Una casa rústica maravillosa como siempre soñaste

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Architetti Baggio Casas de estilo clásico
Loading admin actions …

Tratar de combinar diferentes estilos obteniendo un resultado equilibrado resulta complejo para cualquier proyecto de Arquitectura o de interiorismo. Cuando esta arriesgada mezcla de estilos está realizada con maestría puede dar como resultado interiores y exteriores sorprendentes y llenos de personalidad. Un ejemplo de ello es la casa que os mostramos en este libro de ideas, con una apuesta interior y exterior en la que se mezclan el estilo rústico y el estilo contemporáneo. El resultado es una elegante casa, pero tremendamente confortable a su vez, donde domina el buen gusto y los materiales de calidad son los protagonistas.

La obra fue diseñada por el equipo de arquitectos denominados Baggio y en ella nos enseñan como proyectar sin miedo a combinar estilos. ¿Estás listo para conocer el resultado?

Declaración de intenciones

De un primer vistazo a sus fachadas y volumetría identificamos claramente una puesta por un estilo rústico, apreciable en la estructura que propone, el juego de cubiertas inclinadas y con pronunciados vuelos o sus porches de madera, elementos tradicionales que asociamos con la arquitectura rústica. Los potentes pilares, recubiertos con piedra de color claro definen un porche perimetral alrededor de la casa, donde se juega con ligeros matices cromáticos en la combinación con las paredes de color crema.

Bienvenidos

Os mostramos en esta imagen el espacio que nos da la bienvenida a la casa. En él, nos recibe una original puerta de entrada, situada en un nicho que genera un umbral de acceso de lo más acogedor. Fijándonos atentamente podemos observar que los detalles realmente marcan la diferencia, como su marco blanco perimetral a juego con la gran puerta blanca, o la luminaria exterior que ha sido diseñada del mismo ancho que tiene el vano de la puerta.

Un interior moderno

Una vez accedemos al interior de la casa, el discurso cambia por completo pues nos encontramos ante espacios modernos que fluyen y donde los límites parecen diluirse. Lo rústico tienen su  presencia en las cubiertas que cubren las estancias, donde llama la atención la presencia de la madera. Es este modo de dividir los espacios lo que aporta la frescura que tienen los interiores de esta casa, jugando con los techos o con la disposición estratégica de muebles o de muros bajos.

Un espacio integrado

Los interiores responden al ideal moderno de espacios diáfanos y circulaciones fluidas y las zonas comunes de la casa, los espacios de día, siguen esta idea a rajatabla. Gracias a ello, se logran unas estancias abiertas e inundadas por la luz natural que entra por las ventanas,  transmitiendo una sensación de libertad y de dinamismo. Para equipar estos espacios, se opta por muebles blancos que contrastan con los toques de marrón utilizado en la pintura de las paredes, logrando un conjunto amable y moderno. No hace falta contar con  recursos adicionales, basta un espacio sencillo y bien pensado para lograr unos interiores perfectos.

Privacidad, refugio, descanso

A través de esta bonita escalera, una pieza tratada casi como si fuera una escultura tallada 'in situ' ascendemos a la zona más privada de la casa. .La escalera, de madera y gruesas barandillas, establece un diálogo con las cubiertas de madera; el conjunto genera una ambiente íntimo donde la presencia de la madera contribuye a transmitir calidez.

Una habitación más que cómoda

La primero que destaca en esta estancia es su generosa superficie. La amplitud en un dormitorio es casi una garantía de confort y comodidad, pero pude resultar algo anodino si no se equilibra con un buen tratamiento de los materiales o si no se usan adecuadamente los accesorios. Por eso, en este dormitorio, sabiamente se apuesta por la presencia de la madera, tanto en la bella estructura del techo, como en el suelo y en los maravillosos muebles elegidos.

Un baño único

Si el dormitorio nos ha parecido confortable, qué decir de este cuarto de baño, un espacio ideal para relajarse, asearse y cuidarse. En él, la madera vuelve a asumir el protagonismo, esta vez compartido con los sanitarios  de lineas puras y demás piezas de mobiliario, muy minimalistas. Cada una de las piezas parece una escultura, lo que da lugar a un conjunto único.

El secreto mejor guardado

El aire rústico que mostraba el exterior de la casa reaparece en este espacio escondido, casi como si fuera la guarida del tesoro. Ese preciado tesoro no es otro que el mejor vino de la casa que sus dueños pueden disfrutar en esta estancia a medio camino entre una bodega tradicional y una antigua tasca. ¿No es un lugar ideal para entregarse a los placeres de la buena mesa?

Los espacios exteriores

Volviendo al exterior de la casa reparamos en que el proyecto no deja fuera ningún aspecto de los que componen la vivienda, pues también el paisajismo ha sido cuidadosamente diseñado. Para el ajardinamiento se apuesta por un diseño sencillo pero muy delicado, con especies vegetales de diversos tonos de verde que juegan con las superficies de la casa, y piedras cuidadosamente seleccionadas para lograr una agradable textura. En el área del garaje se colocó una gran piedra que completa la composición. 

Curiosidades escondidas

Toda la casa está llena de detalles y objetos sorprendentes que pueden pasar desapercibidos en un primer vistazo. Como muestra, esta barbacoa diseñada que queda embutida en lo que podría parecer un potente elemento estructural y que define un espacio perfecto para disfrutar de una agradable comida al aire libre. Os recomendamos prestar atención a cómo se rematan los elementos mediante el uso de la piedra y la madera.

En definitiva, esta vivienda es un ejemplo de buena construcción y un ejercicio estilo que da como resultado estancias cómodas y llenas de encanto.

Y tú, ¿te atreverías a combinar estilos de esta manera?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!