10 espectaculares casas de campo

Belén F. Escribano Belén F. Escribano
Loading admin actions …

La casa en el campo ha sido siempre patrimonio emocional de quien la tiene. una especie de construcción sagrada que resiste al paso del tiempo y perdura durante generaciones. Su estilo rústico ha sido siempre su característica más esencial y, sin embargo, hasta eso no ha podido resistirse a la llegada de las nuevas tendencias en diseño y arquitectura. Imponentes en medio de la nada u ocultas bajo una capa de árboles, estas casas son un sueño campestre. Aquí, una pequeña selección que puede inspirar para buscar la vivienda en el campo que más se adecue a vuestra personalidad.

El campo más moderno

He aquí la demostración de cómo tener una casa de campo también puede ser un ejemplo de estilo y diseño. Aún así, es muy importante tener en cuenta los materiales que vamos a emplear pues, dentro de que se trate de algo más vanguardista, deben ir acordes y en cierta armonía al entorno en el que se van a ubicar. Por ese mismo motivo, tanto los revestimientos de piedra como los de madera tienen gran protagonismo en toda la estructura. 

Tierra de nadie

Los terrenos con tendencia a ser más áridos complican la construcción de una vivienda en ellos, debido a que el entorno hace que todo tenga una apariencia mucho más monstruosa. Dentro de la complicación que ello conlleva, el estudio de arquitectura ABATON nos trae esta vivienda creada en su mayoría por material eco-friendly, y revestida en madera y cemento que parece quedar bien en cualquier parte. Y, quizás, eso sea lo mejor, puesto que se trata de una vivienda transportable en camión que podemos llevarnos con nosotros donde más nos guste.

La teja nunca muere

Como decíamos antes, las casas de campo siempre habían ido asociadas al concepto de lo rústico y, en cierta medida, viejo. Suelos de madera chirriante, techos a dos aguas cubiertos de teja y paredes de fría piedra hacen de estas casas carne de película de terror, pero también un entorno perfecto para pasar un fin de semana lejos del ajetreo de la ciudad. Como se ve en la imagen, en estos casos, cuanto más verde y natural estén los alrededores, mejor.

Estructuras de cuento

Al más puro estilo Heidi, esta casa de campo de origen y diseño alemán, puede encontrarse perfectamente a escasos metros de un restaurante pero parece ubicada en mitad de las montañas. Su aspecto recuerda a algunas de las casas narradas en los cuentos de los Hermanos Grimm -como la de Hansel y Gretel-. Además, los parterres que la rodean cubiertos de hortensias, le dan un aspecto mágico que la convierte en una especie de cuento vivo.

Sabor a Toscana

Van Gogh hizo de los cipreses seguramente uno de los árboles más famosos del mundo gracias a su 'Noche Estrellada', y lo que en principio era un habitual de los cementerios, con el tiempo fue adquiriendo mayor significación fuera de ellos. Este tipo de decoración silvestre, como la que vemos en la imagen, va muy asociada además a la toscana italiana, pizza y horno de piedra incluidos. Y precisamente la piedra es la que caracteriza a esta casa que nos muestre una forma de entender las casas de campo a medio camino entre lo rural y lo actual.

Tarzán se muda al campo

Si los niños perdidos de Hook podían tener una, tú no tienes por qué ser menos. El mítico sueño infantil de la casa en el árbol se eleva a un nivel superior con esta casa que juega a camuflarse entre los árboles. Es, quizás, la forma más literal de mimetizar casa y entorno formando un conjunto que bien podría albergar personajes en su interior tales como Peter Pan, Robin Hood o el mismísimo Tarzán.

Aires sureños

Un toque más ranchero es lo que caracteriza a esta vivienda de grandes dimensiones con un estilo que nos hemos hartado de ver en películas sureñas, pero que siempre resulta efectivo. Es el perfecto ejemplo del concepto de finca llevado a cabo con un diseño propio de una cabaña en el bosque. Solo que, en este caso, la cabaña ha evolucionado a unas dimensiones espectaculares. Además, como se puede ver en la imagen, los grandes ventanales colocados por toda la casa le dan un toque muy diferente no sólo por conectar interior y exterior, sino también por el efecto espejo que crean con la luz y que dota a la casa de mucha personalidad.

El equilibrio perfecto

Conservando algunos muros de la vivienda original – todos ellos de mampostería- este proyecto buscaba criticar todo lo que conlleva la construcción de una vivienda nueva, con ciertos elementos de la antigua. El resultado es tan moderno como sencillo, conservando los valores de la arquitectura tradicional, pero interpretados con un lenguaje muy actual.

El último grito

Esta casa es fruto del nexo entre dos estilos muy diferentes entre sí. Una antigua casa de campo a la que se le une una ampliación a través de una reforma que incluye un módulo rectangular de estética muy vanguardista. 

Destaca su fachada con dibujos que contrastan con la estética de la vivienda original pero que, sin embargo, no llegan a chocar con la misma y no desentonan. Un maravilloso ejercicio de cómo se pueden combinar estilos y tiempos logrando la dualidad perfecta.

Ocultos en el bosque

En definitiva, hablamos de casas que siempre llevan consigo un cierto halo de cuento por encontrarse ubicadas en espacios donde el urbanismo apenas tiene cabida. Dentro de la variedad de opciones que pueden existir, tanto los materiales escogidos como la estructura, deben buscar que la naturaleza sea parte de nuestra casa y no una antípoda del diseño. Si tenemos en cuenta estos preceptos, lograremos que nuestra casa de campo sea una estructura llena de magia.

El sueño de una casa en el campo puede ser más real de lo que pensamos
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!