10 sobresalientes jardines de interior

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Por las dimensiones de la casa, o sobre todo si es un apartamento, en muchas ocasiones es muy difícil poder tener un jardín. Pero la necesidad de contar con un pequeño pulmón verde, sumado a la bonita presencia que dan las plantas, lleva a buscar soluciones como son los jardines interiores, pequeños remansos de vegetación decorados con estilo, que puede ser de estilo moderno, japonés, rústico o minimalista.

Veamos algunas opciones para que podamos disfrutar de la presencia de las plantas en el corazón de la casa.

Un bloque de luz

Del techo de hormigón, de forma sorprendente, surge un hueco que prologa a un cubículo vidriado, y en cuyo interior, en un suelo de grava se han colocado algunas plantas típicas del desierto, como diversos ejemplares de cactus.

La luz que viene del exterior se disemina por el ambiente, de gran amplitud, y se mezcla con la iluminación natural que llega del gran ventanal del costado.

El cubículo también permite subdividir esta gran estancia, y crear los canales de circulación para las personas.

El corazón verde

Este patio interior es un cuadrado rodeado de la estructura de la casa, cuyas paredes en realidad se convierten en ventanales que aprovechan la luz que llega desde este espacio.

El suelo se ha rellenado con grava, y en el centro, se ha colocado un sencillo juego de mesa y sillas. En tanto, diversos ejemplares de plantas de poca altura pero de presencia agradable brindan un elegante paisaje natural. Poder caminar por la casa, y estar permanentemente viendo estas plantas, es un espectáculo que no se puede dejar de lado.

Rincón zen

Otra muestra de un pequeño patio interior, rodeado de ventanales, pero esta vez, el estilo es el de un jardín japonés, con un caminito de piedrecillas en el que cruzan un par de piedras de laja. 

A ambos lados, se despliega una vegetación abigarrada, de musgos y arbustos pequeños, que aporta una cuota de equilibrio como es propio de este tipo de jardines, que busca una contemplación pacífica por parte de sus cuidadores.

Pequeño pulmón para la casa

En la ciudad de Terrassa, en Cataluña, los espacios de un bajo comercial dieron paso, tras un profundo proceso de remodelación, a un loft; con sus espacios amplios y su ausencia de divisiones.

Pero uno de los problemas era su escasa entrada de luz natural, limitada a la puerta de acceso y la ventana contigua. Para ello, el estudio Egue y Seta han calado la estructura del techo, en la que han colocado vidrios traslúcidos, que permiten un generoso paso de luz, y que se irradia al resto de los ambientes, separados por mamparas de vidrio.

En el centro de este rediseño se montó un pequeño jardín interior, con el suelo sembrado de cortezas de árbol, y en el que crecen diversos árboles de baja estatura. Y unos pequeños focos instalados en el piso dan una imagen mágica por la noche, con los árboles iluminados.

Camino de armonía

Bajo los conceptos del feng shui, la filosofía oriental que plantea una ocupación del espacio con parámetros de armonía y consciencia, se ha montado este particular jardín en un patio interior.

El lugar es una sucesión de plataformas escalonadas, dispuestas en forma de L, con el suelo impregnado por gravas y piedrecillas. Y una serie de arbustos, la mayoría podados en forma de cubo, van acompañando los pasos del caminante que transitan por el camino de lajas rectangulares.

Un espacio que destila paz, que no requiere de un gran cuidado, y que da una vida diferente a este ambiente.

Las plantas colgantes

En una casa de diseño vanguardista, se planteó cómo darle un poco de vida a la vivienda. Y la solución vino con este llamativo espacio, en forma de cubo de cristal.

Del techo proviene una buena dosis de luz natural, y se sumerge en diversas macetas de cerámica que cuelgan del techo, pero lo suficientemente altas para que no choquen con las cabezas. Un grupo de lámparas, con la cubierta de mismo material de las macetas, se confunden con las plantas, y brinda una cuota de luz artificial extra que aporta un interesante juego lumínico.

Al costado, unas macetas van bajando lentamente hasta casi tocar el suelo, donde entre piedrecillas amarillas se han montado unas lajas cuadradas dispuestas en una formación armónica.

Aprovechar cualquier espacio

Un problema crónico en las viviendas de las grandes ciudades de Japón es su falta de espacio. Son apartamentos mínimos, donde tener un balcón con plantas suena a utopía en muchos casos.

Para que los vecinos de este edificio puedan disfrutar de una mínima cuota de naturaleza, se han colgado una serie de macetas en disposición vertical, a lo largo de la pared. De a poco, las plantas van abandonando la maceta y descienden hacia el suelo, que con el correr de los años se convertirán en una llamativa cascada verde.

Rincón del feng shui

Otro ejemplo de la aplicación de la filosofía del feng shui en una vivienda. En este caso, se trata del patio de luces de una vivienda en San Sebastián de los Reyes, en las afueras de Madrid. 

Rodeada de vidrios, este pequeño jardín interior de inspiración asiática es visto desde todos los ángulos de la casa, tanto en los ambientes donde uno puede pasarse varias horas -como la cocina- como en las zonas de paso.

Siguiendo las líneas de espacio armónicas del feng shui, se ha combinado un piso de grava clara con tosca oscura rodeando la composición, integrada por rocas de mayor tamaño rodeadas de musgos y otras plantas de escaso tamaño. Y dando una cuota de tranquilidad y paz, la luz permanente de un farolillo de diseño oriental.

Plantas por doquier

Si eres un amante de las plantas, no hace falta llamar a un interiorista para que te prepare un diseño apto para convivir con ellas. Es suficiente con tener algunos estantes, un poco de espacio, y procurar que en el ambiente haya una entrada de luz natural permanente.

Así lo hicieron en este pequeño patio interior, rodeado de helechos, ficus, palmeras enanas y toda clase de plantas. Y para confirmar la pasión, se colocó un moderno juego de mesa con dos sillas de diseño vanguardista, que como no podía ser de otra manera, son de color… .verde.

Confianza profesional

Y cerramos con una interesante idea para un despacho profesional: un pequeño patio interior que permite el paso de luz entre las oficinas, y que también brinda una cuota de privacidad entre los ambientes.

En este patio de luces se han colocado grava clara, de la que sale un pequeño árbol, flanqueado por cuatro coníferas de baja altura. La vista, ya sea para los profesionales de las oficinas como para los visitantes, aporta tranquilidad, y también un cierto sentido de respeto y confianza, valores esenciales para cualquier empresa.

¿Te gustan las plantas? ¿Cómo plantearías tu jardín interior?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!