Un piso diseñado para un joven juerguista

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Aunque no os lo creáis, el proyecto que os traemos fue un encargo de un chico de 25 años para transformar su apartamento de São Paulo en un sitio para celebrar fiestas. Así de simple. Quería que su casa se convirtiera en el lugar de reunión de todos sus amigos. Por eso encargó este peculiar proyecto al despacho de arquitectos Casa 100. Para conseguir esto, el chico tenía sus requisitos. Quería una barra de bar, una pista de baile, luces de colores y un inmenso sofá. Como el espacio debía ser muy versátil, el mobiliario está pensado para adaptarse a cada situación, es flexible y además, multiusos.

¿Queréis conocerlo? Pues seguid con nosotros en este recorrido.

El espacio central

¿Os parece suficiente espacio para poder reunir a un buen grupo de amigos? 

El apartamento tiene unas vistas increíbles de la ciudad, y esto había que aprovecharlo. Por eso toda la fachada es de cristal. En el interior, los muebles se disponen en el perímetro de la sala con el objetivo de dejar despejada la zona central para destinarla a usos muy diversos. La decoración está tratada de una forma bastante minimalista, con el blanco y la madera como colores predominantes. Sin embargo, se han distribuido a lo largo de la casa varias piezas que destacan con colores llamativos o diseños muy especiales. Como podemos ver en las dos sillas One de la firma Magis, de aire futurista y color rojo intenso, diseñadas por el alemán Konstantin Grcic.

El salón

Los muebles fueron diseñados para que pudieran funcionar en circunstancias muy distintas, para que pudieran desplazarse fácilmente y plegarse u ocultarse cuando fuera necesario. Algo que vamos a ir comprobando a lo largo del recorrido. Al fondo, justo delante de la cristalera, vemos una barra de bar, como era lógico. Tampoco podía faltar una buena iluminación, que se ha pensado como un sistema de luces conectadas por un tubo visto. Gracias a la elección de este tiempo de luminaria, así como al hormigón visto del techo, el salón tiene un toque industrial muy actual.

El antiguo balcón

La casa contaba con un enorme balcón completamente exterior con vistas espectaculares. Pero los arquitectos decidieron incorporarlo al salón, para así ganar superficie, y además, para poder disfrutar de las vistas desde el interior. El suelo de madera se ha continuado y únicamente un vano de hormigón nos recuerda la existencia de la antigua terraza.

Mezcla de materiales y texturas

La madera tiene una fuerte presencia en el diseño de los interiores. La vemos en el suelo, en los muebles y en los paneles que reviste la parede. Un material cálido que contrasta con el hormigón visto del techo o de algunos muebles hechos a medida. El sofá con cojines de colores y las sillas dan un carácter juvenil y alegre a la casa.

El rincón de la televisión

Un pequeño murete delimita el rincón de la TV, coincidiendo con el antiguo límite entre el interior y el balcón. Aquí lo único que hay es un gran sofá azul en forma de L y un mueble de madera donde se apoya la televisión. La antigua ventana cuadrada, tan distinta del resto de las cristaleras, confiere a esta esquina un carácter diferente. Como si fuera un pequeño mundo independiente dentro del salón.

La lámpara Medusa

¿Os acordáis de la diosa Medusa? ¿Aquella cuyos cabellos estaban formados por serpientes que convierten en piedra a todo aquél que las mire fijamente? Pues en el hall de entrada hay una lámpara en forma de medusa diseñada por Estudio 80 y 8 que nos puede recordar a ella. Sus tentáculos son flexibles y pueden moverse para orientar la luz según las necesidades. ¡Aunque no tengáis miedo, que no tienen poderes mágicos!

La cocina

La cocina es sencilla y pequeña, pero está muy bien distribuida. Está delimitada por la encimera, un mueble de madera cubierto de granito que sirve como espacio para cocinar pero también para comer, como veremos en la siguiente imagen. La lámpara de techo de estilo industrial de un toque desenfadado al ambiente.

Mesa plegable

La encimera de la cocina ha sido diseñada para usarse tanto como superficie de trabajo, como mesa de comedor o barra de desayunos. En la fotografía anterior la veíamos plegada, y ahora vemos cómo la mesa se ha abierto y se han dispuesto dos pequeños taburetes que antes estaban en el salón.

El cuadro que se convierte en mesa

Y os preguntaréis, ¿dónde estaba antes esta mesa? Pues estaba colgada de la pared. Si volvéis a la cuarta fotografía la veréis al lado de la cocina. Es una mesa pintada por el artista Mateus Bailon, que puede servir como lienzo o como mesa de comedor, ya que sus patas pueden plegarse.

Luces de colores

Esto era lo único que le faltaba a este apartamento para ser el lugar perfecto para celebrar las fiestas. Luces de colores que generan un ambiente muy distinto del que veíamos durante el día. Algo que se ha conseguido por medio de un sistema de luces LED empotradas en el techo.

¿Tenemos todo? ¿O pensáis que falta algo para completar esta vivienda-bar?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!