Trucos para crear un perfecto espacio de meditación en casa

Trucos para crear un perfecto espacio de meditación en casa

Trucos para crear un perfecto espacio de meditación en casa

Irene M. Tutor Irene M. Tutor
Google+
Loading admin actions …

La meditación es una disciplina a través de la cual entrenamos nuestra mente para llegar a un estado de paz interior en el que nos hacemos más conscientes de nuestro cuerpo. Pero llegar a este punto no es tan sencillo, requiere práctica, disciplina y, lo que es más importante, un espacio adecuado en el que desarrollar esta actividad. 

Crear un espacio idóneo para la meditación no es tan complicado, simplemente necesitarás unos detalles que ayuden a crear esa atmósfera tan mágica y especial. Sin embargo, contar con un espacio o habitación en nuestra vivienda para practicar la meditación si que puede llegar a convertirse en todo un auténtico reto. 

El devenir del día a día y el trasiego constante que sufre nuestro hogar puede ser uno de los mayores inconvenientes a la hora de crear un espacio de meditación. Sin embargo, desde homify queremos facilitarte lo máximo posible esta tarea. Por eso te traemos diez útiles consejos para crear un espacio de meditación que consiga abstraerte de todo lo demás. No necesitamos demasiado, velas, luz tenue, un asiento cómodo, algunos detalles decorativos y… ¡voila!

Colores claros

En primer lugar, una de las claves de los espacios de meditación es el uso de colores cálidos que creen una atmósfera acogedora y tranquila. Para ayudarnos con esto, apostar por un color claro y uniforme puede ser de gran ayuda.

Los colores que nos rodean influyen indirectamente en el estado de nuestras emociones, mientras los colores llamativos tienden a alterarnos, los tonos claros nos relajan, de ahí que sea tan importante el color de las paredes de nuestro espacio de meditación. Apuesta por un solo color, en una gama clara y cálida.

Un jardín zen

Estos pequeños jardines eran utilizados como forma de meditación por los monjes Zen japoneses, ya que fomentan la serenidad y la paz interior. También conocidos como jardines secos, estos espacios son generalmente de tamaño reducido e incorporan elementos como arena, piedra o tierra, ya que su belleza se basa en el minimalismo y la simbología.

Un jardín zen de pequeñas dimensiones puede resultar una perfecta adquisición para levar a cabo la meditación, especialmente si incluye algún elemento de agua, ya que su sonido contribuirá a la relajación.

Algo de espacio

Otro de los aspectos básicos a la hora de configurar nuestro sala de meditación es contar con un espacio al margen del devenir de nuestra casa. Sabemos que esto puede llegar a convertirse en una misión imposible, especialmente en las casas pequeñas o apartamentos donde las zonas comunes siempre están ocupadas. 

Contar con una sala vacía de muebles y distracciones es lo mejor para disfrutar de un momento de meditación y desconexión, sin embargo, con diseñar un pequeño rincón para ti puede bastar. Eso sí, !nada de distracciónes!

Velas aromáticas

Las velas son un elemento imprescindible para ayudarnos en la ambientación de nuestro espacio. Ya no solo por el ambiente que crean gracias a la tenue luz de la llama, sino que recurriendo a velas aromáticas todos nuestros sentidos se verán involucrados en el proceso de relajación. 

Anímate a crear un pequeño altar lleno de velas y descubre su poder como bálsamo anti-estrés. Los mejores aromas para relajarte son la lavanda, el jazmín o La posición más habitual para llevar a aazahar.

Alfombra mullida

La posición más habitual para realizar una correcta meditación es estando sentado en el suelo con las piernas cruzadas, aunque existen distintas variaciones. Lo importante es adoptar una postura que permita a la energía fluir por nuestro cuerpo, de ahí que la meditación se practique en el suelo o, en su defecto sobre algún cojín o esterilla que nos faciliten encontrar esa figura.

Por eso es importante acondicionar el suelo de nuestro espacio para que, especialmente en los meses de frío, se mantenga cálido y para ello la mejor solución es colocar una alfombra de tacto agradable. Este modelo de Sarmatia Trading combina a la perfección gracias a su diseño de aire oriental.

Luz tenue

Para crear el ambiente idóneo en la meditación, la luz va a jugar un papel clave. Es importante contar con una luz tenue que evite las distracciones y nos ayude a centrarnos en nosotros mismos y en nuestro entorno más cercano.

La alternativa ideal es la que nos proporciona la luz natural, sin embargo, también podemos optar por pequeñas lámparas o faroles que nos proporcionen esa luz suave y sugerente que con lleve a encontrar la desconexión. Este fantástico diseño de Ebra Natura está especialmente concebida para crear un entorno idóneo para el descanso.

Un extra de comodidad

Aunque los más puristas se echen las manos a la cabeza con nuestra siguiente propuesta, uno de los aspectos fundamentales para encontrar el equilibrio en la meditación es encontrarnos cómodos. Si acabas de introducirte en este mundo y no terminas de encontrar tu postura, incluir un puf blando o un cojín grande puede ayudarte a encontrar la paz que necesitas y la libertad de movimiento. 

Ambienta la sala

Tu cajón vintage shop nos trae unos complementos muy versátiles para confeccionar nuestro espacio de meditación en casa. Es importante contribuir a la ambientación con los pequeños detalles, por eso incluir alguno de estos preciosos cojines kilim originales puede ser de gran ayuda.

El kilim consiste en un composición cromática con una gran influencia étnica con varios siglos de historia. El resultado son composiciones muy exóticas de estilo oriental.

Juega con los espejos

Otro de los consejos que que ofrecemos para crear ese espacio orientado a la meditación es que incluyas espejos. Desde homify, consideramos que el espejo es uno de los elementos claves en al decoración de un hogar ya que crean perspectiva, sensación de amplitud, y reflejan la luz para crear un efecto de luminosidad. 

Dentro de un espacio de meditación no solo pueden ayudarnos a crear ese ambiente mágico jugando con las luces de las velas, sino que además pueden suponer un gran aliado a la hora de centrarnos en nuestra postura y el ritmo de nuestra respiración. 

Pequeños detalles

Por último pero no menos importante… . incluir elementos decorativos con referencias orientales contribuirá a crear un atmósfera perfecta que nos ayude a desconectar de nuestra rutina diaria y nos transporte a otro lugar. Desde buddhas, hasta elementos florales, pasando por piedras o cristales, las combinaciones son infinitas. 

Amplía tu abanico de posibilidades con estos diseños ornamentales de estilo oriental.

¿Te animas a crear tu propio espacio de meditación?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!