Jardines de estilo moderno de Terra

13 ideas fáciles para decorar con piedra tu jardín

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Quien más y quien menos ha soñado alguna vez con tener un bonito jardín, un espacio verde en el hogar que nos permita disfrutar de momentos de relax al aire libre, alejados el mundanal ruido, las preocupaciones, el estrés propio del trabajo y, en definitiva, del devenir de la rutina diaria. 

Contar con un espacio así requiere de cierta paciencia y dedicación ya que, para que luzca un aspecto perfecto y nos reporte todo tipo de satisfacciones, no podremos descuidar su conservación. No obstante, existen ciertas alternativas a los tradicionales espacios verdes llenos de plantas y césped que pueden facilitarte la tarea. Los jardines de piedra son una de ellas, una opción de lo más recomendable para aquellos que no quieren renunciar a disfrutar de su pequeño oasis al aire libre, pero no están dispuestos a encadenarse a complicados cuidados para mantenerlo perfecto. 

En este libro de ideas recopilamos para ti 13 diseños de jardines de piedra que, a buen seguro, te llenarán de inspiración si estás pensando en poner a punto tu jardín. ¡Prepara las herramientas y a sembrar para recolectar!

1. Diseño desértico en casa minimalista

Al margen de lo sencillo de su mantenimiento, los jardines de piedra resultan ideales por otros motivos. Uno de los que más seduce es el hecho de no tener que contar con un espacio específico, con características especiales, ni preparar previamente la zona en la que tengas pensado ubicarlo.

Basta con que selecciones el área que ocupará tu jardín de piedra y dispongas las plantas que estimes oportuno. Si además tienes en cuenta las variedades cromáticas de modo que combinen, mejor que mejor.

2. Relax

Jardines de estilo moderno de Terra
Terra

Jardin Principal

Terra

No siempre el equilibrio resulta la opción más acertada y, si no, mira lo ideal que resulta la combinación de elementos, con cierto toque de eclecticismo, en este jardín. Los distintos tipos de piedra confieren a este espacio verde un aspecto singular con una base de grava, piedra que dibuja el camino y roca que se hace fuerte en el conjunto de una decoración a la que no faltan los toques verdes en forma de plantas silvestres. 

3. Piedras blancas para recibir a los visitantes

Pulcritud y conexión total con el tu lado más natural es lo que te aportará un jardín de piedra como el que vemos aquí. La elección de piedras blancas aporta ese toque de elegancia y pureza propio de los espacios minimalistas que, en contraposición a la paleta de verdes de las plantas, genera un espacio único, una tarjeta de presentación espectacular para colocar a la entrada de casa. 

4. Un jardín en dos dimensiones

Tener un jardín de piedra no implica, ni mucho menos, tener que renunciar a un jardín más tradicional. Una simbiosis ideada por estos profesionales del diseño de paisajes dará respuesta a ambas inquietudes ya que, por un lado, ofrece el encanto de un jardín de piedra a base de componentes de río combinados con un mobiliario de estilo ecléctico y una iluminación de lo más romántica; y por otro, podremos disfrutar de las maravillas de la naturaleza en forma de jardín vertical.

5. Jardín interior

Entre las bondades que nos quedan por descubrir de los jardines de piedra, cabe destacar que se trata de una solución bastante limpia, esto es, no generan barro, ni necesitan de un riego tradicional por lo que puedes trasladarlos al interior de tu vivienda con todas las garantías.

El hueco bajo la escalera, un pasillo demasiado largo o ese rincón sin aprovechar pueden convertirse en escenarios de este recurso decorativo. Eso sí, si te decides a ubicarlo en el interior de tu hogar lo mejor es que utilices piedras blancas o de río que le añadirán un toque de elegancia a la composición. 

6. Con estanque

Las posibilidades en materia de jardines de piedra son tan amplias y variadas como el gusto particular de cada usuario. Tanto es así que es posible crear composiciones espectaculares, sencillamente, combinando distintos tipos de piedra con colores diferentes o mezclando estas con otro tipo de materiales como la madera o el metal. 

Otra opción es introducir elementos que rompan la hegemonía de las piedras. En ese caso se ha optado por un estanque aunque también puedes dividir los espacios o generar contrastes introduciendo césped artificial u otros componentes que no requieran de demasiado mantenimiento.

7. Un completo

Para quienes busquen darle un aire original a su jardín, independientemente del espacio a ocupar, optar por la introducción de piedra en el diseño del mismo es más que recomendable. Sustituir el tradicional césped por grava te proporcionará un cambio de imagen radical para tu jardín aunque no conlleva, necesariamente, que tengas que renunciar a otro tipo de elementos. De hecho, puedes mantenerlos e incorporar, por ejemplo, caminos en madera que atraviesen el jardín (la piedra es menos amable a la hora de pasear) y todo tipo de macetas, plantas, mobiliario…

8. Área de descanso

Si Mahoma no va a la montaña, la montaña viene a Mahoma, o al menos, eso dice la sabiduría popular. Esto es poco más o menos, lo que te proponemos aquí y es que, si tienes un espacio infrautilizado en el hogar ¿por qué no convertirlo en un jardín de piedra? Solo necesitarás piedra, algo de mobiliario, unas pocas plantas  y un montón de ganas de relajarte y disfrutar de tu nuevo jardín. ¿No te parece coqueto este diseño?

9. Jardineras de madera

Jardines de estilo escandinavo de Palletideas
Palletideas

Donice ze skrzynek na jabłka

Palletideas

 Una alternativa a la creación de un jardín de piedra, propiamente dicho, es la introducción de esta idea en pequeño formato o, lo que es lo mismo, crear tu particular versión de un jardín de piedra en unas jardineras originales. Si eres de los que no se amilana ante nada ¿aceptas el reto de ponerte manos a la obra y crear tu jardín de piedra en una jardinera Do it yourself (DIY)?

10. Todo en uno

El tamaño es relativo y, si no, mira como en un espacio de reducidas dimensiones nuestros expertos han conseguido crear un jardín de piedra con todo lujo de detalles. Plantas, elementos de agua y piedra, muchas piedras, dan vida a este espacio verde que invita a ser contemplado. 

11. En tonos marrones

La paleta de colores marrones suele ser sinónimo de calma y relajación. Ya sea por su evocación de la naturaleza o pura sugestión, lo cierto es que espacios decorados en estos tonos ofrecen una sensación de calidez inconfundible. En este caso, la combinación no podía ser más acertada: la piedra en tonos marrones da una sensación de ligereza que, junto a la madera en muebles y complementos decorativos, confieren a este jardín de piedra un encanto natural.

12. Un jardín de piedra en miniatura

¿No te sobra ni un centímetro para crear tu jardín de piedra? Tranquilo, tenemos la solución para que no tengas que renunciar a él. Elige unas macetas originales y dispón en ellas las piedras y plantas que más te gusten. ¡Podrás llevarte tu jardín de piedra en miniatura allá donde vayas!

13. Minimalista

¿Fan incondicional de la máxima menos es más? Tu jardín de piedra ideal es de corte minimaista como este. Solo necesitas un espacio que invite a la relajación y, para conseguirlo, una buena base de piedra y apenas un par de árboles serán suficientes. Tanto si tienes poco espacio como si quieres ubicar el jardín en el interior esta es una de las mejores alternativas a tu alcance. 

Si quieres conocer más ideas sobre el diseño de tu zona verde, no te pierdas: 8 diseños de jardines diferentes.

¿Con cuál de todos estos jardines de piedra te sientes más identificado?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!