Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Mezcla INSUPERABLE entre lo antiguo y lo moderno

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

La restauración de esta casa de 1923 es asombrosa. Es la mezcla perfecta entre antigüedad y modernidad. El proyecto perfecto en el que los elementos del pasado se combinan con piezas actuales dotando al espacio de todas las comodidades necesarias para la vida actual. Y por si esto fuera poco, a esto se le añade una complicación más: el proyecto es la casa del propio arquitecto. Con todas las exigencias que ello conlleva.

Entremos por el patio de esta vivienda de 452 metros cuadrados ubicada en Estoril, Portugal y diseñada por su propio inquilino, el arquitecto Ricardo Moreno.

La imagen exterior

Desde aquí vemos la fachada principal de la antigua construcción de principios del siglo pasado. Uno de los pocos elementos que se mantuvieron de la estructura original, junto con el resto de muros exteriores de ladrillo. Pero, aunque podríamos pensar que toda la casa se desarrolla detrás de esas paredes, realmente no es así. Ya que la vivienda no se encuentra únicamente en su interior.

Entremos en el patio

Al entrar en el patio, nuestra percepción de la casa cambia completamente. La intervención ha consistido, no solo en restaurar los muros y adaptar los interiores, sino también en añadir algunos volúmenes exteriores que han ido conectando varias piezas, como la caja lateral de madera que sirve de transición desde el exterior hasta el patio. Desde aquí podemos ver el gran hueco de la fachada, uno de los accesos al interior de la vivienda a través de la cocina.

Una maravillosa piscina

¿No os parece espectacular? La imagen del patio no sería la misma sin el agua turquesa de la piscina. Y por supuesto, sin la buganvilla que cubre casi por completo la medianera. La combinación de estilos, como vemos en los nuevos volúmenes de lamas de madera y la antigua construcción, es una constante en todo el proyecto, que ha buscado reconocer e identificar la historia del lugar y mezclarla con la contemporaneidad.

¡Más piscinas espectaculares en este enlace!

En el interior

El volumen cúbico de madera ubicado en el centro del espacio es el que va a distribuir todo. Se inserta como una pieza grande y robusta, que llama la atención dentro del espacio abierto de la planta baja. Aquí vamos a encontrar la cocina, el salón, el comedor y el resto de lugares comunes. Mientras que las áreas privadas se ubican en la primera planta.

Cocina-comedor

La cocina es una gran isla. Un bloque que sigue la dirección del espacio común y se dispone longitudinalmente y paralela a la pieza de madera, que ha su vez se convierte en nicho para albergar el comedor. La mezcla de materiales y de colores entre el blanco y el marrón es una combinación presente en toda la vivienda. A veces el blanco aparecerá junto con la madera de los nuevos elementos, y a veces, junto a los antiguos muros de ladrillo.

Salón-comedor

La zona común es un gran espacio diáfano, que da la impresión de ser un gran pasillo, puesto que nuestra vista nos alcanza a ver hasta el fondo de la vivienda. Sin embargo, la distribución de muebles en pequeños grupos consigue que el espacio esté organizado y no se la sensación de vacío. El salón lo conforma un sofá enorme en forma de U, de color blanco y justo detrás, una bonita mesa de madera hace las veces de comedor. Un segundo comedor para reuniones un poco más grandes.

¡Si os gusta el estilo industrial de este comedor, no dejéis de echar un vistazo a este enlace!

Pequeños rincones

De camino a la planta alta nos encontramos con esta sorpresa. Un rincón muy acogedor en el que vemos la bonita fusión entre los muros heredados y la combinación de distintos tipos de madera que aparecen en la vivienda, tanto en el techo, como en el pavimento y en los nuevos volúmenes. La decoración se ha elegido de forma muy cuidada para mantener cierto toque romántico, pero el blanco es el que se encarga de romper un exceso de melancolía. Aquí, este color, aparece en forma de escalera.

El dormitorio principal

Para terminar os traemos la imagen de uno de los dormitorios, donde la combinación de distintos tipos de maderas junto con el ladrillo es lo más característico. La mesita de noche, también de madera pero de color amarillo, y el cuadro que cuelga sobre la cama, aportan un suave toque de color.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!