10 trucos para diseñar un salón tamaño mini

Belén F. Escribano Belén F. Escribano
Loading admin actions …

Para los amantes de la decoración, tener una casa -o una habitación- la cual llenar de muebles de suelo a techo, es toda una experiencia y, sobre todo, un disfrute. En esos casos, uno es capaz de sacar el artista que lleva dentro y verlo todo como un lienzo en blanco lleno de posibilidades. Ahora, cuanto más pequeña es una estancia, más creativos tenemos que ser para decorarla. No es lo mismo tener un amplio abanico de opciones, que tener que escoger apenas cuatro y con esa pequeña cantidad hacer maravillas en nuestra casa. Esta vez, centraremos toda esa capacidad artística en le decoración de salones de poco tamaño. ¡Ojo a estas propuestas que os traemos desde homify!

El algodón no engaña

Salones de estilo moderno de 퍼스트애비뉴
퍼스트애비뉴

심플한 화이트 인테리어의 환골탈태

퍼스트애비뉴

Hemos hablado de la búsqueda de una cierta tendencia minimalista y de la mayor cantidad de luminosidad posible; y hablar de ambos, casi irremediablemente, lleva a hablar de la supremacía del blanco. Y cuando hablamos del blanco, por supuesto, también está invitada toda la gama de tonos claros que le acompaña. Porque si bien su uso en grandes cantidades implica habitaciones casi etéreas donde uno camina casi de puntillas para no manchar, es innegable que sienta de maravilla a toda la decoración de la casa. Además, permite ciertos toques de color que creen contrastes.

Menos es más

Cuando no se anda precisamente sobrado de espacio, lógicamente hay que reducir el número de elementos al mínimo posible (siempre siguiendo la línea de tus preferencias). Hay que huir de ambientes sobrecargados, pues producen sensación de agobio y si tu salón es pequeño, lograrán que se confunda con un trastero.

Y, sin embargo, rendirse ante este hecho no implica que el salón se convierta en algo insípido y carente de gracia alguno. Como se ve en el salón de la imagen, apenas 3 elementos han hecho falta para que su aspecto, a parte de moderno, goce de mucha vivacidad.

Efectos de luz

Desde hace décadas, pasando por el cine hasta las manos de multitud de magos, la luz ha sido un indispensable para lograr efectos espectaculares. Porque todo depende del punto de vista desde el que se mire… y la luz con la que se enfoque. En materia de espacios parece que, casi automáticamente, los más amplios se asocien con luminosidad y los más pequeños siempre van acompañados del adjetivo oscuros. Una tendencia contra la que nuestro salón debe luchar haciendo del espacio, por pequeño que éste sea, un lugar con toda la luz posible. Para ello, tanto ventanas como luminarias, deben nadar en la misma dirección aportando claridad a todos los rincones.

En tamaño portátil

Piso en el Eixample de Barcelona. 2013: Salones de estilo ecléctico de Deu i Deu
Deu i Deu

Piso en el Eixample de Barcelona. 2013

Deu i Deu

Que sí, a todos a nos gusta un buen sofá chaise-longue en el que estirar las piernas desde cualquier postura imaginable; pero esta fantasía no siempre es posible. Cuando el salón es reducido, debemos aprender a renunciar a ciertas cosas en pro del aspecto general. Es por esto que escoger muebles pequeños -aunque ello signifique renunciar al deseado sofá-, es prácticamente esencial. NO hay que olvidar además la tendencia actual en la que todo, cuanto más pequeño, más de diseño se considera. Así que no faltarán muebles tamaño mini entre los que elegir.

Sin miedo a las alturas

Salones de estilo moderno de GRUPO VOLTA

En este caso en concreto, no siempre es posible optar por este sistema. Básicamente porque no todas las casas lo permiten, pero, siempre que se pueda, es bueno jugar con distintas alturas y, por ende, con el propio espacio. Muebles escalonados, lámparas de techo a diferentes niveles e incluso recurrir a las escaleras como parte de la decoración, pueden ser la clave. En definitiva, se trata de crear diversos efectos visuales que hagan que el salón de mucho más de si de lo esperado.

La pared de la consolación

Eso de trepar por las paredes va a alcanzar una connotación distinta a raíz de este post. Bueno no, pero es bonito intentarlo. Porque cuando el salón no de más de si y ya no hay planta que quepa, la solución -y las ansias por decorar- deriva en trepar por la pared. Así, vemos multitud de salones donde la vena artística y la furia decorativa, se han centrado en adornar cada centímetro de pared disponible. Y, allí donde falta un metro cuadrado de habitación, se pone un cuadro más como premio de consolación.

Quedamos cerca del suelo

Cortinas verticales de salón - Kaaten: Salones de estilo tropical de Kaaten
Kaaten

Cortinas verticales de salón – Kaaten

Kaaten

Nos gusta verlo en la decoración japonesa, nos inspira y envuelve cada vez que entramos en una tetería y nos hace sentir muy boho cuando lo vemos en un chill out. Entonces… ¿por qué no lo incorporamos a la decoración de nuestras casas? los muebles bajos ocupan el mismo trozo de suelo que unos que no lo son, pero su escasa altura da mayor sensación de amplitud a toda la estancia. El resultado es tan original como el de la imagen y no apto para riñones convalecientes.

El tetris en casa

Porque los espacios pequeños es lo que tienen y al final la decoración debe jugar a las construcciones para que todas las piezas encajen. En el salón de la imagen comprobamos como todos los elementos están enganchados como piezas de un puzzle y, sin embargo, no queda aglomerado ni agobiante. El resultado es un salón muy cuco con pocos elementos pero bien distribuidos y combinados entre sí.

Aquí todo vale

Lo decíamos al principio y lo seguimos manteniendo, cuando menor es el espacio y, por consiguiente, más reducida es la gama de opciones, tendemos a ser más originales. Como si las imposiciones que no podemos pasar nos inspirasen. En ese sentido, dado que no hay hueco para gran cosa en estos salones que estamos analizando, cualquier elemento puede convertirse en parte imprescindible de la decoración. Así es como vemos dos mesitas pequeñas convertidas en mesa central de salón, ocupando un espacio muy reducido y a la vez dando un toque encantador.

¡Vivan las transparencias!

El uso de cristales también va a favor de ese efecto óptico que hace que los muebles parezcan comerse menos espacio. Al fin y al cabo, cuanto más opaco, más angustioso puede parecer. Sin embargo, una mesa central como la que se ve en la imagen, pese a tener un tamaño considerable en relación al resto del mobiliario, al ser de cristal y de una estética tan minimalista, pasa desapercibida casi por completo.

En resumen, no se trata tanto de las opciones que tengamos, sino de saber utilizar bien los elementos disponibles. Y que tanto texturas, como estampados y colores sean nuestros aliados para que, a simple vista, una casa parezca mucho más grande de lo que realmente es. 

Que un salón pequeño no sea un bache para decorar con estilo
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!