Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Amenizar nuestras esperas: salas de espera de decoración exclusiva

Pedro Munoz Pedro Munoz
Google+
Loading admin actions …

Las salas de espera pueden convertirse en lugares tediosos que, desgraciadamente, no nos queda a veces remedio que frecuentar. Por eso, el cliente o paciente (dependiendo del lugar del que se trate) agradecerá si le hace la espera más amena y especial. 

Algunos ya se han percatado de esa necesidad inexpresa del público general y han decidido tomar cartas en el asunto. Es el caso de una clínica de ortopedia en Alemania, que ha decidido hacer más llevadero el trago de sus pacientes y regalarles una espera que los envolverá en unas vibraciones naturales y salvajes. Presten atención y cojan ideas: cambiemos así la naturaleza del concepto de espera. 

Esperar de otra manera

Esta sala nos permite esperar de otra manera. Reformula así el concepto de la espera para hacer de un momento plúmbeo un rato impregnado de frescura y dinamismo. Nos sentaremos a esperar rodeados de la frondosidad de los árboles, acompañados de rocas y troncos que parecen salirse de la escena para cobrar vida propia. La sala se dispone de manera que todos los asistentes se sitúen en un mismo plano viéndose las caras. Se crea así un ambiente armónico con un toque salvaje que rompe los tradicionalismos de las clínicas de ortopedia. 

Nuevos ambientes desde la recepción

Ya desde nuestros primeros trámites en esta clínica podremos disfrutar del ambiente primitivo que se recrea. La recepción, construida en piedra, protagoniza un diálogo armónico con el resto de la sala. Llegaremos a registrarnos en la clínica embriagados por un ambiente que nos impresiona y sobrecoge. Será, desde luego, una espera diferente. 

Envolverse en un mundo natural

Si no fuera por la pequeña ventana del fondo, jamás adivinaríamos que estamos en una clínica médica. El ambiente natural que recrea la sala está tan bien conseguido que perdemos la noción de dónde nos encontramos. Nos sentaremos junto a los troncos de los árboles que sobresalen de la escena y estaremos custodiados por tres piedras apiladas que parecen llegadas del pleno bosque. Una forma natural de hacer divertida nuestra espera. 

Irse con otra sensación

Cuando abandonemos la clínica, ésta habrá conseguido su objetivo. Saldremos de ella con una sensación diferente de la que siempre experimentamos en las clínicas tradicionales. Esta vez, la visita al médico podrá haber sido desagradable o no; lo que será seguro es que la impresión que nos causa será lo primero que contemos a los demás tras nuestra visita al médico. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!