Jardines de invierno – 10 ideas MARAVILLOSAS

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

El jardín de invierno es uno de los rincones favoritos de las grandes residencias. Su estructura vidriada deja paso a la luz solar casi todo el día, lo cual es ideal para comer, descansar, trabajar o cuidar las plantas que rodean al ambiente.

Veamos algunas ideas de decoración para que este pequeño rincón sea uno de los ambientes más cálidos y acogedores de la casa.

Viva la naturaleza

Quizás sin exagerar como hizo el dueño de este jardín de invierno, pero decorar con plantas es una de las mejores opciones para quien pueda tener un espacio así.

La presencia generosa de ventanales de vidrio permiten que las plantas reciban una continua exposición solar, pero sin las inclemencias de vientos ni lluvias. Como un invernadero pero de temperatura más suave, podemos colocar desde árboles de baja altura hasta arbustos y plantas pequeñas. Una buena idea para disfrutar de la naturaleza a centímetros de nuestro sillón favorito.

La extensión del salón

Jardines de invierno de estilo clásico de Franklin Windows

El jardín de invierno puede pasar a ser el salón de la casa sin mucho protocolo. Para ello hay dos alternativas: o se cambian la estructura del techo y las paredes, reemplazando por paneles de madera y vidrio, o más sencillamente, se instala un juego de sillones y sofás en el nuevo ambiente.

Esto es lo que han hecho aquí, donde incluso se presentan dos ideas: por un lado, un juego de salón más clásico, y más allá, otro juego más apto para un jardín de invierno, con estructura de mimbre y almohadones con motivos florales.

A jugar se ha dicho

Jardines de invierno de estilo clásico de Franklin Windows

¿Te gusta pasar varias horas en el jardín de invierno? Pues una buena opción, si tienes espacio suficiente, es montar un pequeño salón de juegos. Por ejemplo, puedes colocar una mesa de billar, como es el caso de esta imagen, o mesa de ping pong -hay modelos plegables que se montan y desmontan con rapidez-, o si eres un apasionado del póker, también puedes colocar una mesa redonda revestida de fieltro.

Con la tranquilidad del ambiente, y la luz que entra por todos lados, seguro que este será uno de tus rincones favoritos.

Combina los colores

Jardines de invierno de estilo moderno de ATELIER SO GREEN
ATELIER SO GREEN

Bacs IMAGE'IN Hauts en couleurs !

ATELIER SO GREEN

Prueba a darle un toque de alegría al jardín de invierno. Una buena idea es poner mesas y sillas de diversos colores, que no sean complementarios, para darle un toque desenfandado y de ruptura al ambiente.

Aquí, se establece un divertido diálogo entre las macetas y las sillas, que juegan a la variedad entre diversas gamas de grises y algunos rojos que marcan la tendencia.

Prueba con decoración minimalista

Los jardines de invierno no tienen por qué ser de estilo rústico o decimonónico. Por ejemplo, se puede apostar por un estilo moderno o minimalista, como es este ejemplo, donde dos sillones de diseño y un apoyapies de mimbre permiten estar cómodos con el mejor estilo.

La decoración que plantea el estudio de Patricia Aguiar se centra en una estructura de mármol, elegante y simple, con un rectángulo de piedrecillas de grava, coronado por una escultura que representa a la maternidad. Una serie de grandes plantas con macetones, blancos como los sillones y el mármol, coronan la estancia.

Practica el feng shui

Si tu casa es moderna, haz un giro y plantea un jardín de invierno con el estilo del feng shui. Con piedras artificiales y naturales, puedes ir decorando el lugar siguiendo las pautas de armonía y equilibrio que plantea esta milenaria filosofía oriental. Se trata de diseminar las piedrecillas más gruesas en el borde exterior, y la grava más fina en el interior, rastrillada en una distribución de relaja los sentidos.

Luego, se van colocando rocas más gruesas y unos arbustos con plantines para darle un toque de naturaleza al ambiente, y el punto final es el simpático farolillo de madera, con vidrio traslúcido, para que se ilumine y brinde paz al ocupante de la finca.

Un mini palacio en casa

Si eres partidario de un estilo más pomposo, puedes convertir tu jardín de invierno en un salón clásico. Si el techo es de vidrio, verás que la luz del sol será tu nuevo tejado, por lo que conviene tener cuidado con que tanta exposición solar no arruine los muebles.

Si quieres apostar por el color blanco, puedes recurrir a estos juegos de sillones y sofás de líneas clásicas, con un espejo al fondo recubierto por una estructura de yeso con capiteles de imitación dórica.

Las luces, algo tenues, provienen de unas lámparas con forma de candelabros, y el piso se presenta en una particular estructura de piedra.

Relájate en las hamacas

Jardines de invierno de estilo minimalista de homify

Si eres de los que pasan varias horas en el jardín de invierno, no podrás resistirte a esta idea. Se trata de colocar un par de hamacas, o más bien, tendríamos que decir que son dos sillones colgantes.

Con una estructura de madera, y con un cómodo asiento, permiten pasar un buen rato leyendo, conversando con quien ocupe la otra hamaca, o simplemente dejar que pase el tiempo mientras se contempla el paisaje que se despliega por los ventanales.

Coloca muebles de mimbre

Entre los diversos materiales de sillones y mobiliarios recomendados para el jardín de invierno, uno de los más populares es el mimbre.

Su estructura liviana hace posible que sea trasladado de un punto al otro con suma facilidad, tarea que se torna más sencilla si se usan ruedecillas como en estos sillones.

Además, brinda una agradable sensación de ligereza y familiaridad en un jardín de invierno. Y como se ve, se adivinan muy cómodos, para poder disfrutar un buen rato sin que nos demos cuenta del paso de las horas.

Tu paseo favorito

Bueno, en rigor esto no pertenece a una casa, sino a un club house de San Petesburgo, en Rusia. Pero para darle un poco más de vida, decidieron reconvertir una galería en un bonito paseo con estructura de jardín de invierno, con su techo acristalado y la parte inferior rodeado de plantas, por las cuales transita un camino sinuoso.

Una idea innovadora, quizás algo sobrecargada para el gusto de la Europa occidental, pero más acorde con el gusto pomposo que suelen imperar en las clases altas de Rusia.

¿Qué idea te gusta más si tuvieras un jardín de invierno?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!