se produce nada de humo y su poder calórico es bueno. Calienta rápido y es muy efectivo para caldear una habitación, aunque no en toda la casa. Se trata más de un complemento cálido y acogedor que quedará perfecto en el salón.  

5. Puertas cerradas

Es cierto que a la arquitectura moderna le gustan los espacios diáfanos, pero a la hora de ser prácticos y si de ahorrar en calefacción hablamos, entonces cuanto más pequeños sean los espacios mejor. Por eso, como nos decían hasta la saciedad nuestros mayores cuando éramos pequeños, la puerta, mejor cerrada. 

En realidad se trata de algo bastante obvio: un espacio más grande es más difícil de calentar, y también de mantener caliente, que una zona pequeña. El motivo: cuanta mayor es la masa de aire, más energía se requiere para calentar y mantener a una temperatura constante. Por lo tanto, eso de cerrar las puertas en lugar de dejarlas abiertas no era una manía de tu padre, es que tenía razón: por la puerta se escapa el calor. 

6. Alfombras

MIRE: Paredes y suelos de estilo minimalista de JOSEALBORS

Hemos hablado de ventanas, pero los suelos son otro de los lugares en los que debemos concentrarnos para mantener nuestro hogar más cálido. Es posible que no lo notemos tanto con suelos de madera, pero en otro tipo de pavimentos -cerámica, hormigón, porcelana, etc.- sentimos como nuestros pies se estremecen cuando caminamos por ellos descalzos. Esto es una muestra de que por ahí se nos está escapando el calor. En estos casos nada mejor que hacer uso de una alfombra, que será un buen aislante e impedirá esa fuga de calor. Para casos muy extremos podemos usar hojas de periódico debajo de la alfombra, que aumentarán el aislamiento. Eso sí, ten cuidado al ponerlos de que las alfombras estén bien sujetas con muebles, puesto que de otra forma esta resbalará mucho. 

Además, una alfombra es una manera estupenda de hacer más acogedora y agradable nuestra casa, por lo que es un complemento perfecto para la decoración de nuestro hogar. La que hemos elegido para ilustrar este artículo está inpirada en el origami japonés y es de lana de Nueva Zelanda. 

7. Textiles de invierno

DORMITORIO MANDELA : Dormitorios de estilo clásico de 	 MUEBLES G3 FURNITURE
MUEBLES G3 FURNITURE

DORMITORIO MANDELA

MUEBLES G3 FURNITURE

Si cuando llega el invierno cambiamos de armario… ¿por qué no hacer lo mismo con la ropa de casa? Destierra tejidos como el algodón o el lino de tu casa -ya volverán el verano que viene- y busca textiles en lana, franela o piel, que tu temperatura corporal seguro que te lo agradece. Las mantas, como esta que vemos a los pies de esta señorial cama, no solo consiguen mantener el calor creado, también producen una agradable sensación hogareña y consiguen un ambiente más acogedor en casa. Así que no te lo pienses: ¡cuántas más mantas mejor!

Si te ha interesado este tema, seguro que también gustan estos libros de ideas. Échales un vistazo: 

Tendencias textiles para el invierno: huyendo del gris en el dormitorio

Cómo ahorrar luz en casa: consejos que reducen la factura

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!