Jardines de estilo rústico de Design Outdoors Limited

10 cocinas rústicas para el jardín ¡con parrilla integrada!

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

¿Te has preguntado alguna vez cómo sería cocinar los guisos con los que deleitas a tus comensales al aire libre? Disponer de una cocina en el jardín es todo un regalo para los amantes del arte culiario seas chef o catador y es que, contar con un sistema que te permita emplear otros métodos de combustión tales como la leña o el carbón, es un lujo. La realidad es que la comida tiene otro aire, un sabor a las recetas de antaño que difícilmente podremos alcanzar si no lo hacemos en una cocina rústica. 

Porque en homify nos encanta dar satisfacción a todos tus sentidos, en este libro de ideas te proponemos un recorrido por diez cocinas rústicas para el jardín que, a buen seguro, te pondrán la miel en los labios. Si estás pensando en colocar uno de estos sistemas en el exterior de tu hogar… ¡Ve abriendo boca!

1. Una parrilla de quita y pon

Jardines de invierno de estilo rústico de Fainzilber Arqts.
Fainzilber Arqts.

Sector de parrila

Fainzilber Arqts.

Más allá de las ventajas que, en materia culinaria, puede ofrecer una cocina rústica con parrilla integrada, hay quien no termina de sentirse del todo atraído por esta solución, entre otras cosas, por el componente estético. Es cierto que el uso de un asador en el jardín o la terraza puede hacer que, la zona en la que esté ubicado, adolezca de cierta negrura. No obstante, todo tiene solución.

Una cocina rústica para el jardín que disponga de una parrilla, barbacoa o asador de quita y pon o, lo que es lo mismo, que cuente con una puerta que permita esconderlos cuando no sean utilizados, te ayudará a mantener el aspecto impoluto de tu espacio exterior sin renunciar a las comodidades de este elemento.

2. Detalles de color

Puestos a decorar en estilo rústico, lo habitual es que, con independencia de la sala que vayamos a vestir con esta tendencia, la paleta de colores se centre en los tonos terra y naturales. Sin embargo, tanto en una cocina rústica exterior como en cualquier otra estancia, ,los pequeños detalles en colores llenos de vitalidad nunca están de más ya que, su introducción hace que los componentes más tradicionales del estilo se hagan notar destacando por encima del resto.

3. Un asador que gira a placer

Trasladar una cocina al exterior de la casa no tiene por qué suponer renunciar a las comodidades a las que estás acostumbrado. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que, en no pocas ocasiones, los espacios interiores nos limitan a la hora de decorar, ya sea por las dimensiones, la distribución o las necesidades concretas. No obstante, contar con una cocina al aire libre te permitirá, por ejemplo, disponer de un asador que, al más puro estilo de los galos de Astérix y Obélix, hará que te conviertas en maestro asador de carnes a la parrilla. 

Si estás pensando en una solución como esta, procura acoplarla en un diseño de terraza que permita una ventilación apropiada, con un buen extractor de humos y los laterales abiertos. Eso sí, para garantizarle una vida útil larga y frutífera, nada mejor que apostar por un diseño rústico como este de obra.

4. Zona de asador empotrada en la pared

¿Tu terraza no tiene unas dimensiones que permitan un despliegue desmesurado a la hora de instalar tu terraza rústica? La creatividad y el ingenio serán tus mejores aliados si los metros disponibles no ayudan a la instalación de una cocina exterior con todo lujo de detalles. Para no tener que sacrificar ni un solo rincón del espacio disponible instalar la zona de barbacoa, parrilla o asador empotrada en una pared puede ser una solución. 

Este diseño es un ejemplo perfecto de cómo los muros de tu terraza o jardín te ayudarán a contar con todos los elementos disponibles sin poner en peligro el resto de componentes del conjunto.

5. Diseño armonioso

El hecho de disponer de una cocina rústica en el jardín no es una cuestión baladí. No se trata únicamente de buscar la funcionalidad del espacio sino también su componente estético. Además de encontrar el equilibrio entre los materiales empleados, es necesario que apuestes por detalles y accesorios que hagan que la cocina funcione a la perfección en todas su vertientes. Si no tienes muy claro cómo hacerlo, lo mejor es que dejes el diseño de tu cocina en manos de profesionales y que sean ellos quienes arrojen algo de luz a su composición.

6. Lo rústico no está pasado de moda

Implementar el estilo rústico dista mucho de apostar por espacios anticuados o de otra época. Pese a la creencia popular de que se trata de una tendencia asociada con lo antiguo, la realidad es que es un estilo tradicional pero no por ello menos actual. Hacer de tu cocina exterior un espacio rústico no tiene por qué suponer renunciar a ciertas modernidades y, como una imagen vale más que mil palabras, solo has de fijarte en este ejemplo para ver a qué nos referimos: un espacio contemporáneo que evoca al pasado sin prescindir de las comodidades que aportan los nuevos tiempos.

7. Materiales con alma

Una cocina rústica para el jardín no es, ni más ni menos, que el reflejo de una cierta estética en un espacio práctico que puede aportarte momentos inolvidables. Confeccionar un lugar como este tiene mucho que ver con la elección de los materiales y es que serán ellos los que te permitan disfrutar de ciertos elementos con todas las garantías. Un horno de piedra, un asador de ladrillo, una barbacoa de obra… Son detalles casi imprescindibles para tu cocina rústica así que, si estás pensando en diseñar la tuya, no olvides elegir con tiento los materiales que les darán vida.

8. Un protagonista que viene y va

Jardines de estilo rural de NewLook Brasschaat Keukens
NewLook Brasschaat Keukens

WWOO Concrete Outdoor Kitchen

NewLook Brasschaat Keukens

Aunque resulta muy cómodo y práctico que tu cocina exterior esté cubierta, no siempre es posible. Tener una cocina al aire libre ofrece multitud de ventajas pero recuerda que, no tener un techo con el que protegerla, implica una serie de cuidados que has de tener presente para que funcione a la perfección. 

Una alternativa perfectamente válida es la instalación de una barbacoa portátil. Este tipo de cocinas te permitirá disfrutar de momentos gastronómicos al aire libre sin tener que preocuparte de colocar un techo. Eso sí, no olvide recogerla cuando el tiempo no acompañe.

Encuentra más ideas para dar con tu barbacoa ideal en nuestro libro de ideas: 7 tipos de barbacoas para jardines o terrazas.

9. Convoca al ladrillo

Cocinas de estilo moderno de Bessone Arquitectos
Bessone Arquitectos

Asador y mesada quincho

Bessone Arquitectos

Conseguir que tu cocina exterior tenga un aspecto rústico es, en buena medida, una cuestión de dar con los materiales adecuados. Ya hemos hecho referencia a la importancia de elegir con acierto aquellos que mejor se adaptan a este estilo decorativo pero, no está de más, recordar aquellos que pueden lograr acercarte a esta tendencia. El ladrillo, por ejemplo, será uno de tus mejores aliados y, dada su resistencia, una garantía de acierto para la durabilidad de este espacio en las mejores condiciones. 

No se trata de emplearlo en todos los rincones de la cocina de tu jardín, con disponer de él en lugares estratégicos conseguirás que lo rústico flote en el ambiente. 

10. Bienvenidos los elementos orgánicos

Uno de los rasgos definitorios del estilo rústico es su conexión con la naturaleza. Dicho esto, la presencia de elementos orgánicos en el diseño garantizará el aspecto rústico de tu cocina de jardín o terraza. Accesorios y complementos hechos con fibras y materiales naturales ayudarán a reforzar el carácter de este estilo en el espacio elegido de modo que no tengas miedo de incorporar pequeñas notas de personalidad a tu cocina. ¿Listo para disfrutar de ella?

¿Con cuál de todas estas cocinas rústicas con parrilla integrada te quedarías?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!